Domingo, 8 de diciembre de 2019

Mascararte-IX Bienal de la Máscara se celebrará en Bragança del 28 de noviembre al 5 de diciembre

Múltiples actividades culturales para ensalzar las mascaradas como expresión de la identidad ibérica

El Museo de la Máscara y del Traje está ubicado en la ciudadela de Bragança, al pie del castillo

En Bragança, localidad situada en el nordeste de Portugal, va a tener lugar la novena edición de Mascararte-Bienal de la Máscara, del 28 de noviembre al 5 de diciembre. Este certamen fue creado en 2003 por el municipio brigantino con el objetivo de divulgar la importancia de las máscaras y todos los ritos a ellas asociados en la cultura de esta región, cuyas manifestaciones se extienden a uno y otro lado de la frontera.

En esta ocasión, los colores, los ritmos y la calidez de la cultura mozambiqueña llenarán las calles de Bragança, ya que el país africano es el invitado en esta novena edición de Mascararte, según ha anunciado hoy la cámara municipal brigantina en rueda de prensa ofrecida en la Fundación Rei Afonso Henriques, en su sede de Zamora.

Las famosas máscaras de Makonde, talladas en madera, están presentes en los principales momentos de la vida de este grupo étnico que habita en el norte de Mozambique, acompañando sus rituales, danzas y ceremonias.

Con la celebración cada dos años de Mascararte, la capital trasmontana busca poner en valor, de una forma lúdica, la influencia de esta manifestación cultural en la identidad ibérica, así como fomentar su estudio. Las costumbres inherentes a las máscaras aparecen en territorios de Tras-os-Montes y Alto Douro, -en el norte de Portugal-, así como en comarcas de Zamora, Salamanca, León y Galicia.

La Diputación de Zamora, la Diputación de León y el Ayuntamiento de Vigo, junto con asociaciones culturales vinculadas a la temática, colaboran en la organización de este certamen, que corre principalmente a cargo de la Cámara Municipal de Bragança, la Academia Ibérica de la Máscara, el Instituto Politécnico de Bragança, la Agrupación de Escuelas, Asociaciones de Caretos de Bragança y la embajada de Mozambique en Portugal.

Para ello, la ciudad lusa acogerá durante cuatro días (28, 29, 30 de noviembre y 5 de diciembre) diversas actividades alrededor de las tradiciones de invierno en las que se asientan las máscaras. Habrá exposiciones, conferencias, teatro, espectáculos educativos y numerosos desfiles de grupos de enmascarados portugueses, españoles y mozambiqueños. El momento más apoteósico será el desfile del sábado 30 de noviembre por las calles del centro histórico hasta el Castillo de Bragança, donde tendrá lugar la simbólica ‘Queima do Mascareto’, bajo el lema “Reencarnación del Diablo, la Muerte y la Censura en el dios Brahma”. La tarde culminará con un concierto y momentos de convivencia en las tasquinhas instaladas en la ciudadela.

Durante el certamen 2019 se presentará el Catálogo de la VIII Bienal de Máscaras-Mascararte 2017, y se celebrará la conferencia “Máscaras y rituales de Invierno en la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Mesas Ibéricas: Perspectivas y Oportunidades”.

El Centro Cultural Adriano Moreira, el Centro de Fotografía Georges Dussaud, el Teatro Municipal de Bragança o el Museo Abade de Baçal son algunos de los espacios por donde trascurrirá Mascararte, además de las calles del centro histórico y la ciudadela.

El espectáculo “Invierno” abordará desde la danza la riqueza cultural de las máscaras ibéricas. Será en el Teatro Municipal y la entrada es gratuita.

Los caretos, demonios, enmascarados y otras figuras alegóricas de esta zona del interior peninsular provienen de los rituales iniciáticos que se realizaban antes de instaurarse la fiesta cristiana de la Navidad. Las denominadas Fiestas de Invierno trascurren aquí con mascaradas y se celebran desde Navidad hasta Carnaval. Dentro de ellas, las más célebres son las ‘Festas dos Rapazes’, en este otro lado llamadas Fiestas de Quintos, que se celebran del 25 de diciembre al 6 de enero. Estas manifestaciones culturales han prevalecido con el paso del tiempo.

Más de dos mil años de antigüedad de unos ritos cíclicos que derivaron en costumbres heredadas de generación en generación, conviviendo junto con las celebraciones cristianas de forma armoniosa. Hoy en día se mantienen en muchas comunidades, con un importante peso en su identidad. Entre el nordeste portugués y el oeste español los expertos han contabilizado hasta 49 mascaradas en vigor.

La bienal Mascararte pretende también favorecer el contacto entre investigadores y estudiosos de esta manifestación cultural, provenientes de varios países. Una expresión cultural única, que despierta el interés de diversas disciplinas, como la antropología, la etnografía, el folclore, el estudio de los cuentos orales y el conocimiento del mundo rural.

Uno de los mayores expertos en máscaras y rituales festivos de invierno de esta franja del interior ibérico es el portugués António Tiza, realizador de varias investigaciones y autor de numerosas publicaciones, entre las que destaca “Inverno Mágico- Ritos e Mistérios Trasmontanos”, una obra de referencia para quienes deseen saber más sobre el asunto.

Mascaradas Ibéricas: candidatas a patrimonio mundial inmaterial

Durante el Simposio de Patrimonialización de las Mascaradas Ibéricas, celebrado en la localidad zamorana de Alcañices el pasado mes de mayo, las entidades españolas y portuguesas participantes acordaron preparar una candidatura conjunta ante la Unesco, tendente a conseguir su inclusión en el listado de patrimonios mundiales.

