Sábado, 19 de octubre de 2019
Las Arribes al día

Cofradía Sacramental, historia viva del Corpus

Desde su fundación en 1854, ha sido el estandarte de unas celebraciones que han ido adaptándose a los tiempos. Presidida por Fernando Nieto, en la actualidad cuenta con más de una treintena de cofrades

Jesús Sánchez Holgado y María Jesús Calderón Crespo, mayordomos del Corpus 2019 / CORRAL

Presidida por Fernando Nieto, uno de sus 35 miembros en la actualidad, la Cofradía Sacramental Villa de Vitigudino fue fundada en el año 1854. Desde su constitución, los cambios más perceptibles en su funcionamiento han consistido en la introducción de la mujer como cofrade de plenos derechos y obligaciones, cuestión la primera que nunca se dio hasta 1991. También, se modificaron aspectos muy estrictos y se redujo el número de convites a los que estaban sujetos los mayordomos. A pesar de estos cambios, resulta difícil encontrar cada año a nuevos vecinos, y en especial jóvenes, dispuestos a empuñar las varas.

Precisamente, el escaso número de cofrades y la avanzada edad de muchos de ellos, obligan al resto a coger las varas de mayordomos con más asiduidad de lo que sería normal, aunque el año pasado se daba el hecho de la incorporación de nuevos cofrades, en este caso el matrimonio formado por Jesús Sánchez Holgado y María Jesús Calderón Crespo, que decidían dar el paso e inscribirse en la cofradía.

Este hecho lleva consigo su nombramiento como mayordomos al año siguiente, una vez que la cola para empuñar las varas del Santísimo desapareció hace ya algunas décadas. La falta de fe y la pérdida de valores espirituales en una sociedad cada día más materialista, entre otros factores, ha conducido a que los jóvenes se mantengan al margen en este caso, pues no sucede lo mismo con la Semana Santa, donde un grupo importante de jóvenes está al frente de la Cofradía San Nicolás de Bari.

Lejos de lo que la mayoría piensa, las obligaciones de los mayordomos del Corpus son cada vez menos. Durante el año, cada tercer domingo de mes su cometido es embellecer la iglesia con flores, y llegadas las fechas del Corpus, toca recoger tomillo y esparcirlo por las calles de paso de la procesión el Jueves de Corpus, una tarea a la que siempre se prestan otros cofrades.

Los mayordomos y el Corpus

La liturgia de los días del Corpus comienza el miércoles con las Vísperas, momento al que acuden a la iglesia a rezar, para continuar con un pequeño convite en el que es tradicional la limonada, las dos obleas, los dos bizcochos y unos chochos. Los mayordomos invitan a quien quieren.

El Jueves de Corpus los cofrades recogen a los mayordomos en sus casas para dirigirse a la iglesia, donde se celebra la eucaristía y acto seguido la procesión del Santísimo por las calles y altares instalados por vecinos en el recorrido. Después de la procesión, comida de hermandad con la cofradía para dar por terminado el día grande de estas celebraciones. El viernes por la mañana se celebra una misa por los cofrades difuntos y, el domingo, nueva celebración del Corpus, aunque en esta ocasión la procesión se realiza en el interior del templo, como si fuera la minerva del tercer domingo de mes.

Con este acto se dan por concluidas las obligaciones de los mayordomos hasta la entrega de varas a los nuevos mayordomos, y que será el domingo anterior al día de Santiago Apóstol, este año también con mayordomos nuevos.

MAYORDOMOS 2019

Jesús Sánchez Holgado y María Jesús Calderón Crespo

Jesús Sánchez Holgado y María Jesús Calderón Crespo son los mayordomos 2018-2019 del Santísimo, un cargo que afrontan con la responsabilidad que supone llevar sobre sus espaldas el nombre de una Cofradía con 165 años de antigüedad. 

¿Por qué dan el paso?

J.: Yo tenía ilusión por ser y mi madre también quería que fuera. Al tener amistad con Pepiño, Nines y César Revesado (DEP), pues siempre estaban animándonos.

¿Es tan difícil ser mayordomos del Santísimo?

J.: No es difícil, lo único es que hay querer hacerlo.

M. J.: Las obligaciones en este tiempo han sido mínimas, ir a las minervas de cada tercer domingo de mes y tener bonito el Santísimo con flores esos días, especialmente. En Semana Santa tambiñ´´en tuvimos que hacer el altar para el Santísimo y ahora en Corpus lo que toque.

¿Por qué creen que no hay demasiado interés por pertenecer la Cofradía?

M. J.: Pues yo creo que es por falta de arraigo en las familias. A diferencia de lo que sucede con la Virgen del Socorro, donde hay una lista enorme a pesar de que supone un sacrificio mayor, la Cofradía del Santísimo estuvo en un círculo limitado siempre de familias y por eso mucha gente no lo siente igual. Pero hay que reconocer que el cofrade del Corpus siente una devoción y un fervor por el Santísimo admirable.

Unas palabras para cofrades y vecinos de Vitigudino…

M. J.: A los que no son cofrades, que se animen, que desapareciera la Cofradía. Y por último, agradecer a todos los que han colaborado con nosotros en todos los actos.