Domingo, 26 de mayo de 2019
Ciudad Rodrigo al día

El III Senior muere en la orilla tras una vibrante temporada en la que reconquistó a la afición

Titánico esfuerzo físico de los mirobrigenses en la ‘final’, que se les escapó por un mal tramo en la primera parte que no pudieron remediar en la 2ª

Queda un partido para finalizar la liga (el próximo domingo 19 en Laguna de Duero en un horario unificado ya innecesario), pero la temporada 18/19 del III Columnas Senior ‘acabó’ en la tarde del sábado al hincar la rodilla en la penúltima jornada liguera ante el InterSala Zamora en un entregado Pabellón de Conde de Foxá, que ha vuelto a vibrar este curso con su primer equipo como hacia quizá una década que no ocurría.

Curiosamente, el hecho de que la temporada haya acabado entre lágrimas reales y muy sentidas entre los mirobrigenses tiene su ‘lectura positiva’: tras anodinos años en 3ª División emplazados casi siempre en la parte baja de la tabla sin aspirar a nada ni tener que defender nada, esta temporada ha habido algo por lo que luchar, aunque fuera en una categoría menor, la Regional de Aficionados, a donde se cayó de forma inesperada en los despachos.

Para la plantilla del III Columnas, de las más amplias y potentes de los últimos tiempos, además de enormemente conjuntada, ni mucho menos ha sido una categoría menor, realizando un tremendo derroche físico, el último en la tarde sabatina, que lamentablemente no pudo tener recompensa en un partido de ‘Win or go home’, donde se sabía que uno de los protagonistas iba a acabar entre lágrimas, sino los dos.

Como ya habíamos explicado, el III Columnas necesitaba ganar para depender de sí mismo en la última jornada, mientras que para el InterSala (para el cual era su último partido) la victoria en Miróbriga suponía directamente la consecución del título de la categoría y el ascenso a 3ª.

Mientras, el empate hacía que todas las papeletas para el ascenso fuesen a parar al San José, que tuvo al menos dos representantes en Conde de Foxá, que debieron agotar las existencias de pipas de varios kioscos a la redonda, alternativa por la que optaron a comerse las uñas, especialmente en el eléctrico final del partido, donde el III Columnas buscó con ahínco al menos un gol más, que habría supuesto una igualada que habría condenado a los dos comparecientes de la tarde.

Además de dos bajas relevantes como las de Cholo y Adrián, el problema del III Columnas frente al InterSala su ‘desconexión’ durante un tramo del primer tiempo, que no pudieron enjuagar en el segundo, pese a que la afición llegó a soñar 13 minutos después de un minuto mágico en el que se marcaron dos goles pasándose del 1-4 al 3-4.

El cupo de milagros deportivos de la semana parece que se agotó en Liverpool y Ámsterdam, porque en Conde de Foxá, pese a que hubo oportunidades, la pelotita no quiso entrar más, acabando por descorchar el champán en el vestuario el InterSala, entrenado en el banquillo por un viejo conocido del III Columnas, David Sierra. Por cierto, los zamoranos –que intentaron parar bastante el ritmo del partido- tuvieron una celebración bastante elegante, haciendo incluso un pasillo al III Columnas cuando los mirobrigenses ya se retiraban a los vestuarios con la moral por los suelos.

Desgraciadamente, la ‘final’ de la tarde del sábado no es como las de ‘verdad’, donde el perdedor acaba viendo en los días siguientes que al menos tiene la medalla de plata. Pero a la larga, ésta debe ser recordada como una buena temporada.

LA CRÓNICA

La tarde del todo o nada empezó a las mil maravillas para los locales: a los 11”, Álex Martín –que fue uno de los más destacados de los mirobrigenses- ya firmó un primer disparo desde la derecha que el portero sacó apurado. Poco después, Daniel y Arturo se toparon otra vez con el guardameta en sendos disparos. El segundo fue desviado a córner, en cuyo lanzamiento, y a la 3ª intentona, Asier acabó por marcar de cabeza antes de cumplirse el minuto 3.

El Pabellón de Conde de Foxá vibraba, permitiendo unos minutos de cierto dominio mirobrigense, aunque con ocasiones también para el InterSala, como una contra muy clara en el 6’ que remataron fuera. Por parte local, Asier estuvo cerca de poner el 2-0 con un lanzamiento de falta cercano al área, pero el portero logró enviarlo a córner de aquella manera.

Al III Columnas se le fue la ‘final’ en apenas 6 minutos, entre el 10’ y el 16’, en los que encajó los 4 goles con los que acabó la tarde el InterSala. El primero fue en un saque de córner (a donde había ido el balón gracias a un despeje de Daniel), donde dieron un pase atrás, enganchando bien un jugador el balón para encaminarlo al fondo de la red. El segundo, en el 12’, fue también en una acción a balón parado, en este caso en un saque de banda por la izquierda.

