Martes, 31 de marzo de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Marcos Iglesias espera que en 2022 pueda comenzar la ejecución sobre el terreno de Las Viñas II

Tras mantener el miércoles una reunión en Valladolid, asegura que la Junta tiene “voluntad” de hacerlo, aunque sea más pequeño de lo previsto

El alcalde de Ciudad Rodrigo Marcos Iglesias, acompañado de varios técnicos municipales, mantuvo una reunión en la tarde del miércoles en la sede de la Consejería de Economía y Hacienda en Valladolid para tratar de nuevo el proyecto del Polígono Industrial Las Viñas II. Según expresó en declaraciones a los medios de comunicación a última hora de la mañana del jueves, esa reunión le ha dejado “buenas sensaciones”, expresando que “el mensaje es que tira para adelante”.

Tras haber mantenido hace un tiempo una reunión más “política” con el consejero del área, Carlos Javier Fernández Carriedo, en la que ya hubo “buenas sensaciones y disponibilidad”, esta segunda reunión, encabezada por parte de la Consejería por el viceconsejero de Economía y Competitividad, Carlos Martín Tobalina, tenía como finalidad “pulir detalles técnicos, porque la voluntad política existe”, según asegura Marcos Iglesias.

Sin embargo, hay “cuestiones técnicas” que hacen que “haga falta tiempo” para que el proyecto eche a andar sobre el terreno, como la escombrera ilegal que se ha ido creando en el lugar. Como primera medida, la Consejería de Medio Ambiente va a llevar a cabo en los próximos meses un primer desescombro ya que previsiblemente la Vuelta Ciclista a España entrará en Ciudad Rodrigo por esa zona y “no es la mejor imagen tener una escombrera ahí”. En todo caso, será un desescombro bastante ‘superficial’, quedando para más adelante uno “con toda la profundidad que se requiere”.

Otro problema es el propio proyecto del Polígono. Según Marcos Iglesias, el proyecto inicial que había es “inviable”, porque planteaba por ejemplo la construcción de un nuevo depósito de aguas para toda la ciudad en el Teso de María de la O que costaría 1,6 millones de euros, un coste inasumible en estos momentos. Ese depósito se va a sustituir por uno más pequeño específico para el propio Polígono, dentro de la “reformulación” de todo el proyecto.

Una vez ya se tenga “actualizado”, con todas las modificaciones urbanísticas pertinentes (incluido en el Pleno del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo) será turno de sacarlo a licitación, con los correspondientes plazos administrativos, que son “lentos”. Todo este proceso se demorará fácilmente “año y medio-dos años”, con lo cual todavía tardarán bastante en arrancar los trabajos de ejecución sobre el terreno del proyecto reformulado.

Aunque es difícil dar plazos, “veremos algo esperemos en 2022, lo que es buena noticia, porque la escombrera es un tema serio”. De este modo, no habrá partidas de ejecución en el Presupuesto de la Junta “como mínimo” hasta ese ejercicio, aunque “el compromiso es que en 2020 empiecen los trámites administrativos”. Se ejecute con esta Corporación o con la siguiente, el alcalde señala que “si se cumple la intención, es buena noticia para Ciudad Rodrigo”.

Durante estas declaraciones a los medios de comunicación, Marcos Iglesias subrayó que la “prioridad absoluta” del Consistorio es que “haya suelo industrial en Ciudad Rodrigo”, y que existe el “apoyo absoluto” del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que como recordó el propio alcalde, se comprometió en las elecciones a hacer el Polígono, “y lo está promoviendo porque es consciente de la necesidad” de suelo industrial.