Sábado, 24 de agosto de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Batacazo del Senior del Ciudad Rodrigo en casa ante el penúltimo, que llevaba 7 derrotas seguidas

El Toralense, al que le habían marcado en todos los partidos menos en dos, se llevó una justa victoria del Francisco Mateos

A la hora de escribirse esta crónica del partido entre Ciudad Rodrigo y Toralense, ha finalizado ya también el duelo entre Real Madrid y Huesca en el Santiago Bernabéu, pudiéndose trazar un interesante paralelismo de la situación actual de los equipos blancos protagonistas de ambos encuentros, que tuvieron una tarde más bien para olvidar.

Tanto el Ciudad Rodrigo como el Real Madrid están a estas alturas de la temporada ‘sin nada en juego’, lo que depara que en partidos como los del domingo donde sus rivales se están jugando la vida en la parte baja, se vean claramente superados, ya solo por ganas, motivación e interés.

Si en el caso del Bernabéu, el Madrid ganó a ultimísima hora, en el Francisco Mateos el Ciudad Rodrigo no fue capaz ni de meter un gol, algo que en cierto sentido tiene ‘lógica’: a diferencia de algún partido cercano en el tiempo en el que los mirobrigenses acumularon ocasiones con poco acierto, esta vez las oportunidades reales de peligro brillaron por su ausencia.

El hecho de no meterle ni un solo gol al Toralense dice prácticamente todo de cómo estuvo el Ciudad Rodrigo en la tarde dominical, porque el equipo leonés apenas había dejado su portería a 0 en dos partidos en toda la temporada, ninguno fuera de casa. Por no hablar de los hechos que ya comentamos en la [AGENDA] del finde: este equipo acumulaba 7 derrotas seguidas (fuera de casa solo habían sumado una victoria y un empate en toda la liga), lo que hace que estén prácticamente condenados al descenso (están a 9 puntos de la salvación sin contar arrastres).

Por lo tanto, la victoria conseguida en Ciudad Rodrigo no les sirve realmente de mucho, pero al menos no hicieron en balde un largo viaje desde tierras leonesas. De hecho, visto lo visto, hasta la afición del Ciudad Rodrigo (o al menos parte) veía al final del encuentro casi ‘injusto’ que marcasen los mirobrigenses y dejasen sin victoria a los leoneses...

Con este partido, por cierto, el Ciudad Rodrigo cierra un cuarteto de encuentros frente a equipos situados por debajo suyo, en los que ha sumado 2 victorias (en los 2 primeros) y 2 derrotas. Ahora, para acabar la Liga, vienen emociones fuertes. Los mirobrigenses se enfrentarán, en este orden, al 6º, 11º, 3º, 5º, 1º, 4º y para acabar, al 15º clasificado. Evidentemente, los mirobrigenses no tienen peligro de descenso, pero el final liguero se puede hacer muy largo con la imagen de la tarde del domingo.

LA CRÓNICA

Como decíamos más arriba, el Ciudad Rodrigo generó escaso peligro real, algo que también hizo el Toralense, más entendible viendo su situación clasificatoria. La primera opción medianamente clara de los locales no llegó hasta el 17’, cuando Sergi botó una falta al borde del área que golpeó en la barrera. El propio Sergi cogió el balón suelto para intentar una segunda opción que se marchó alta.

Por parte visitante, la primera opción de peligro fue en el 23’, con un 1vs1, que Pepo salió a cortar a tiempo. El gol del Toralense llegó diez minutos después: los visitantes colgaron un balón al área, un jugador dio un taconazo a otro compañero, y éste batió a Pepo por la izquierda. Sin más novedad se llegó al descanso.

Ya en el segundo tiempo, el partido no cambió demasiado de dinámica, siendo quizás lo primero más destacado el porrazo que se dio el portero del Toralense contra el poste. En lo que a ocasiones se refiere, la primera que se puede contabilizar no llegó hasta el ecuador de este período, con una intentona de Manu Blanco por la izquierda del área que el portero envió a córner.

Según avanzaba el reloj, el Ciudad Rodrigo se aceleró, lo que provocó cometer muchísimos más errores e imprecisiones, muchas de ellas en 3/4 de campo para desesperación de la afición local, a la que se pudo oír que había sido “el peor partido de la temporada en casa”.

En lo que ocasiones se refiere, prácticamente hay que saltar a los cinco minutos finales, cuando el Ciudad Rodrigo volvió a rematar, pero sin atinar ni mucho menos entre los tres palos: Manu Blanco, Maza y Sergi firmaron varias intentonas que se marcharon desviadas con claridad (ni siquiera dieron pie al ‘uy’). Ya en el tiempo de descuento, un disparo de Maza casi pegado a línea de fondo impactó en el palo derecho, quedando suelto el balón y enviándolo un defensa a córner.

La mejor parada de la segunda parte fue de Pepo, con un tiro cercano dentro también de los compases finales, en los que el Ciudad Rodrigo lo intentó con varios saques de banda en largo, pero el Toralense iba despejando el balón sin caer en precipitaciones pese a lo que suponía para ellos estar rozando la victoria tanto tiempo después. Precisamente, la última ‘opción’ local fue en un saque de banda que se intentó rematar de cabeza pero que atrapó el guardameta.

Ver más imágenes: