Jueves, 12 de diciembre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

El Ayuntamiento y el Centro de Estudios Mirobrigenses ponen “el 4º pilar” de Siega Verde

Ve la luz el trabajo ganador del Premio Julián Sánchez El Charro 2017, obra de Carlos Vázquez Marcos y Javier Angulo Cuesta

El Yacimiento Prehistórico de Siega Verde cuenta desde la jornada del sábado con un estudio monográfico “de categoría”, como definió el alcalde Marcos Iglesias, durante el acto de presentación del mismo, a la edición del trabajo que resultó ganador del Premio de Investigación Don Julián Sánchez El Charro 2017: Conoce Siega Verde. Arte Paleolítico al aire libre, de Carlos Vázquez Marcos y Javier Angulo Cuesta.

La edición del libro ha sido una iniciativa tanto del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo como del Centro de Estudios Mirobrigenses, siendo el 12º trabajo ganador de este Premio que es editado, como recordó durante la presentación desarrollada en la Casa de la Cultura el presidente del CEM, José Ignacio Martín Benito.

Desde su punto de vista, con este libro el Ayuntamiento y el CEM “hemos puesto el 4º pilar de Siega Verde”, considerando los tres anteriores su reconocimiento como Bien de Interés Cultural (en 1998), su Declaración como Patrimonio Mundial de la Humanidad (en 2010), y la gestión y la construcción del Aula Arqueológica, “que permite a los visitantes acercarse al Yacimiento y entender el contenido”.

Según indicó Martín Benito, “ha habido estudios sobre Siega Verde, pero muy centrados en el mundo académico y científico”, considerando que este volumen “se acerca al público en general”. En esa misma línea incidió uno de los coautores, Javier Angulo Cuesta, médico de profesión, pero enamorado de la divulgación, quién ha ayudado a Carlos Vázquez Marcos (autor en solitario del trabajo ganador del Premio), a “hacer de un texto científico, duro, algo más ‘ordinario’” para que sea más accesible.

Durante la presentación, Carlos Vázquez Marcos (definido por Javier Angulo como “el que mejor conoce el Yacimiento”) desgranó los contenidos del libro, en el que se remarca que el 80% del territorio de Siega Verde pertenece a Serranillo, lo que habitualmente se olvida (también se remarca que el puente que atraviesa el Yacimiento se llama ‘de la Unión’, y no ‘de Siega Verde’).

El volumen incluye investigaciones precedentes sobre Siega Verde, una explicación de otros lugares prehistóricos en la comarca de Ciudad Rodrigo, la intrahistoria del descubrimiento de Siega Verde, la explicación de su topónimo (se refiere a ‘la siega en verde’), su entorno (se habla del río Águeda, de la fosa de Ciudad Rodrigo, y del contexto de Ciudad Rodrigo en el Duero), de las partes del Yacimiento (con fotografías de grabados que no habían sido publicadas hasta ahora), una explicación del final del Paleolítico, y un recorrido por otros yacimientos prehistóricos al aire libre de España y Portugal.

En el turno de intervenciones, Marcos Iglesias destacó que “es un privilegio tener a Siega Verde al lado de Ciudad Rodrigo”, considerando que “hay que integrarlo en la oferta turística de la ciudad; que Ciudad Rodrigo haga más propio el Yacimiento”. Desde su punto de vista, “necesita más compromiso de todas las administraciones públicas para revitalizarlo y darle más difusión”.

Por su parte, José Ignacio Martín Benito expresó que está siendo un año 2019 “muy fructífero” a nivel de publicaciones para el Centro de Estudios Mirobrigenses, anunciando que en menos de un mes se presentará el número 6 de la Revista de Estudios Mirobrigenses.