Jueves, 12 de diciembre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

El proceso de licitación de la limpieza viaria, en vías de paralización por el recurso de una empresa

Todo apunta a que el proceso tendrá que retrotraerse al momento de elaboración de los pliegos

El próximo martes debía finalizar el plazo de presentación de ofertas para optar al nuevo contrato de gestión del servicio de limpieza viaria de Ciudad Rodrigo, a lo que seguiría la apertura de los distintos sobres de las ofertas presentadas, para culminar con su adjudicación. Sin embargo, todo apunta a que este actual proceso va a ser anulado, tras presentar una empresa un recurso ante el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León (Tarcyl) pidiendo la suspensión del proceso.

En concreto, esta empresa argumenta su recurso en tres cuestiones de los pliegos de condiciones de la licitación, según explicó en la tarde del viernes el secretario del Ayuntamiento, Carlos Hernández, durante el Pleno Extraordinario y Urgente que tuvo que celebrar el Consistorio para dar respuesta (el plazo era de 48 horas) al requerimiento realizado por el Tarcyl tras presentar la empresa el recurso.

Por un lado, la empresa reclamante, Fomento de Construcciones y Contratas, consideraba que iban contra el articulado de la nueva Ley de Contratos la revisión de precios planteada en el pliego así como el precio del contrato, ya que según ellos no tiene en cuenta otros costes. Como tercera cuestión, entendían que en el pliego no se facilitaba información suficiente sobre el personal que tiene que subrogar la nueva adjudicataria (los 12 trabajadores y 2 conductores actualmente contratados).

Los servicios técnicos del Ayuntamiento han emitido un informe para enviárselo al Tarcyl, en el que se estiman, por un lado, las dos primeras cuestiones, por no haberse hecho la revisión de precios tal y como dice la Ley de Contratos, y por detectarse errores y contradicciones en varias partidas en lo que respecta al precio total del contrato.

 

Respecto al tercer punto, aunque se entiende que en el pliego pueden faltar datos sobre la antigüedad de los trabajadores a subrogar, esta cuestión se podía haber solventado con una pregunta al Ayuntamiento durante el proceso de licitación, al igual que se han planteado otras durante este proceso que se han ido resolviendo a los posibles licitadores interesados.

En base a estas cuestiones, los propios técnicos del Ayuntamiento han concluido que el proceso de licitación debe retrotraerse al momento de elaboración de los pliegos, para que se hagan de nuevo los estudios de los precios y así figuren correctamente en los pliegos. El Pleno celebrado por el Ayuntamiento en la tarde del viernes dio el visto bueno al informe técnico con estas conclusiones, que ahora será remitido al Tarcyl para que tome una decisión sobre el proceso.

Atendiendo a que ha habido una empresa que ha presentado un recurso pidiendo su paralización, y que el propio Ayuntamiento está de acuerdo, todo apunta salvo sorpresa a que el Tarcyl determinará la paralización, y que se vuelva al punto de la elaboración de los pliegos.

Durante el Pleno de la tarde del viernes (de 10 minutos de duración), el alcalde Marcos Iglesias señaló que este asunto excede de la consideración política e incluso técnica en lo que respecta al personal del propio Ayuntamiento: en su día se contrató a una empresa para la elaboración de esos pliegos de condiciones, entendiendo que ahora debe ser la empresa la que los ‘arregle’. Los portavoces de la oposición tomaron la palabra durante el Pleno para mostrarse de acuerdo con la decisión de paralizar el proceso por “prudencia”, en palabras de Juan Tomás Muñoz, portavoz del PSOE.