Viernes, 14 de agosto de 2020

La reacción

315

A ratos la tele es divertida. Sobre todo, cuando ves a los contertulios apocalípticos anunciar las diez plagas cayendo en picado sobre las cabezas de los españoles. Entonces piensas lo mediocres que son y cuánto nos perdemos porque no se dedican ala literatura fantástica y de ficción, porque sus argumentos sobrepasan los del más destacado literato.

A ratos la tele es divertida. En especial, cuando ves a esa rancia derecha, que nunca ha renunciado al pasado, amenazando con regresar a ese tiempo en el que se sienten tan cómodos, tan bien acompañados. Entonces te das cuenta de que los años tienen diferente medida según quién habla de ellos.

A veces la tele es divertida. El mejor momento, es cuando la apagas cansado de tanto mediocre como aparece en las tertulias.