Domingo, 19 de mayo de 2019

Bragança invita a vivir la Feria de las Cantarinhas y de Artesanía

Los puestos de estas populares cántaras y de todo tipo de productos de artesanía alimentan el bullicio de calles y plazas de la capital trasmontana

El alcalde de Bragança, Hernâni Dias/ Fotos: RMG

Desde el viernes 3 hasta el domingo 5 de mayo las calles de Bragança se llenan de animación con una nueva edición de la Feria de las Cantarinhas que, como cada año, llega a la capital de Tras-os-Montes en primavera.

Estas cántaras pequeñas llevan consigo una historia que merece ser contada y preservada, pues forman parte de las señas de identidad de esta región. Los cántaros, las cántaras y las cantarinhas son acompañados en Bragança durante este fin de semana por la Feria de Artesanía, en la que se exponen artículos de ésta y otras regiones del país. Una forma de hacer comercio al aire libre que invita a pasear, a detenerse en las particularidades de algunos productos y a entrar en conversación.

La Praça Camões y el Largo da Sé contiguo son los dos centros de los que parten las restantes zonas comerciales de esta feria. Una exposición sobre las auténticas Cantarinhas del pueblo de Pinela y la historia de las loceras que la hicieron posible se puede ver en el Centro Cultural Adriano Moreira. La entrada es gratuita y saldremos comprendiendo la importancia de estos objetos en la etnografía brigantina.

Además de esta especie de ‘botijos’ trasmontanos, hay puestos de marroquinería, antigüedades, cerámica, textiles, productos hortofrutícolas, de panadería y dulcería o licores, ya que las Cantarinhas se acompañan de la Feria de Artesanía de Bragança, que se desarrolla desde el pasado miércoles día 1. La climatología de estos días, con temperaturas suaves y días soleados, invita a callejear por Bragança, por las rúas comerciales y por las del centro histórico, por las callejuelas empinadas de la ciudadela intramuros y por el amplio y apacible paseo peatonal a orillas del río Fervença.

Varios de los muchos museos de Bragança, el Graça Morais, de Arte Contemporáneo, el Georges Dussaud, de Fotografía o la Casa de Memorias Sefardita –la región trasmontana es un importante núcleo de estudio para expertos internacionales en comunidades sefarditas-, se concentran en una de las calles que salen de la plaza de la Catedral. Una visita al interior de ésta, también es recomendable.

Bragança cuenta con una Pousada de Portugal, ubicada en una parte de la ciudad que la convierte en un excelente mirador desde donde contemplar tanto la antigua ciudad amurallada como la ciudad nueva. El alojamiento cuenta con un restaurante que hace solo unos meses obtuvo la primera estrella Michelin para la región, el restaurante G Pousada, de los hermanos Óscar y António Gonçalves.

Dentro de las actividades a desarrollar este fin de semana de feria, está la Carrera de las Cantarinhas, con dos modalidades de 10 y 5 km, que tendrá lugar el domingo por la mañana. Varios grupos de gaiteiros y concertinas animarán las calles cada tarde-noche.

Las infraestructuras que nos llevan a Bragança

Hablamos con el presidente de la cámara municipal de Bragança, Hernâni Dias, sobre la mejora en las principales vías que unen a la capital trasmontana con Castilla y León, que han sido noticia en los últimos meses.

En la última Cumbre Ibérica celebrada en Valladolid el mes de noviembre pasado, António Costa y Pedro Sánchez anunciaron el comienzo de las obras del tramo final de autovía que falta para unir Zamora con Bragança. Actualmente, los más de 80 kilómetros que hay desde la capital zamorana hasta la localidad fronteriza de Quintanilha se recorren por una carretera convencional con intenso tráfico de camiones y turismos.

Subraya el presidente Dias que esta autovía no sólo mejoraría la unión con Zamora, ya que, a través de ella la región brigantina conecta con Salamanca, Valladolid, Madrid y el resto de Europa.

Comenta Hernâni Dias que ha podido saber que la partida presupuestaria destinada por el gobierno español para este proyecto, que sería de unos 25 millones de euros, se ha ‘vaciado’, hasta quedar en apenas un millón, lo que hace del todo inviable arrancar con las obras. El gobierno español acudirá a la próxima Cumbre Ibérica de junio en Guarda sin haber empezado a hacer estos deberes.

Desde la capital salmantina accedemos a Bragança por la A-66 hasta Zamora y después por la carretera N-122/E-82. El último tramo, ya en territorio portugués, es autovía.

En lo que respecta a la mejora de la ZA-921, que une Puebla de Sanabria con Bragança, evitando el paso por las ‘localidades espejo’ de Rihonor de Castilla (Zamora) y Rio de Onor (Bragança), cuya mejora fue anunciada como inminente por parte de la Junta de Castilla y León, el presidente Hernâni Dias afirma no tener conocimiento de ningún avance.

Segunda edición de Terra(s) de Sefarad, en junio

Este año se celebrará en Bragança la segunda edición del Congreso Internacional Terra(s) de Sefarad, con la participación de expertos de todo el mundo. Se desarrollará durante los días 19, 20 y 21 de junio, después de la primera edición en junio de 2017. La inscripción para asistir en gratuita.

Se trata de un encuentro científico y cultural de tres días de duración, promovido por el municipio de Bragança con la coordinación científica de la cátedra de Estudios Sefarditas de la Universidad de Lisboa, que junta en Bragança a los más prestigiosos estudiosos de las comunidades judías de la península ibérica. Cobra sentido que la localidad elegida para la celebración de estos encuentros científicos sea Bragança, pues todo el distrito es palco de innumerables vestigios de su pasado judío, hecho histórico que lo vincula con España, en particular, con Castilla.

Según avanza Hernâni Dias, en esta edición la economía de las comunidades judías será el eje central del certamen, que contará con un Foro Económico Sefardita y varios simposios temáticos. Paralelamente durante esos días, se celebrará en Bragança, al igual que en 2017, un mercado Kosher, un ciclo de cine de temática judía y una serie de conciertos nocturnos de música sefardí.

Bragança, Cantarinhas, Primavera

Da pereza marcharse de Bragança en un día prístino de primavera como éste. Para quien guste de descubrir y conocer, cualquier época del año es buena. Pero, en la capital de la denominada Terra Fria Trasmontana, donde se dice, al igual que en Salamanca, que hay “nove meses de inverno e três de inferno”, tal vez sea la primavera la estación ideal para acercarse a una realidad de lo más ecléctica.

Si callejeamos un poco por Bragança descubriremos que aglutina muchos lugares en uno: una antigua ciudadela y su castillo en la parte más alta, un barrio ribereño donde creeremos estar en un bucólico pueblo, rodeado por una ciudad moderna que enlaza con el campus universitario.

Los cántaros, las cántaras y las cantarinhas nos esperan en Bragança.

Puede consultar el programa completo de la feria aquí
Ver más imágenes: