Martes, 19 de noviembre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

El Divierteatro se despide con la clásica ‘procesión’ hasta el antiguo Colegio San José

En poco más de una hora, la Plazuela del Buen Alcalde dijo adiós por completo al Divierteatro

Apenas abandonaron los recintos del Divierteatro y el Palabreando los últimos niños que habían disfrutado en la mañana del sábado de los mismos cuando comenzó el proceso de desmontaje de ambos espacios. Realmente, todos los días de Feria ha habido tareas de desmontaje, para dejar recogidos absolutamente todos los elementos del Palabreando, así como la práctica totalidad de los que ha tenido el Divierteatro.

Sin embargo, este desmontaje del mediodía sabatino fue aún más profundo, ya que tocaba llevarse del lugar (estos días han estado guardados en la antigua guardería Mi Otra Casa y en el Patio de Cerralbo) todos los elementos del programa. En este sentido, tocó desmembrar la entrada al Divierteatro, la Diviertaquilla, la estructura que ha envuelto la fuente de la Plazuela del Buen Alcalde, y las cubiertas que ha habido en los laterales de éste ágora, que han ayudado a que hubiera más sombra.

El destino de todos los materiales fue la emblemática central de operaciones del Divierteatro, el antiguo Colegio San José, a donde fueron llevados tanto en vehículos (los elementos más pesados), como a pie, en una larga ‘procesión’ de monitores desde las Plazuelas del Buen Alcalde y del Conde hasta las citadas dependencias. Esta ‘procesión’ coincidió con la finalización del espectáculo En el aire que se había representado en la Plazuela de Herrasti, cruzándose los monitores con el público que abandonaba el lugar.