Domingo, 18 de agosto de 2019

Afibrosal se une a las protestas por la guía de fibromialgia publicada por  el INSS

En España se han movilizado 146 entidades  por el trato que se da a estas enfermedades en ese documento, ya que vulnera sus derechos fundamentales

Concentración de Afibrosal a la puerta de la Delegación Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Foto de Eva Fernández

Este jueves, frente a la Delegación Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), en el paseo de Canalejas, tenía lugar una concentración con la asistencia de la Asociación de Fibrmobrialgia y Sindrome de Fatiga Crónica de Salamanca (AFIBROSAL) para rechazar la publicación de la 2ª edición de la “Guía de Actualización en la Valoración de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, Electrosensibilidad y Trastornos Somatomorfos” por parte del INSS.

Personas afectadas por estas enfermedades,  así como especialistas que las conocen bien, han protagonizado esta movilización que, en España han respaldado 146 entidades. Además, han anunciado que iniciarán un procedimiento judicial para denunciar la vulneración de sus derechos fundamentales, “dado que el trato que se da a  estas enfermedades en la guía empeora su situación social y laboral, vulnera sus derechos fundamentales en materia de salud y atención sanitaria, así como el acceso a prestaciones y a la atención de servicios sociales”.

Hay que tener en cuenta que estas enfermedades afectan hasta a un 5% de la población. Por lo que estamos hablando de más de 2.000.000 de personas.

El 18 de enero de 2019, la Guía ya estaba publicada en la página de la Seguridad Social, sin haber contado con los pacientes ni con los médicos especialistas. “Ante los múltiples fallos presentes en la publicación, que pusimo en su conocimiento, se les solicitó la retirada y revisión de esta GUÍA, pero se negaron a ello”, explicaban.

Además, recuerdan que esta publicación es de una gran importancia “porque no sólo llegará a los evaluadores e inspectores del INSS, sino que, además, será distribuida a todos los médicos de atención primaria del territorio nacional, con el objetivo de determinar las incapacidades laborales temporales”.

Por todo esto, exigen la retirada de la Guía de Valoración 2ª edición y la creación de  Unidades Multidisciplinares con médicos especializados así como de  tratamiento pediátrico. “Hay que tener en cuenta que el tiempo que se tarda en conseguir un diagnóstico, desde la aparición de los primeros síntomas, en los adultos se estima que puede oscilar entre los 2 y 3 años, mientras que si hablamos de niños este tiempo puede ampliarse hasta los 10 años período de tiempo durante el cual el niño, así como  su familia no va a poder encontrar solución a sus problemas”, añaden.

Fotos de Eva Fernández