Jueves, 17 de octubre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

La empresa del crematorio del Camino del Cementerio reclama patrimonialmente al Ayuntamiento

Ha habido contactos con la propiedad del Cine Madrid para intentar firmar algún convenio de uso del lugar

El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo celebró en la jornada del miércoles una sesión plenaria de carácter ordinario que se prolongó exactamente 2h.48’, una duración bastante elevada pero que incluso pareció ‘poco’ teniendo en cuenta el densísimo Orden del Día de la sesión, con el debate de las modificaciones en las Ordenanzas Fiscales para 2020, el debate de hasta 5 mociones, y el turno final de ruegos y preguntas, que fue ‘breve’, de apenas media hora.

En ese turno de ruegos y preguntas llegó una de las dos ‘noticias’ que dejó el Pleno: la empresa propietaria del controvertido tanatorio-crematorio del Camino del Cementerio ya ha presentado (tal y como se preveía viendo el discurrir de los acontecimientos) una acción de responsabilidad patrimonial contra el Ayuntamiento (ya que la empresa hizo una inversión en función de las licencias que le concedió el Consistorio, pero éstas fueron posteriormente anuladas).

De momento, esa acción incluye varias facturas (de una ‘ingente’ cuantía), pero no hay una petición concreta de una cantidad económica total. Esta reclamación patrimonial fue desvelada por el alcalde Marcos Iglesias tras inquirirle el portavoz de IU-CR en Común, Domingo Benito, sobre el hecho de que en una reunión durante la campaña electoral con la Plataforma contra el Crematorio el hoy alcalde comentase que el cierre del establecimiento era cuestión de “una firma”.

Apuntando que no había dicho exactamente eso, sino que el tema tenía que quedar solucionado antes de las elecciones municipales para que no fuera objeto el crematorio de páctos políticos, Marcos Iglesias indicó que durante lo que va de legislatura no se ha recibido ninguna queja oficial de que siga abierto, ni ha habido ninguna comunicación de la Policía Local al respecto, por lo que “no me lleva nada a pensar que esté abierto”. Dejando caer Domingo Benito que puede estarlo (“paso por ahí día sí, día no y...”), Marcos Iglesias añadió que “no tengo constancia oficial  de actuaciones de quema ni por parte de la Policía Local ni por parte de los vecinos, y en el caso de que se demuestre que haya actividad se hará lo que corresponda”.

Fue dentro de esa respuesta cuando se desveló la reclamación patrimonial presentada por la empresa, a la que se ha requerido que concrete su petición económica, siendo la intención del Ayuntamiento defenderse de esa reclamación, según manifestó Marcos Iglesias, indicando Domingo Benito que está de acuerdo con ese punto de vista.

El otro tema de mayor interés de ese turno final fue la pregunta del portavoz del PSOE, Juan Tomás Muñoz, sobre la situación urbanística en qué se encuentra el Centro Receptor de Visitantes de la Avenida de Sefarad. Tras contestar la delegada de Turismo Beatriz Jorge Carpio que es “la misma que en estos 4 años”, Juan Tomás Muñoz desveló que “no existe un expediente dotándolo de licencia urbanística” (en ningún momento desde su apertura en 2006), con lo cual está “en una situación al menos irregular”, reclamando que se exija un informe a la Comisión de Patrimonio “con todas las consecuencias”. Beatriz Jorge Carpio dijo que “se harán los deberes”.

Dentro de esa pregunta, el portavoz del PSOE manifestó que “llama la atención” que se haya cerrado la oficina de turismo de la Plaza Mayor, el “centro neurálgico”, replicando Beatriz Jorge Carpio que en otras ciudades como Segovia la oficina también está en el Centro Receptor de Visitantes. Según Juan Tomás Muñoz, ante el cierre de la oficina turística de la Plaza, los trabajadores de la entreplanta de la Casa Consistorial ya están ‘atendiendo’ turistas (que llegan hasta allí), y que incluso ya se les ha dotado de material turístico. La delegada de Turismo aseguró que se está intentando volver a contar con algún punto en la Plaza Mayor.

Las otras preguntas del Pleno dieron menos juego: Carmen Lorenzo reclamó que se cuiden por seguridad los pasos de peatones del entorno de La Glorieta (la delegada de Policía Local y Movilidad Laura Vicente vino a decir que es una prioridad) y el entorno del paso para peatones bajo la vía del tren, manifestando en este punto Laura Vicente que ya se ha trasladado la petición a la Junta de Castilla y León.

Carlos Fernández Chanca pidió mayor atención con los roedores en la calle Federico García Lorca y aledaños (Beatriz Jorge Carpio señaló que se están atendiendo todas las quejas que llegan), y Domingo Benito preguntó si se va hacer alguna acción de promoción de la Escuela de Idiomas como se hacía cuando él llevaba la cartera de Educación, contestando la actual delegada, Vanesa Muriel, que el próximo martes se instalará una mesa informativa.