Su influencia en la cultura de territorios situados a uno y otro lado de la frontera a lo largo de los siglos y la implicación de unos pueblos con otros en la celebración de sus fiestas ha hecho posible plantear la presentación conjunta de una candidatura que abarcaría el antiguo territorio Zoela: Trás-Os-Montes, Zamora y Salamanca.

Durante el simposio, la profesora de la USAL, Pilar García Panero, declaró “lo más característico de este territorio es que, en un espacio relativamente pequeño, se conservan o se han recuperado todos los elementos de las mascaradas europeas. La zona condensa la riqueza cultural europea que, a pesar de las modificaciones continuas, funcionan en los nuevos contextos urbanos".

Las mascaradas, siendo expresiones culturales provenientes del medio rural, cada vez tienen más arraigo en el medio urbano, en parte debido a la divulgación que educadores, asociaciones culturales y ayuntamientos están realizando. Los niños conocen esta tradición por medio de los cuentos orales, -algunos de ellos ahora recopilados-, y les encanta involucrarse en la confección de las máscaras y en los desfiles.

Para niños y familias, Mascararte 2019 contará con la sesión de cuentos “Palabras Mágicas de Mozambique” y un Taller de Fabricación de Máscaras, el sábado 30 de noviembre.

El solsticio de invierno y las saturnales

Entre el 13 y el 21 de diciembre trascurren los días de año con menos horas de luz. Por esas fechas se celebraban en Roma las saturnales, unos rituales de procedencia muy antigua, con reflejo en muchas de las tradiciones europeas navideñas.

Sólo cuatro jornadas después del solsticio de invierno se aprecia ya un pequeño aumento en la duración del día. Hacia el 25 de diciembre se celebra el nacimiento de los principales dioses solares, entre ellos, Jesucristo. A partir de ahí, la luz irá venciendo a la oscuridad. Las Fiestas de Invierno de esta zona de la península ibérica ocurren desde Navidad hasta Carnaval para simbolizar la continuidad de los ciclos, de la vida, la fecundación que ya prepara la tierra en su interior y las transformaciones constantes a que están sujetos los seres humanos.

Toda la comunidad acompaña estos procesos de cambio y en ella revierten también los resultados. Por eso, estas fiestas ancestrales tienen tanta importancia en el mantenimiento de la cohesión e identidad comunitarias.

La máscara en la cultura ibérica                                                                             

Las danzas de palos (pauliteiros) y la música que surge de gaitas, dulzainas y tamboriles forman parte de los elementos artísticos con los que trascurren estas fiestas simbólicas.

Dentro de las Fiestas de Invierno, las ‘Festas dos Rapazes’ constituyen la expresión cultural que más características comparte en las diferentes versiones existentes en este territorio.

Las fiestas de mozos se realizan desde tiempos antiguos como un rito de pasaje a la edad adulta y exhiben una serie de símbolos alusivos a la fertilidad, la iniciación, la purificación o su rol en la comunidad.

Según António Tiza, en todas las versiones de esta fiesta hay unas características comunes: la presencia de enmascarados, la crítica social, las peticiones puerta a puerta, la obediencia a la jerarquía y una serie de pruebas físicas que los jóvenes deben pasar.

Lo profano y lo sagrado unido a través de los enmascarados, que adoptando diferentes papeles, desarrollan una ceremonia iniciática misteriosa, esotérica, a la vez mundana y mística.

Estas tradiciones favorecen el sentimiento de comunidad, de bienestar social y atraen turismo, favoreciendo la conservación de oficios y saberes autóctonos.

La Academia Ibérica de la Máscara es una asociación cultural sin fines lucrativos y de ámbito iberoamericano que se creó en 2007 con socios de España, Portugal y Brasil para la defensa, conservación y revalorización de los rituales festivos de esta naturaleza.

Museo Ibérico de la Máscara y del Traje

Ubicado en la ciudadela de Bragança, nació en el año 2007 fruto de la colaboración entre la cámara municipal de Bragança y la Diputación de Zamora, con el objetivo de ser un espacio de exposición y divulgación de las tradiciones relacionadas con las fiestas de máscaras existentes en el nordeste de Portugal y la provincia de Zamora.

Participa en la bienal Mascararte 2019 con una exposición de máscaras de un artesano local.

La función principal del museo consiste en preservar, difundir y dinamizar las tradiciones culturales de esta región trasfronteriza, basándose en una expresión cultural única aquí existente: las máscaras de las Fiestas de Invierno.

Las mascaradas de las Fiestas de Invierno son una manifestación única de este territorio supranacional, con influencia evidente en la formación de su identidad.

Esta costumbre cultural milenaria influyó en la forma de vida de las gentes, confiriendo a las comunidades una idiosincrasia singular, que el museo pretende mostrar, además de contribuir a impulsar su investigación.

En él se exponen de forma permanente unos 45 trajes y 60 máscaras realizados por artesanos portugueses y españoles, además de accesorios y objetos utilizados en las Mascaradas de Invierno.

Está abierto de martes a domingo, de 9h00 a 13h00 y de 14h00 a 17h00, la entrada general cuesta un euro. Los niños menores de 10 años disponen de entrada gratuita y hay descuentos para grupos, estudiantes, personas con discapacidad o mayores de 65 años, entre otros. Los domingos por la mañana la entrada es gratuita.

Dispone de un Servicio Educativo, que realiza visitas guiadas y actividades específicas orientadas a grupos escolares de diferentes ciclos, siempre que se solicite con una antelación mínima de ocho días.