Domingo, 25 de agosto de 2019
Las Arribes al día

Concluye con éxito el taller de empleo en el que han participado ocho alumnos

Recibieron los diplomas acreditativos de su formación en albañilería y que han practicado con la construcción de los vestuarios del campo de fútbol nuevo

Responsables municipales, profesores y alumnos se mostraron muy satisfechos con el trabajo realizado durante el curso / MIGUEL CORRAL

El alcalde de Vitigudino, Germán Vicente, junto con los tenientes de alcalde, Javier Muñiz y Pepe Cordobés, procedieron este martes a la entrega de diplomas a los alumnos que han participado en el taller de empleo de albañilería que se ha venido desarrollando desde el pasado mes de noviembre.  A lo largo de este tiempo, los alumnos han adquirido conocimientos en esta profesión recibiendo, a su vez, el salario mínimo interprofesional y construyendo los vestuarios del campo de fútbol nuevo.

En el acto de entrega, los responsables municipales agradecieron la labor realizada por el coordinador docente, Isidoro Sánchez, y por el docente de albañilería, Porfirio Muriel, así como a los ocho alumnos participantes, a los que Pepe Cordobés, como responsable municipal del taller, deseó “que lo que habéis aprendido os sirva de algo”.

Seguidamente, el alcalde de Vitigudino, Germán Vicente, explicó cómo desde su llegada al Ayuntamiento “teníamos la idea de hacer un taller de empleo con varios objetivos: que los jóvenes, con pocas oportunidades, trabajaran unos meses y aprendieran un oficio”, aunque reconoció que “es difícil en seis meses aprender un oficio, pero habéis puesto los cimientos para aprenderlo”, unos primeros pasos sobre los que puso de símil la carrera de un torero, que “comienza con ponerse ante una vaquilla antes de hacerlo frente a un novillo”.

A lo largo de este tiempo, el regidor les recordó que han experimentado “lo que supone tener un trabajo, independientemente del aprendizaje, el convivir con compañeros, tener unas relaciones con los profesores, mañana con el encargado de la obra, el compañerismo, nuevas amistades”, por lo que según Germán Vicente, “estáis preparados para continuar con la actividad laboral, algunos capaces de seguir con la albañilería, y el resto al menos ya sabe lo que es ir al puesto de trabajo, obedecer y cumplir lo que ordena un superior y saber que eso no se paga con dinero, y a vosotros se os ha pagado, habéis aprendido y habéis cobrado, lo que también es importante tener un sueldo, alguno por primera vez, lo que da una gran satisfacción cuando llega final de mes, por lo que tenéis dos satisfacciones, la obra que habéis hecho, que recordaréis cuando vayáis allí, y haber ganado un sueldo además de una nueva experiencia y haber adquirido nuevos conocimientos”.

Por ello, Germán Vicente sugirió a los alumnos presentarse a los responsables de las obras de los nuevos juzgados y de la depuradora, proyectos que darán comienzo en breve y cuyas empresas adjudicatarias requerirán de mano de obra.

Para finalizar, el alcalde de Vitigudino agradeció que los alumnos “hayáis aprovechado el tiempo”, por lo que mostró su satisfacción indicando que “estamos contentos, se ha hecho la labor de albañilería, pendiente del suelo”, así que aseguró “si seguimos gobernando, plantearemos tener una nueva escuela taller. Gracias a vosotros el concepto que tenemos de esta experiencia es bueno”.

De los ocho alumnos participantes, algunos ya han encontrado empleo, no como albañiles, pero reconocen que la nueva experiencia les ha facilitado el camino. Tal es el caso de Rubén Polo Ballesteros, que comenzará a trabajar en Villaseco de los Reyes. En el conjunto, todos ellos se mostraban muy satisfechos con lo aprendido en este taller, una actitud que también reconocía y agradecía el coordinador docente Isidoro Sánchez en unas palabas al inicio del acto de entrega de diplomas.

Obra realizada

En cuanto a la obra realizada para construir los vestuarios del campo de futbol nuevo, de lo contemplado en el proyecto del taller de empleo ha quedado pendiente el solado, lo que deberá acometer el Ayuntamiento junto con la colocación del falso techo, la instalación eléctrica y la colocación de sanitarios, además de la adquisición de dos termos para agua caliente. Otra obra pendiente será la creación de un acceso directo al campo de fútbol bajo el graderío, túnel de vestuarios que ya ha quedado dispuesto en el interior a falta de la apertura exterior.