Viernes, 22 de noviembre de 2019
Las Arribes al día

Vitigudino afianza su futuro con proyectos generadores de empleo

La finalización del polígono industrial y la puesta en marcha del polígono agroalimentario son claves para el desarrollo empresarial de la cabecera de comarca

Vista área del polígono industrial de Vitigudino / FOTOS AÉREAS: JAIME GRANDES

Cuatro años de intensa actividad municipal han servido para poner a Vitigudino en el lugar que le pertenece por su historia como cabecera de comarca. No hace mucho que las dudas se cernían sobre su futuro, pero el convencimiento de unos pocos de que no todo estaba perdido y un gran trabajo detrás, ha bastado para que Vitigudino vuelva a proyectar ilusión.

Como centro neurálgico de la comarca, Vitigudino acusa el envejecimiento de sus pueblos, su escasa natalidad y la huida de los jóvenes hacia la ciudad, males que se extienden por los pequeños municipios de toda Castilla y León y de casi toda España. La falta de oportunidades y escasez de empleo, especialmente para las mujeres, son causas principales de lo anterior.

Y en ese sentido ha venido trabajando el Ayuntamiento de Vitigudino desde hace tres décadas, sin embargo hasta hace cuatro años le había faltado la constancia y la intensidad suficiente para sumar en un mismo tiempo el esfuerzo realizado, orientado en este último periodo a facilitar la implantación de empresas, motor de la economía y el empleo, además de la puesta en marcha de proyectos generadores de puestos de trabajo y de formación de empleados.

En estos últimos años se han impulsado dos proyectos de iniciativa privada, que han contado en todo momento con el apoyo del Ayuntamiento por su importancia para el futuro de Vitigudino: el polígono industrial y el polígono agroalimentario, el primero ubicado paralelo a la CL-517 a su entrada en la localidad, y el segundo, en la carretera de Moronta, en la zona donde se sitúa el matadero Dehesa Grande.

La finalización del polígono industrial ha tenido como consecuencia la instalación de empresas, varias de nueva creación, en el suelo industrial. Esto se ha traducido en el mantenimiento y creación de nuevos empleos, nuevas oportunidades para emprendedores que han decidido apostar y confiar en las posibilidades que les ofrece su tierra. La finalización de las obras de urbanización no ha sido tarea fácil, especialmente para un ayuntamiento con recursos económicos muy limitados, y la oposición que desde el inicio han presentado algunos de los propietarios de los terrenos. Finalmente, el apoyo de los que poseían la mayoría del suelo y la apuesta decidida del Consistorio ha permitido que el polígono industrial sea un lugar de referencia para el sector empresarial.

Polígono agroalimentario, una nueva apuesta

El polígono agroalimentario se ubica en la zona de terrenos junto al matadero Dehesa Grande, en la carretera hacia Moronta. Su origen surge de la necesidad de la Soc. Coop. Dehesa Grande de ampliar sus instalaciones y tras el asentamiento en este mismo espacio de la nueva fábrica de piensos de Cuperal, instalaciones que darán empleo a más de 50 personas y cuya inversión superará los 9 millones de euros una vez finalizadas las obras.

Por su parte, Dehesa Grande tiene previsto inaugurar a lo largo del mes de mayo las obras de ampliación de su matadero, actuaciones que han requerido de una inversión de 800.000 euros. En concreto, las nuevas instalaciones contemplan nuevas salas de envasado e instalaciones frigoríficas, que incluyen cámaras de conservación, túnel de congelación y cámaras de conservación de congelado.

Esta puede ser la primera piedra de un proyecto más amplio dirigido a la transformación de productos agroalimentarios en una comarca que vive del sector primario, especialmente de la ganadería de vacuno y ovino, además de contar con una amplia experiencia en la industria quesera y la elaboración de embutidos, este último, sector principal de Vitigudino.

  • Polígono agroalimentario con la nueva fábrica de Cuperal en obras