Jueves, 29 de octubre de 2020

Un lienzo y un nuevo estandarte bordado en hilo de oro para Jesús Nazareno

La Semana Santa sumará la celebración de la mano de la Congregación de Jesús Nazareno y del Santo Entierro del Matutinum, lectura de los 7 salmos, en la iglesia de San Julián
Pasos de la Congregación de Jesús Nazareno y del Santo Entierro. Fotos: Alejandro López

A la túnica en oro con motivos charros que estrenó la imagen de Jesús Nazareno el año pasado, se sumará este año el estandarte bordado en hilo de oro por las mismas manos, las de dos hermanas de la Ilustre y Venerable Congregación de Jesús Nazareno y del Santo Entierro, y un lienzo de Jesús Nazareno realizado por la artista María Vega López Ruano, tal y como explica el Hermano Mayor, José María Santiago. “Tanto el estandarte como el lienzo han sido donados a la Cofradía”, añade. No serán las únicas novedades para esta Semana Santa, ya que el paso de Jesús Nazareno, al que también se le han sustituido las patas por el estado de la madera en esa zona, se realzará con la incorporación de dos nuevas tulipas grabadas y esmaltadas en negro, en sustitución de las más antiguas.

La tarde del Viernes Santo la Iglesia de San Julián y Santa Basílica, sede de la Congregración abrirá sus puertas por las que saldrá el paso que forma parte de la Procesión General del Santo Entierro. Lo hará a las 18.30 horas, escoltado por los hermanos que portarán, al igual que en los últimos 200 años, los mismos hábitos, un detalle que forma parte de su identidad.

Lectura de los 7 salmos

Es en el capítulo de actos en el que ha destacar una de las novedades de la Semana Santa, y es la celebración de la mano de la Congregación de Jesús Nazareno y del Santo Entierro del Matutinum, lectura de los 7 salmos, acto que tendrá lugar el Sábado Santo en la Iglesia de San Julián (11 horas) y estará presidido por “la imagen del Santo Entierro”. Un acto que, como apunta el Hermano Mayor, “no se ha hecho nunca en Salamanca”.

Imágenes titulares

La Ilustre y Venerable Congregación de Jesús Nazareno y del Santo Entierro custodia, desde hace más de tres siglos, un valioso legado escultórico. Fundada en 1689, no sería hasta 1716 cuando procesiona, por primera vez, con la que es su imagen titular, la talla de Jesús Nazareno, perteneciente al grupo de cinco figuras de Jesús en la Calle de la Amargura que representa el encuentro de Cristo con la Virgen camino del Calvario.

La imagen de Jesús Nazareno es obra de José de Larra Churriguera, y la Virgen, arrodillada ante él, de Antonio Hernández (1797). Completan el paso el Cirineo ayudando con la cruz, un sayón, con los clavos para la crucifixión en el cinturón, en la delantera tirando del cíngulo que lleva el Nazareno al cuello y un soldado romano, todas de autores anónimos e incorporadas a lo largo del siglo XVIII.

La otra imagen titular es el grupo escultórico del Santo Entierro, tallado por el imaginero Francisco González Macías en 1942, representando el entierro de Cristo con siete figuras. El motivo principal lo forman José de Arimatea y Nicodemo portando el cuerpo de Cristo en el sudario. Detrás aparece San Juan que consuela a la Virgen. Una mujer mayor con un ánfora, que puede representar a María de Cleofás o a María Salomé, y María Magdalena completan el grupo. El conjunto recuerda el entierro de Cristo conforme lo narran los Evangelios.

Vía Crucis Nazareno

Tradición de la mañana del Viernes Santo documentada en el año 1695. Los hermanos parten desde la Iglesia de San Julián hasta la Catedral Nueva, encabezados por la Cruz Guía y los hermanos maestros de ceremonia portando varas.