Miércoles, 17 de julio de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Histórico tránsito de La Dolorosa por el adarve de La Muralla para abrir la Semana Santa

Ese tránsito tuvo un buen seguimiento, y se cerró con un aplauso al terminar de descender La Dolorosa a la Plazuela de Herrasti

El ciclo de procesiones de la Semana Santa Mirobrigense 2019 se abrió a primera hora de la noche del denominado Viernes de Pasión de forma revolucionaria: con un histórico tránsito de La Dolorosa por el adarve de la muralla, en medio de la oscuridad de la noche (ya había anochecido por completo).

Dentro de su habitual rotación por diversos templos de la ciudad, La Dolorosa se puso en esta ocasión en marcha en la Iglesia de San Agustín, donde están los pasos de la Cofradía de Jesús Nazareno durante todo el año. La Virgen cogió la calle San Juan para plantarse rápidamente en la Plaza Mayor, donde tuvo lugar la habitual parada acompañada de una reflexión desde la balconada de la Casa Consistorial.

En ese momento, el termómetro de la Farmacia Dorado marcaba 15ºC, reflejo numérico de una buena noche (no hacía nada de frío). Finalizada la reflexión, la procesión continuó por La Colada y General Pando, para llegar a la Plazuela del Castillo, que la imagen de la Virgen atravesó ‘de norte a sur’ para acceder a la muralla junto al Parador de Turismo.

 

A partir de ahí, buena parte de los cientos de personas repartidos por el adarve desenfundaron sus móviles y sus cámaras para dejar constancia fotográfica del paso de la Virgen por allí, siendo especialmente destacado el encuadre de la imagen con el Parador de fondo. Poco a poco fue avanzando hasta la Brecha Grande, deparando allí nuevas imágenes históricas con la Torre de Campanas de la Catedral de fondo.

La Dolorosa descendió de la muralla por la rampa que conecta la Brecha Grande con la Plazuela de Herrasti, donde ya está montado el escenario para la representación de La Pasión del próximo lunes. Una vez acabó de pisar la Plazuela, el público congregado tanto arriba como abajo brindó un aplauso espontáneo.

Tras ello, la Virgen recorrió los últimos metros hasta la Catedral. Gracias al paso por la muralla, esos compases finales de la procesión tuvieron una compañía de público notablemente mayor que cualquier año anterior. Hay que recordar que, siempre que el tiempo no lo impida, La Dolorosa saldrá 3 veces más a las calles esta Semana Santa: en la mañana y tarde del Viernes Santo, y en la mañana del Domingo de Resurrección.