> Acuerdo casi total en las mociones

El Pleno incluyó el debate de 5 mociones, en las que hubo casi unanimidad. La única que no hizo pleno de apoyos fue la presentada por IU-CR en Común para que no se implante el modelo de consultorios atendidos sólo por enfermeras que ha anunciado la consejera de Sanidad de la Junta (nombrada por Ciudadanos). Los que no votaron a favor fueron los concejales de Ciudadanos, que se abstuvieron porque “compartiendo las propuestas, no deja de ser la consejera de este grupo”, según manifestó Joaquín Pellicer.

Estos concejales remarcaron que de momento no se ha adoptado la medida (“aunque sea por cortesía habrá que esperar un tiempo”), al igual que hizo la concejal del PP Davinia Montero (“usted pide que se vuelva atrás en una medida que no se ha adoptado”), señalando Domingo Benito que, pese a que todavía no se ha puesto en marcha, “lo ha anunciado quién tiene poder para hacerlo”.

El PP sí votó a favor, porque están de acuerdo con la reivindicación de las urgencias pediátricas incluida en la moción, mientras que el PSOE resaltó que es “un despropósito” la idea de la consejera, esperando que se quede “en una ocurrencia”. Para Joaquín Pellicer, la consejera “apuesta por alternativas” en vez de cerrar consultorios médicos, preguntándose Domingo Benito por qué está medida experimental no se prueba en el centro de Valladolid y sí en el mundo rural. El voto favorable del PP a esa moción fue un poco ‘sorpresa’ porque el razonamiento previo de Davinia Montero parecía ir en la dirección contraria.

Aún lo fue más el apoyo del PP a la otra moción de IU-CR en Común, para establecer un área en torno a los centros educativos donde no pueda haber casas de apuestas. La delegada de Educación, Vanesa Muriel, llegó a manifestar que “desde los Ayuntamientos no conviene regular distancias, porque ya lo prevé la legislación, aunque sea insuficiente”, aprovechando para criticar ciertas actitudes de Domingo Benito y el anterior Equipo de Gobierno sobre las casas de apuestas. Sin embargo, finalmente anunció el voto favorable del PP, que se unió a los de PSOE y Ciudadanos. Ésta formación hizo una propuesta adicional, para que se hagan campañas de concienciación con las familias.

La otra moción netamente local del Pleno, la presentada por el PSOE para que el Ayuntamiento adquiriese y rehabilitase el Cine Madrid para apoyar la Feria de Teatro (a la que le hace falta un espacio permanente de tamaño medio) dejó la segunda gran noticia de la sesión. Beatriz Jorge Carpio desveló que Marcos Iglesias ya ha mantenido conversaciones con la propiedad del Cine, estando sobre la mesa la posibilidad de firmar algún acuerdo de cesión (“sería prohibitiva la adquisición”), sobre el que ofrecieron trabajar entre todos los grupos.

Sin embargo, la moción presentada acabó tomando otros derroteros. El caso es que Joaquín Pellicer planteó que la adquisición o cesión del antiguo Cine Madrid “no sería lo más idóneo”, por el dinero que sería necesario para su “puesta en servicio y mantenimiento” (“va a ser caro”), planteando como “más factible e interesante” una idea que estuvo sobre la mesa en la anterior legislatura: crear una nueva edificación como ampliación de la actual Escuela de Música. Como resaltó Pellicer, el edificio ya nacería con vida (ya que a la propia Escuela le hace falta un auditorio), y sería en un terreno municipal.

Tras reiterar Domingo Benito que la adquisición del Cine Madrid es “compleja y cara”, además de que “no es un espacio fácil de adecuar”, se generó una conversación sin turnos de palabra que deparó la retirada de la moción original y su sustitución por ‘otra’ donde los partidos expresan su voluntad de que se estudien las opciones existentes (es decir, ver cuánto costaría la entrada en servicio del antiguo Cine Madrid y cuánto hacer una obra nueva).

La otra moción del PSOE recabó el apoyo para que los libros de texto sean totalmente gratuitos en Castilla y León en la educación obligatoria (Infantil, Primaria y Secundaria), votando a favor todos los otros grupos, ya que comparten que se debe avanzar hacia la gratuidad. Carlos Fernández Chanca agradeció “de corazón” este voto favorable, añadiendo que “ya le hubiera gustado a mis compañeros en las Cortes” -cuando allí se trató esta misma moción- que PP y Ciudadanos hubiesen votado a favor.

