Domingo, 15 de septiembre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

El Seminario inaugura una magna exposición dedicada a su antiguo alumno Jerónimo Prieto

Se recogen un total de 77 obras, a las que se unen 12 cuadernos del artista y un sinfín de dibujos

Coincidiendo con la festividad de San José, institucionalizada como Día del Seminario, a última hora de la mañana del martes el Seminario Diocesano de San Cayetano de Ciudad Rodrigo procedió a inaugurar en la sala de exposiciones habilitada en el edificio, dentro de los actos promovidos para celebrar su 250 Aniversario, una muestra con las obras de uno de sus antiguos alumnos más ilustres: el pintor Jerónimo Prieto.

Como explicó en el acto de apertura Juan Carlos Sánchez, rector del Seminario, Jerónimo Prieto, natural de la localidad de Espeja, entró en el Seminario de San Cayetano con 13 años el 6 de septiembre de 1954 (esa fue la fecha en que firmó su solicitud de ingreso en el centro), cursando cinco cursos de Latín y tres de Filosofía Escolástica hasta que abandonó la institución con 20 años en 1962.

Durante su época de seminarista, le fascinó la obra de Rembrandt, según recordó Juan Carlos Sánchez en la inauguración, a la que asistió uno de los compañeros de clase de Jerónimo Prieto, el sacerdote Manuel Peláez, que precisamente ahora es párroco de Espeja.

Tras su paso por el Seminario, inició una larga carrera pictórica que le ha llevado a ser, en palabras del diputado de Cultura, Julián Barrera, “uno de los mejores pintores no solo de Salamanca, sino también de España”, como también expresó Chema Sánchez, uno de los comisarios de la muestra y dueño de buena parte de las obras de la “mejor exposición que se ha hecho del mejor pintor vivo que tenemos en la provincia de Salamanca y uno de los mejores de España”.

El presidente de la Fundación Ciudad Rodrigo, Gonzalo González, corrobora que “le podemos meter entre los grandes”, gracias a unas obras con “gran personalidad, estilo y calidad”, según el Administrador Apostólico de la Diócesis, Jesús García Burillo, quién añadió que “con esto se demuestra que el Seminario también forma personalidades”.

Esta dilatada trayectoria lleva incluso a que los actuales alumnos le den las “gracias por hacernos ver que podemos llegar a algo”, como ha dejado escrito el alumno más veterano, Juan Javier González. Por su parte, el más pequeño, Alejandro, de El Sahugo, intervino en la inauguración para explicar cuáles eran sus tres cuadros favoritos de todos los expuestos.

 

Así es la exposición

La exposición montada en el Seminario (titulada concretamente Jerónimo Prieto, un pintor de taller) cuenta con un total de 77 cuadros –ya que Jerónimo Prieto tiene 77 años- a los que hay que añadir un sinfín de dibujos (mucho de los cuales están en el ‘Pozo de los Deseos’ que se mantiene de la exposición de Cervantes montada en el mismo lugar) y los 12 cuadernos del creador, su “fuente de inspiración”, que por primera vez salen de su taller.

La primera parte de la exposición recoge obras religiosas, con bocetos, estudios preparatorios y pinturas que después se han podido ver en Iglesias. En este apartado también se encuentra un Niño Jesús esculpido por Jerónimo Prieto que todavía se usa hoy en día en Espeja en Navidad.

La segunda parte presenta su ‘paisaje natal’, reflejándose recuerdos de su infancia y de su localidad natal. También se presentan pastores, juegos, oficios, la leyenda de Castraz de Yeltes, y una serie de letras especiales del general Henry Mackinnon, quién está enterrado en Espeja. Dentro de esta parte también se incluye el gran cuadro de la exposición, La brecha en la muralla de Ciudad Rodrigo, que data de 1989.

La tercera y última parte está dedicada al Seminario Diocesano, incluyéndose bocetos, dibujos y cuadros de seminaristas, juegos o deporte. En este tramo también están los bocetos del cuadro creado por Jerónimo Prieto para coronar el altar de la Capilla Mayor del Seminario. Como cierre, se ha dispuesto un grupo de cuadros a modo de ‘resumen’ de todos los apartados.

Como “isla” dentro de la exposición, hay un cubículo llamado ‘Donde todo empezó’, en el que se han agrupado documentos del paso de Jerónimo Prieto por el Seminario, un albornoz (ya que el artista siempre pinta con albornoz), una sotana (la que llevaban los seminaristas), y un baúl (como el que usaban los seminaristas en vez de maletas). Este espacio se completa con una recreación del cielo que pintó para el presbiterio de la Iglesia Parroquial de Espeja.

Además se ha habilitado un caballete donde se va a colocar un bloc para que los visitantes puedan hacer dibujos. La exposición se podrá visitar de forma gratuita hasta el 29 de junio de lunes a sábado (excepto los jueves) de 11.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00 horas, y los domingos de 12.00 a 14.00 horas.

Todas las piezas de la exposición aparecen en el catálogo que ha editado la Diputación de Salamanca. Ese catálogo también recoge escritos del presidente de la Diputación Javier Iglesias; del alcalde Juan Tomás Muñoz; del Administrador Apostólico Jesús García Burillo; un estudio de Juan Carlos Sánchez sobre el paso de Jerónimo Prieto por el Seminario; y una serie de apuntes históricos de los comisarios, Eduardo Azofra y Chema Sánchez, quiénes emplean los signos del Zodíaco para explicar la vida del pintor.

En palabras del diputado de Cultura Julián Barrera, “cuando las cosas se hacen en común, en conjunto, todo queda mejor”. En este sentido, hay que apuntar que también han colaborado con la exposición el Ayuntamiento mirobrigense, la Fundación ciudad Rodrigo, Feltrero División de Arte y DT Informática.

Ver más imágenes: