Domingo, 26 de mayo de 2019

La Feria Medieval de Moncorvo 2019 arranca con la participación de alumnos de Vitigudino y Fuenteguinaldo

Tres días de recreación del proceso de trasmutación del hierro, con un cortejo real, torneos, acróbatas, mercaderes, tabernas y una boda real

El rey D. Dinis y la reina Dña. Isabel con participantes del programa "Conociéndonos"/ Martín-Garay

Durante los tres días de este último fin de semana de abril, una nueva edición de la Feria Medieval de Torre de Moncorvo anima las plazas, plazuelas y calles del centro histórico de esta villa situada en el Duero Superior, a las puertas de la región de Tras-os-Montes.

Por décimo año consecutivo, la Agrupación Europea de Cooperación Territorial Duero-Douro (AECT Duero-Douro) organiza, junto con el ayuntamiento de Torre de Moncorvo, una jornada de convivencia entre alumnos de primaria y secundaria de las comarcas salmantinas y zamoranas rayanas y escolares de estos municipios portugueses. Más de 1.000 chicos y chicas hispano-lusos han inaugurado la feria, con representaciones teatrales y espectáculos de danza y música donde ellos han sido los absolutos protagonistas. De la provincia de Salamanca han participado jóvenes de Vitigudino y Fuenteguinaldo. Todo se desarrolla en un ambiente de recreación medieval, con los alumnos y sus profesores vestidos a la moda de la época.

Un día de clase en los espacios que pretenden evocar todo el proceso del hierro, desde su extracción hasta la fabricación de utensilios. Por eso, las herrerías son el oficio protagonista en esta feria medieval, pero también los carpinteros, los curanderos o los alfareros.

En la comarca de Moncorvo se sitúa el mayor yacimiento de hierro de Europa, según afirman los expertos. La explotación minera fue actividad económica destacada en el pasado y el motivo principal por el que el rey portugués D. Dinis concedió a la villa carta de foral el 12 de abril de 1285, mandando construir la muralla y otorgándole carta de feria. Por eso, cada mes de abril se celebra este evento de temática medieval, en el que los mercaderes, el hierro y la figura del rey D. Dinis son los protagonistas.

Alexandre y Beatriz son dos estudiantes de Bachillerato de Moncorvo que este año han aceptado el desafío de representar al rey D. Dinis y a la reina D. Isabel de Aragón, algo así como los embajadores del evento. Un cortejo real, una boda real, torneos de armas a caballo o espectáculos de fuego son algunas de las actividades previstas para hoy sábado y mañana domingo.

“La Feria Medieval es una gran apuesta del concejo de Torre de Moncorvo”, afirma el presidente de su cámara municipal, Nuno Gonçalves. “Los moncorvenses de todas las localidades del concejo se implican en ella, estando presentes y vestidos”.

Se trata de uno de los eventos festivos y económicos más fuertes del municipio, que ya se ha convertido en un clásico. Por lo visto, hace dos años se agotó el efectivo en los cajeros automáticos, ya que se retiraron más de 300.000 euros en tres días.

“Eso es lo que queremos, el desarrollo económico del concejo”, declara su presidente. “La edición de este año une la recreación de todo el proceso de trasmutación del hierro, -desde que se saca de las entrañas de la tierra-, con la muestra de los productos endógenos, la relación del rey D. Dinis con Moncorvo y la identidad de esta región”.

Moncorvo se sitúa en una de las zonas turísticamente más demandas dentro del Duero portugués, perteneciendo al Alto Duero Patrimonio de la Humanidad pero cerca ya de la meseta trasmontana. La desembocadura del río Sabor en el Duero deja aquí una playa y un embarcadero, constituyendo la mejor atracción para el verano. Sus vinos forman parte de la D.O. Douro y hay una buena oferta de alojamiento rural y de agroturismo.  