Esta moción del PSOE (al igual que la de IU sobre los consultorios médicos) llegó ‘manufacturada’ de otros lugares, al igual que la presentada por el Partido Popular para reclamar al Gobierno que cumpla los compromisos de financiación con las Administraciones Locales (“al César lo que es del César, lo que es nuestro”, como señaló la portavoz del PP Laura Vicente).

Pese a ser el partido del Gobierno de la Nación, el PSOE votó a favor: “no nos duelen prendas en votar a favor de esta postura, pero la exigencia debe ir destinada no solo al Gobierno”, según manifestó Jorge Labajo, quién recordó que “en 2016 el señor Montoro hizo lo mismo” y que un informe de la Abogacía del Estado “le impide” al actual Gobierno acometer esta acción.

Por su parte Joaquín Pellicer cree que el PP está haciendo un “uso electoral” del tema (Laura Vicente dijo que cuando se presentó no se sabía si iba a haber o no otras Elecciones Generales) y que “tarde o temprano lo que nos deba el Estado nos lo pagará”; mientras que Domingo Benito se mostró escéptico en torno a que puedan llegar más ingresos a los Ayuntamientos “pero por pedir...”. Asimismo, dijo estar “sorprendido” porque sea el PP el que reivindique cuestiones de financiación municipal.

> La oposición se abstiene en la votación de las ordenanzas

El Pleno tuvo 2 espectadores, uno de ellos el anterior concejal de Economía y Hacienda, Manuel Choya, que vio desde un punto de vista ‘novedoso’ para él el debate de las modificaciones en las Ordenanzas Fiscales para el año 2020, a las que dio lectura la actual delegada del área Laura Vicente, quién se encontró con la abstención de los tres partidos de la oposición, una postura que definió como “sorprendente”, ya que el PP apoyó el año pasado las modificaciones en las Ordenanzas para 2019.

En lo que respecta al PSOE, Jorge Labajo manifestó que hay algunas modificaciones “obligadas”, otras a las que no tienen “nada que objetar”, pero hay otras que “no nos gustan tanto”. Por ejemplo, subrayó que la modificación en el IBI “sólo afecta a familias, y poco”, mientras que los cambios en el Impuesto de Actividades Económicas “no van a influir para que se instalen empresas”, ya que para que les afecten tienen que facturar más de un millón de euros. Según Laura Vicente, “puede tener razón, pero queremos sentar las bases para que vengan empresas”.

Por otro lado, Jorge Labajo cree que con estas medidas “se fomenta la competencia entre municipios, y no me gusta”. Finalmente, anunció la abstención del PSOE porque “si a los contribuyentes les favorece un poco...”.

Referente a la posición de Ciudadanos, Soraya Mangas indicó que “vistas a simple vista, [las modificaciones] suenan hasta bien, pero si se ve en profundidad, son puro maquillaje político”, considerando que las rebajas son “insuficientes para empresas y autónomos, y no determinantes para instalarse en Ciudad Rodrigo”: “las bonificaciones son escasas en contraste con el gran esfuerzo” que permitiría acceder a ellas, como contratar a muchos más trabajadores. De este modo, pidió que “haya medidas para la reactivación, pero no demagógicas”. Laura Vicente criticó que se hable de “maquillaje”, cuando por ejemplo se rebaja la tasa de Licencia Ambiental.

Por cierto, que Soraya Mangas alertó de que no existe un informe económico de las modificaciones, no poniéndose de acuerdo posteriormente ella, Marcos Iglesias y Laura Vicente sobre si es necesario o no. Por lo que dieron a conocer, existe jurisprudencia en ambos sentidos.

Mientras, el portavoz de IU-CR en Común, Domingo Benito, se centró en la “amnesia” del PP con estas modificaciones respecto a lo que repitieron durante sus 4 años en la oposición: “están irreconocibles, porque tienen lo mismo que le criticaban al Sr. Choya; bienvenidos a la fiscalidad del tripartito”, añadiendo que “cuando plantean una política [en referencia a cuando estaban en la oposición] sin decir de dónde van a sacar el dinero, pasa esto”. Sobre las medidas planteadas, Benito aseguró que a los populares se les ve “muy entusiasmados”, pero “no creo que vayan a venir muchas empresas” a las que se les puedan aplicar.

Como ya expresó en una nota de prensa, como “se comparte” la filosofía de las modificaciones y la fiscalidad del tripartito, iban a votar a favor, pero no lo han hecho al rechazarse siquiera el debate de introducir más bonificaciones en las matrículas de la Escuela Infantil. Laura Vicente le contestó que “menos gratuidad y más preocuparse de los niños”, apuntando que se ha instalado en la Escuela un aparato de aire acondicionado que se venía reclamando desde hace tiempo. Insistiendo Domingo Benito en que “sí, hemos defendido la gratuidad de la Escuela Infantil”, Laura Vicente replicó que no se han adoptado nuevas bonificaciones “por prudencia”.