El III Columnas pidió tiempo muerto acto seguido, pero nada más volver, José despejó un 1vs1 muy claro. Tras una intentona de cierto peligro de Asier que se estrelló por el camino en un jugador, el InterSala puso el 3º (el único en juego) en el 14’: un jugador se fue moviendo por las cercanías del área (mientras le hacían un par de faltas), hasta lograr sacar un tiro que entró.

En los instantes siguientes, el III Columnas tiró con cierto peligro hasta 4 veces (2 veces Daniel y otras 2 Jorge Briz), pero todas acabaron fuera. Al menos, entre medias, el InterSala alcanzó las 5 faltas (en el 15’), lo que daba cierta esperanza a los locales para el tramo final de la primera parte. Sin embargo, fue un espejismo: los visitantes no sólo no hicieron una 6ª, sino que marcaron el 4º en el 16’, con una falta desde medio del campo que entró directa.

El panorama se pudo poner aún peor, pero José solventó en el 18’ una contra muy peligrosa, antes de que una intentona clara de Álex Martín fuese despejada por el portero visitante, que arrolló en la lucha por el balón a Asier en el aire, sin señalar el árbitro ninguna infracción. La primera parte concluyó con un par de disparos de Álex Morales, que se marcharon fuera.

Quedaba una larga segunda parte por delante, pero las sensaciones en el inicio de la misma no fueron nada buenas en lo que respecta a los locales. En ese tramo, el partido fue un poco de ida y vuelta, sin dominador claro y con poco peligro. Las más claras fue una acción en la que el III Columnas casi se introduce el balón en su propia portería, y una contra de Asier y Álex Martín en la que ni siquiera se sacó un tiro claro.

En esas estaba el partido cuando llegó el minuto 28, durante el cual un panorama negrísimo se tornó esperanzador. Para empezar ese minuto, Álex Martín puso el 2º de los suyos tras una larga jugada de ida y vuelta durante la cual José salvó una muy clara del InterSala.  Y para acabar ese 28’, el mismo Álex Martín logró el 3º en un saque de córner (entre medias, eso sí, casi marcó el InterSala).

Los visitantes pidieron tiempo muerto ipso facto, quedando 12 largos minutos por delante donde podía pasar de todo. El III Columnas, con un subidón total, siguió arriba, estando cerca Asier de atinar en el 29’ con un balón en largo que le había enviado José, quién en el 33’ cogió apurado en línea de gol un balón bombeado tras haber salido.

El partido estaba muy abierto, cuando llegó un palo en la rueda para el III Columnas, en forma de 5 faltas. Esa limitación viró un poco el partido, teniendo más peligro en los compases siguientes el equipo zamorano, que dispuso en el 35’ de una contra 3vs1 clarísima que logró salvar José enviando el balón a córner (en cuyo saque también estuvo resolutivo el portero mirobrigense).

A falta de 4 minutos, el III Columnas pidió tiempo muerto, tras el cual empezaron a desplegar la estrategia de portero-jugador de la mano de Álex Morales. Y lo cierto es que funcionó, ya que se creó mucho peligro, pero sin suerte en el remate final. Por un lado, el III Columnas lanzó dos faltas (Jorge Briz y Asier) desde el borde del área (alguna pudo ser penalty) que se estrellaron en la barrera. Por otro lado, Viru gozó de dos ocasiones clarísimas, una a media a vuelta que solventó el portero, y otra en la cual le dio mal, marchándose el balón fuera.

La última gran opción mirobrigense fue a 45” para el final, cuando Asier hizo un remate en boca de gol tras un pase desde la izquierda que el guardameta volvió a solventar. A falta de 12”, casi marca el InterSala a puerta vacía desde su casa (había tenido otra previamente), cerrándose el partido ‘y la temporada’ con un balón colgado desde atrás por Álex Morales a 1 segundo y 7 décimas para el final que acabó en nada.

ZONA MIXTA

Con la decepción todavía muy reciente, el técnico mirobrigense Fita explicó que “se nos ha ido por el rato tonto de la primera parte”, mientras que en el tramo final, “con las que hemos tenido una detrás de otra, no hemos sido capaces de marcar”. En todo caso, Fita se muestra “orgulloso de los chavales, se lo han dejado todo, hemos llegado a donde hemos podido con los problemas físicos, no se puede pedir más: los chavales se han vaciado”. Tras la decepción, “habrá que intentarlo otra vez el próximo año”.