La alquimia del hierro

Este año el foco de las recreaciones y exhibiciones de oficios estará puesto en los alquimistas, que llegaron a la península Ibérica durante la Edad Media. Nacida en Oriente, la alquimia buscaba la “piedra filosofal” necesaria para la producción de oro a partir de metales inferiores, como el cobre, el estaño, el plomo o el hierro.

La plaza de la Alquimia y otros oficios medievales se sitúa en la plaza Francisco Meireles de Torre de Moncorvo, el centro neurálgico de este evento, que tiene continuación en otros nueve espacios donde se recrea el espíritu medieval, siendo uno de los más especiales, el atrio de la iglesia.

El proyecto de reapertura de las minas de Moncorvo y el Tren del Duero a Salamanca

En otro tiempo, la explotación minera en esta comarca del Duero Superior fue una de sus actividades económicas más relevantes. En septiembre se prevé que entre en su última fase el proceso de reapertura de estas minas de hierro, después de varios años de análisis y una vez que ha sido aprobado por las autoridades competentes portuguesas y también por las españolas. “Estando a menos de 100 kilómetros de la frontera con España, todos los proyectos mineros tienen esta reciprocidad burocrática”, informa al respecto Nuno Gonçalves. “Puedo afirmar que, en lo que respecta a las autoridades administrativas españolas, no hay reticencias al proyecto de reapertura de las Minas de Moncorvo, que espero que en septiembre sean una realidad”, manifestó el edil.

Relativamente a las voces que en la región del Duero portugués y en las Arribes salmantinas claman por la reapertura de la vía férrea del Duero, uniendo Oporto con Salamanca a través de un tren regional supranacional, Nuno Gonçalves afirmó que “la comunidad intermunicipal del Duero a la que pertenecemos, CIM-DOURO, apoya la línea del Duero como fundamental para este territorio trasfronterizo, que tendría todo a ganar con la reapertura de este tren, tanto en la parte española como en el lado portugués”. El presidente municipal concluyó afirmando que el Tren del Duero será una realidad cuando las voluntades políticas portuguesas y españolas quieran aliarse.

El programa Conociéndonos

Un grupo de alumnos de los centros escolares participantes ejercieron de representantes para hablar con los medios, ofreciendo una rueda de prensa en la que el principal motivo era explicar en qué consiste el programa trasfronterizo Conociéndonos.

Todos valoraron como muy importante conocer el pasado y hacer nuevos amigos. El programa, que se celebra por décimo año consecutivo encuadrado en esta feria medieval, pretende fomentar las relaciones entre los jóvenes portugueses y españoles de esta región, a la vez que se muestran las tradiciones de las diferentes comarcas, a través de representaciones escénicas en un marco de temática medieval.

Según cuentan sus profesoras, a los chicos les encanta participar y los que han venido otros años siempre quieren volver.

Coincide con ello José Luis Pascual, el director de la AECT Duero-Douro, presente durante esta jornada en Moncorvo, que comentó también para Salamanca al Día el proyecto de comercialización de electricidad creado por los ayuntamientos de este territorio trasfronterizo, el único existente a nivel europeo y que ya cuenta con más de 400 cooperativistas entre particulares, instituciones y empresas, según afirmó.

El presidente del municipio de Torre de Moncorvo aludió a las relaciones con los vecinos ibéricos: “Lo que yo quiero es que los municipios que formamos este territorio trasfronterizo comprendamos que hoy no hay Portugal y España, sino un gran territorio común debatiéndose con los mismos problemas de interioridad”, declaró Nuno Gonçalves.

A Torre de Moncorvo se llega desde las Arribes salmantinas y también por Fuentes de Oñoro-Vilar Formoso, siguiendo dirección norte hacia Foz Côa.

Después de días de aguaceros, el sol permite recorrer las calles de esta villa portuguesa, convertidas en un escenario de sonido y color, disfrutando al aire libre de uno de sus mayores eventos anuales.