Miércoles, 19 de febrero de 2020

El testimonio directo de las víctimas del terrorismo llega a escolares salmantinos

El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, ha participado esta mañana en la primera actividad del año 2020 en el Colegio San Juan Bosco

Presentación del programa ‘Testimonio Directo de las Víctimas del Terrorismo en centros docentes’ en el colegio San Juan Bosco. Foto de Lydia González

El Colegio San Juan Bosco ha acogido la primera jornada del proyecto 'Testimonio directo de las Víctimas del Terrorismo en centros docentes' en la que ha intervenido el comandante Juan José Aliste, para explicar su experiencia a los escolares. A este encuentro también acudían el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, y el delegado de la Junta, Eloy Ruiz.

La Consejería de la Presidencia desarrolla el programa ‘Testimonio Directo de las Víctimas del Terrorismo en centros docentes’, para lo que cuenta con la colaboración de la Consejería de Educación y del Ministerio del Interior. Esta actividad, que viene organizándose en toda la Comunidad desde el curso 2017/2018, ha tenido una participación de 1.700 alumnos de 31 centros docentes de las provincias de Burgos, Salamanca y Valladolid.

Tras una calificación excelente de la actividad, y considerada una experiencia altamente enriquecedora, se extiende al curso 2019/2020 ofreciéndose en todas las provincias de Castilla y León y con la participación total de 46 centros. El proyecto se enmarca en el currículo básico de la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato y tiene como finalidad contribuir al desarrollo de la competencia global y ciudadana en una sociedad democrática y a la prevención de radicalismos violentos a través del conocimiento del terrorismo en España y sus consecuencias.

Como comprometió el consejero al inicio de la legislatura, la Consejería de la Presidencia se marca como objetivo consolidar la acción pública en pro del bienestar de las víctimas de la Comunidad, una meta que tiene entre sus acciones este programa que acerca el testimonio de las víctimas a los jóvenes. “Trabajar este tema en el currículo educativo es fundamental para la formación en la defensa de los derechos humanos, los derechos contenidos en la Constitución y el Estatuto de Autonomía y los valores democráticos como verdadero instrumento de la lucha contra el terrorismo”, aseguró Ibáñez.

La actividad, de una hora de duración, consta de una charla ofrecida por víctimas del terrorismo y del posterior diálogo con los alumnos. El programa está dirigido fundamentalmente a los alumnos de 4º de ESO y 2º de Bachillerato y se vincula con las asignaturas de Geografía e Historia e Historia, respectivamente, en cuyos currículos están incluidos el estudio del terrorismo en España.

Fotos de Lydia González