Miércoles, 24 de abril de 2019
Ciudad Rodrigo al día

China muestra su interés turístico por la Red Ibérica Napoleónica

Ciudad Rodrigo fue anfitriona de un encuentro de esta Red que reúne a varias ciudades españolas y portuguesas

La Casa de la Cultura de Ciudad Rodrigo acogió durante la jornada del jueves un encuentro de la Red Ibérica Napoleónica, un ente que aúna a varias de las ciudades españolas y portuguesas donde Napoleón ‘dejó huella’ de una forma u otra: Torres Vedras, Almeida, Fuentes de Oñoro, Ciudad Rodrigo, Aranjuez, Móstoles, Astorga, Ucles y Vitoria.

Este conjunto de ciudades, que forma parte a su vez de la Federación Europea de Ciudades Napoleónicas, lleva trabajando de forma conjunta desde hace dos años con el objetivo de sacarle rendimiento turístico a su pasado napoleónico. Como puntos concretos del encuentro de la jornada del jueves en Ciudad Rodrigo, se estuvieron terminando de perfilar los estatutos de la Red (que ahora deben ser aprobados por los Plenos de cada ciudad), y se habló de varios proyectos de promoción turística.

Lo más relevante fue la exposición de los resultados del viaje realizado recientemente por la Red -gracias a una subvención de la Unión Europea- a China, donde hay un “gran interés por todo lo que sea la cultura francesa y Napoleón; le adoran”, según explican Silvia Cobos, concejala de Turismo de Astorga; y Delia García, jefa de turismo de Vitoria.

Eso hace pensar que puede ser posible atraer turismo de este país a tierras ibéricas al hilo de Napoleón, al igual que ocurre con las “ciudades icónicas” del emperador francés, como son Ajaccio, París o Waterloo, más aún teniendo en cuenta que España y Portugal “fueron escenario de sus grandes victorias y grandes derrotas”.

Desde su punto de vista, hay “mucho trabajo por delante”, pero consideran que hay “futuro para conseguir un producto turístico para España y Portugal muy importante”, ya que se puede configurar un “rombo cultural histórico enorme”. En este sentido, la Red arranca en Torres Vedras (junto a Lisboa), sigue por Fuentes de Oñoro y Ciudad Rodrigo, se bifurca con una rama por Astorga y otra por el centro hacia Móstoles, para volver a unirse en Vitoria.

Según explican Silvia Cobos y Delia García, “la ruta está perfilada, trazada, pero ahora hay que transformarla en un producto y lanzarla al mercado”. Para ello están “trabajando como hormiguitas viendo qué tiene cada ciudad”. En la mañana del jueves, añadieron como punto positivo para hacer posible la explotación turística de la Ruta que hay ciudades de la misma que también están unidas por el Camino de Santiago.