Domingo, 29 de marzo de 2020
Béjar al día

Acuerdo entre el Ayuntamiento y Francisco Montero para utilizar la parte oriental de La Covatilla

El acuerdo se firmará por seis años a cambio de 24 forfaits de temporada para los propietarios de El Tremedal y 10.000 euros anuales a partir del segundo año

Plano de pistas de la Estación de Esquí La Covatilla

Con el inicio del Puente de la Constitución se abre el centro turístico de montaña Sierra de Béjar-La Covatilla, con 25 trabajadores en los servicios de restaurante, cafetería, tienda, atención al visitante y el alquiler de equipos y reparación para ofrecer la posibilidad de hacer rutas con raquetas. Sin embargo las pistas de esquí no estarán en funcionamiento por falta de nieve.

La carretera de acceso ya se encuentra abierta y en buenas condiciones para acceder a la estación y a los servicios que a partir de mañana, día seis de diciembre, se mantendrán abiertos durante toda la temporada, con independencia de que el telesillas o las pistas se puedan utilizar.

Según información facilitada por el Ayuntamiento de Béjar, ayer finalizó la prueba de carga del telesillas poniéndose fin a la Gran Revisión V7 que estaba haciéndose poco a poco desde 2014 por un acuerdo con la Junta de Castilla y León, que había permitido hacerla por fases. A partir de ahora será Javier Toquero, como responsable de la Dirección General de Transportes, el que marcará cuando deberá realizarse la próxima Gran Revisión.

La alcaldesa, Elena Martín, ha avanzado las condiciones del acuerdo al que ha llegado con la comunidad de propietarios de la finca de El Tremedal para poder utilizar las pistas orientales de la estación, afectadas por la parcela en litigio por las lindes. Con este acuerdo al que se ha llegado a través del presidente de la comunidad de propietarios, Francisco Montero, la estación podrá disponer del uso de esta parcela durante seis años y volver a tener el dominio esquiable de 2014, a cambio los dos primeros años el Ayuntamiento de Béjar no pagará más contraprestación que un forfait de temporada y nominativo para cada uno de los 24 propietarios y durante los cuatro años siguientes, además de estos 24 forfaits, abonará anualmente la cantidad de 10.000 euros en concepto de alquiler, lejos de los 40.000 euros anuales que Montero pedía al anterior equipo de Gobierno.

Aunque este acuerdo está por formalizar, recoge también que Béjar se reserva el derecho a romperlo en cualquier momento si alguna condición cambiase en la explotación de la estación y en caso de que el Instituto Geográfico Nacional delimitara las lindes, dando razón al consistorio en que esos terrenos son propiedad del Ayuntamiento de Béjar. La Alcaldesa ha asegurado que se seguirá avanzado en este deslinde tratando de llegar a otro acuerdo con el Ayuntamiento de Navacarros que es el que tiene que solicitarlo.

La pilona que los propietarios de El Tremedal tiraron la pasada temporada, no se va a mover de donde quedó colocada tras el incidente, pero se gana dominio esquiable en las pistas naturales que dan vistas a Gredos, con pendientes suaves que pueden ser transitadas por esquiadores sin necesidad de ser grandes expertos, como son La Muchachina, Cimeras y la pista natural que las une, con lo que queda habilitada toda la zona oriental de la estación y la pista más larga de todas con dos kilómetros esquiables.

En cuanto a los cañones de nieve, el director técnico de la estación de esquí Sierra de Béjar, José Antonio White, ha manifestado que se ha tratado de poner en valor esta instalación con un aporte económico importante, pidiendo las piezas a Italia, una vez que el proceso administrativo ha terminado. Algunas de las piezas ya han llegado  aunque hoy mismo ha terminado este proceso para que las que quedan lleguen en los próximos días y se pueda poner en marcha la innivación artificial la próxima vez que se den las condiciones adecuadas de frío y humedad. Ha reconocido que ha habido dos ventanas en las que podría haberse producido nieve, si los cañones hubieran estado en condiciones, pero ha sñalado que se encontraban en tan mal estado que podían haber resultado peligrosos para los trabajadores, ha añadido que ahora además se van a optimizar para que la nieve que se produzca sea de mayor calidad y con menos consumo.

Se encuentran en funcionamiento dos máquinas pisanieves que se han reparado, pero se ha optado por hacer las mínimas inversiones en ellas, arreglando sólo las averías que se vayan produciendo pero sin grandes inversiones, al tratarse de maquinaria vieja, en espera de que llegue la nueva que se ha adquirido.

La Alcaldesa ha manifestado que el tema del marketing y la comercialización de forfaits es lo que va más retrasado, debido a que han tenido que dar prioridad a la apertura de la estación, pero está en concurso una plaza de técnico de marketing e información al cliente para la estación. De momento no se van a vender este año en los establecimientos hosteleros y será el año que viene cuando se abordarán estos capítulos de comercialización en profundidad.

Con el programa Covatilla 12 que comienza mañana se tiene previsto que la apertura de la estación Sierra de Béjar tenga una continuidad con actividades paralelas al deporte del esquí, para que los usuarios cuenten con otras opciones durante la temporada que se prolonguen en primavera, como los paseos en telesillas y la posibilidad de utilizar la cafetería de la terraza alta de la estación aunque no se suba a practicar el deporte blanco.