Domingo, 26 de mayo de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Un conductor, a punto de arrollar a varios niños en la procesión del Resucitado por su actitud temeraria

El conductor ha sido denunciado ante las autoridades policiales por la Cofradía del Silencio

La última procesión de la Semana Santa Mirobrigense 2019 dejó una secuencia alucinante cuando el paso de Cristo Resucitado estaba camino de la Plaza Mayor: un conductor con más coche que cerebro estuvo a punto de llevarse por delante a varios niños de la procesión por su actitud temeraria.

La secuencia ocurrió cuando todos aquellos que habían salido de la Parroquia de Santa Marina estaban abandonando el Puente Mayor e iniciando la subida por la calle Nogales Delicado en dirección a la Plaza. En pleno tránsito de los niños de todas las Cofradías por el cruce de caminos, apareció por la Avenida de la Concha un Audi A4 de color Blanco.

 

Lo lógico hubiera sido que el conductor se hubiese parado y esperado a que pasase la procesión, como hicieron otros conductores que marcharon pacientemente detrás de la comitiva por el Puente Mayor. Sin embargo, el conductor del Audi no se llegó a detener, y se fue a degüello contra la procesión para seguir su trayecto. Aún más, ni siquiera esperó a que hubieran pasado todos los niños, metiéndose entre los de la Cofradía del Nazareno y del Silencio, de quienes pasó al lado (tuvieron que apartarse para no ser arrollados).

Pese a que todo el público presente empezó a recriminarle su actitud, el conductor culminó su fechoría. Sin embargo, no le va a salir gratis. Además del escarnio público de la publicación en medios de comunicación, el conductor ha sido denunciado ante la Policía Local por la Cofradía del Silencio, a cuyos niños estuvo a punto de llevarse por delante.

Además de las fotografías, en el siguiente vídeo aparece la secuencia del casi atropello, en 3.30: