Martes, 17 de septiembre de 2019

Todo sobre el origen del euskera

Estamos ante un idioma que no se parece a ningún otro en términos fonéticos y otros aspectos, todas las lenguas existentes en la Tierra tienen que ver absolutamente nada con aquella con que se comunican los vascos

Durante el transcurso de la Semana Santa han sido cuantiosos los vascos que se han dejado ver por tierras salmantinas con el principal objetivo de disfrutar de las procesiones y el buen ambiente que se da cita en nuestra región por estas fechas.

 

Ello ha permitido a muchos habitantes de Salamanca deleitarse con uno de los idiomas más peculiares que existen en varios sentidos. De hecho, a día de hoy sigue siendo uno de los principales objetivos de los lingüistas no solo españoles, sino también del resto del mundo.

 

Una de las particularidades que convierten al euskera en algo tan preciado para dichos eruditos guarda relación con su dificultad. Nos dicen desde ComoSeEscribe.net que la redacción en vasco es una de las tareas más complejas que existen, aunque no se queda atrás la comunicación oral.

 

Pero más allá de lo difícil que llega a ser el euskera, residiendo gran parte de su magia precisamente en este aspecto, destaca también del citado idioma el origen del mismo.

  Múltiples teorías
  

Generalmente los lingüistas, al tratar de averiguar la procedencia de un idioma, proceden a llevar a cabo comparaciones con el resto. Tras dar con parentescos se efectúa la oportuna correlación para determinar exactamente cómo surgió. Pero, ¿qué sucede en el caso del euskera?
 

Estamos ante un idioma que no se parece a ningún otro. En términos fonéticos y otros aspectos, todas las lenguas existentes en la Tierra tienen que ver absolutamente nada con aquella con la que se comunican los vascos.

 

Después de tantísimos años de comparaciones con idiomas provenientes de toda clase de regiones, incluyendo las conocidas como lenguas muertas, muy pocas conclusiones han podido extraerse.

 

Según nos dicen desde Hispachat Bilbao lo único que hay en la actualidad son teorías. Si bien es cierto que algunas resultan un tanto disparatadas, otras tienen bastante fundamento e incluso son abanderadas por lingüistas profesionales con muchos años de experiencia a sus espaldas.

 

Una de las más populares guarda relación con la Edad de Piedra, indicando que el euskera proviene precisamente de ella. ¿En qué se basan los especialistas para hacer tal afirmación? Básicamente en la habitual utilización de una raíz en concreto.

 

Nos referimos a aitz, que significa roca. ¿Sabías que actualmente muchas palabras llevan este fragmento? Concretamente son diversos los utensilios y las herramientas como por ejemplo el hacha.

 

Seguramente te estarás preguntando qué tiene que ver con la Edad de Piedra. Precisamente, como su propio nombre indica, a lo largo de la misma la totalidad de elementos a los que se daban forma presentaban un material en común. En efecto, la roca –aitz–.

 

Pero otras palabras dan pie al surgimiento de teorías alternativas. Por ejemplo, las de este artículo de frases de buenos días en caso de ser traducidas al euskera recuerdan enormemente a las lenguas africanas. Concretamente las camíticas guardan un gran parecido con determinados términos pertenecientes al euskera.

 

Otro buen ejemplo que hace referencia a las similitudes es el del berebere. A pesar de ello ningún lingüista ha sido capaz de demostrar una relación directa entre ambos idiomas.

 

No nos podemos olvidar de los estudiosos que presentan otra teoría que también defienden algunos vascos. Según ellos, el euskera tendría su origen en el Cáucaso. ¿Qué les lleva a afirmarlo? En concreto se basan en las similitudes que albergan ciertos nombres propios de algunas ubicaciones, habiéndose requerido muchos años de exhaustivos análisis morfológicos.

 

A pesar de las diferencias entre todas las teorías que existen en hoy en día, todas coinciden en un aspecto común: el euskera hace gala de una gran antigüedad. Es precisamente este factor uno de los que dificulta el análisis de sus orígenes.

  El euskera en la actualidad
 

Al tratarse de una lengua aislada no es de extrañar que presente una cifra de hablantes no demasiado elevada. Sin embargo, el euskera no solo puede ser escuchado en el País Vasco. Y es que nos dicen desde Viajerospedia que también es posible en tantos otros países como Chile y Colombia, a causa del fenómeno conocido bajo el nombre de diáspora vasca.

 

Por supuesto, Francia es otro país en el que se deja oír de forma habitual el euskera entre sus habitantes. Adicionalmente, en Navarra muchas familias siguen queriendo preservar este idioma tan antiguo enseñándolo no solo en los hogares, sino también en las escuelas.

 

Se calcula que en Euskadi hay casi un millón de vascoparlantes, ascendiendo a cien mil la cifra en el territorio navarro. Si bien es cierto que una considerable parte es de tipo pasivo, ello impide que la lengua aislada acabe quedando relegada a un segundo plano.


Lo cierto es que con el paso del tiempo el euskera paulatinamente va contando con una mayor trascendencia para la sociedad en general, la cual se pregunta si algún día al fin terminará averiguando el auténtico origen de este idioma.