Lunes, 21 de octubre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Entra en funcionamiento el nuevo puente del Risco de Martiago

Javier Iglesias destacó que se trata de una de las obras “más emblemáticas” de los últimos años, hecha además por empresas salmantinas

Inauguración del nuevo puente | Fotos Adrián Martín

Desde la mañana del miércoles está por fin abierto al tráfico el nuevo y flamante puente construido en el Risco de Martiago, que sustituye al que hasta ahora estaba habilitado en el lugar para salvar el río Águeda. Este puente data del año 1964, como recordó en la mañana del miércoles el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, quién apuntó que ya estaba en “muy mal estado”.

Teniendo en cuenta lo que iba a costar su reparación (en torno a un millón de euros, según señaló Iglesias), se decidió que, por un poco más de dinero, se podía construir un puente nuevo, “del siglo XXI”, que finalmente ha tenido un coste de 1.421.145€ (IVA incluido), rebajándose de forma “importantísima” el precio máximo que estaba dispuesta a pagar la Diputación, que era de 1.730.486,13€.

El nuevo puente tiene 155 metros de longitud y 10,20 metros de ancho, más del doble que el puente en uso hasta ahora (que tiene 4,60 metros de anchura). Este aumento posibilita que el nuevo puente cuente con dos direcciones de circulación, y que puedan circular por el lugar “grandes camiones que antes no estaba permitido que pasasen”, según explicó Javier Iglesias.

Durante su intervención, el presidente de la Diputación remarcó que se trata de una de las obras “más emblemáticas” que ha hecho la entidad provincial en los últimos años, que además ha sido ejecutada por empresas salmantinas, General de Construcciones Civiles (Gecocsa) y Metalizard, a través de una Unión Temporal de Empresas: “todo queda en Salamanca; [se demuestra que] hay empresas en Salamanca que pueden hacer obras de tanta importancia y categoría”.

 

Esta “importantísima obra de ingeniería” ha sido “compleja por cuestiones ajenas a la propia Diputación”, relacionadas con la gestión de la obra (hubo que hacer un nuevo proceso de licitación tras renunciar la primera adjudicataria), y con la Confederación Hidrográfica del Duero, que ha limitado los momentos de intervención (el Risco es parte del retroceso del pantano del Águeda).

El alcalde de Martiago, Paco Collado, sí criticó a la Confederación por su actitud: “no ha sido consciente del problema que teníamos aquí, sino a principios de verano hubiera estado terminada”. El nuevo puente “supone mucho”, porque el que había hasta ahora “era estrecho y estaba prohibido pasar con camiones”. Ahora toca “disfrutar” de la nueva infraestructura.

Javier Iglesias subrayó asimismo que esta obra “da salida natural a uno de los enlaces de la provincia de Salamanca con Extremadura”, y añadió que, pese a estar a más de 100 kilómetros de la capital de provincia, “la Diputación tiene un compromiso inquebrantable con los habitantes de la Salamanca rural, y hemos cumplido una vez más”.

Durante la comparecencia ante los medios de comunicación, se preguntó si está previsto asfaltar el tramo de pista que hay de Agallas hasta el límite con Extremadura (por el lado extremeño sí está asfaltado). El alcalde de Martiago explicó que está en un Monte de Utilidad Pública, por lo que hay que reivindicarlo a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, con quién los ayuntamientos de Agallas y Martiago ya están hablando. Desde su punto de vista, sería “una pista muy importante para nuestra zona”, al comunicarles directamente con el norte de Extremadura.