Domingo, 16 de junio de 2019

Así se vive la campaña electoral en los pueblos más pequeños

Hacer las listas ya es, de por sí, “una operacion ardua y difícil, cada vez son menos las personas dispuestas a asumir responsabilidades a cambio de nada, ahí esta el merito”, apunta uno de los alcaldes que se despide esta legislatura
Domingo de presentación de candidaturas en Almenara de Tormes, uno de los pequeños municipios de Salamanca.

La España vaciada está más presente que nunca en los programas electorales. Lo estuvo en las recientes elecciones generales y vuelve a estarlo en las autonómicas y, por supuesto, en las municipales. Pero, ¿cómo se viven las campañas electorales en el medio rural? En pueblos de menos de 250 habitantes censados (otra es la realidad de los que viven durante todo el año), es fácil aislarse de los mensajes electorales y hasta olvidarse de que estamos otra vez en elecciones, sino fuera porque el cartero te dejará en el buzón la tarjeta censal y la propaganda electoral que envían los partidos. Olvídense de banderolas, carteles y demás merchandaising electoral con el que es fácil toparse en las ciudades, aquí la cosa va más relajada y más económica.

Salamanca es además una provincia donde el bipartidismo resiste, así que en más del 65% de los pueblos los vecinos tendrán que elegir entre 2 listas, PP y PSOE, porque una de las consecuencias de la despoblación, y de la que poco o nada se habla, son las dificultades para completar más de dos candidaturas en un pueblo, así que tampoco es extraño encontrar candidatos en listas de los pueblos más pequeños que compartan apellido.

“Es una operacion ardua y difícil, cada vez son menos las personas dispuestas a asumir responsabilidades a cambio de nada, ahí esta el mérito”, apunta el hasta ahora alcalde de Almenara de Tormes, José Luis López García de Abienzo, y que se despide “muy contento de servir al pueblo” y después de haber ostentado el cargo durante 24 años, aunque no de manera continuada, “en dos docenas”, precisa. En este municipio las pasadas elecciones generales votaron 188 vecinos, pero en las últimas elecciones municipales, en 2015, la participación alcanzó el 89% (206 vecinos votaron).

Incluso las siglas se pueden desdibujar en el medio rural, porque no hay elecciones más cercanas y en las que mejor se conoce y se habla de tú a tú a los candidatos, en la calle, en el único bar del municipio o de camino a la huerta, según proceda. Si vives en la ciudad puede que no conozcas a tus vecinos, aquí eso es impensable. Aunque ni siquiera los candidatos se definen como políticos, es aquí, en los pequeños municipios de la España despoblada, donde la política sí que es servicio público. Ser alcalde no tiene horarios ni retribuciones, no se cobra, ni por los ibuprofenos para posibles quebraderos de cabeza. Aspiraciones políticas, pocas o ninguna, de lo que se trata es del pueblo.

Dos mitines el mismo día, con  una hora de diferencia

Mientras en las ciudades alguno ya está saturado de propuestas, eslóganes, mítines y demás actos electorales que se suceden durante 15 días, aquí prácticamente en un día lo resuelven. Algunos candidatos apenas van a pisar la España vaciada en campaña, otros viven en ella. Es en uno de estos pueblos donde el domingo previo a las elecciones municipales ha sido el momento elegido por las dos candidaturas al Ayuntamiento para presentar su programa electoral. Los unos a las 12, en el salón del Ayuntamiento, los otros a las 13 horas; unos repartían caramelos, los otros bolígrafos y globos.

Y aunque el medio rural es todavía más analógico que digital -Internet ya no es un lujo, es tan básico como la luz, pero la realidad se impone y un 90% de municipios de Castilla y León no tiene internet de banda rápida 30 Mbp o más-, la convocatoria de ambos actos le ha llegado a los vecinos por Whatsapp. “Hemos sacrificado algunas cosas, como la trompeta del pregonero, pero no podemos ir en contra de los avances”, bromea el alcalde saliente.

Gane quien gane en este municipio, se estrenará en el cargo de alcalde, aunque uno de los dos candidatos ya ha sido concejal en la oposición durante esta pasada legislatura. “Había un peligro real de que no hubiera lista, así que por qué no, no tengo experiencia pero si ganas de aprender”, asegura el candidato del PP, Gonzalo García. “Por compromiso con el pueblo en el que vives, ha sido difícil hacer la lista pero, al final, se hace la mejor posible”, apunta Luis Samaniego, candidato del PSOE. Llegan dispuestos a dedicar “tiempo y trabajo” para que este sea un municipio más vivo y, porque como apunta el número 2 de la lista del PSOE, Andrés Huidobro, “quiero que mis hijos estén orgullosos de su pueblo”.

¿Qué proponen los partidos políticos en sus municipios?

Aquí, el PP enumeró 15 propuestas, entre otras, mantener abierta de manera continua una línea de telefono para atender a los vecinos, asfaltado de calles, una rampa de acceso al edificio del Ayuntamiento, arreglo del camino del cementerio, una pista de petanca en la zona deportiva, ayudas a la natalidad y fomentar la colaboración de todos los colectivos en las fiestas patronales. Por su parte, el PSOE, presentó 35 propuestas, entre otras, exenciones fiscales en la licencia de obras, ayudas a la natalidad, mejora de la accesibilidad de los espacios municipales, crear un espacio cardiosaludable con instalación de desfibrilador, crear un espacio para albergar canoas y fomentar la práctica del piragüismo o crear una planta de compostaje para los residuos agrícolas del municipio.

El próximo domingo, a las 9 horas, en este municipio se abrirán las urnas, al igual que en el resto del país. Así que, para terminar, voten y disfruten de la fiesta de la democracia.