Miércoles, 22 de mayo de 2019

Figueira invita a Salamanca a afrontar juntos el desafío de la reapertura del Tren del Duero

Chabela de la Torre y Encarnación Pérez Álvarez ejercieron de representantes salmantinas en una jornada que trascurrió por los lugares que son la imagen de marca del concejo fronterizo

Representantes portugueses y españoles en el acto inaugural de las Fiestas del Almendro en Flor de Figueira/ Martín-Garay

Ayer sábado fue inaugurada la edición 2019 de las fiestas de la Reina del Almendro en Flor en Figueira de Castelo Rodrigo, que trascurrirán del 9 al 17 de marzo. A primera hora de la mañana, el presidente del ejecutivo local, Paulo Langrouva, acompañado por el vicepresidente, Nelson Bolota, y por el concejal de Cultura y Turismo, Henrique Ferreira da Silva, recibieron a la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez Álvarez, y a la vicepresidenta de la Diputación de Salamanca, Chabela de la Torre, ya que el primer día de las festividades se quiso dedicar a España. Como representantes del gobierno portugués, estaban el secretario de estado de Agricultura, Bosques y Desarrollo Rural, Miguel Freitas, y el diputado en la Asamblea de la República Joaquim Barreto, presidente de varias comisiones parlamentarias relacionadas con la agricultura, el medioambiente y la ordenación del territorio.

Durante el discurso inaugural, el alcalde Paulo Langrouva lanzó a los representantes salmantinos presentes la invitación para reivindicar juntos de forma activa el regreso de la línea del Duero, que en su opinión sería determinante para la efectiva cohesión territorial de estos territorios de frontera. 

La proximidad del concejo de Figueira de Castelo Rodrigo con las Arribes españolas y con la comarca de Ciudad Rodrigo facilita que las relaciones fronterizas sean frecuentes y colaborativas desde hace décadas. Por eso, en el acto inaugural de ayer también estaba presente el alcalde de Hinojosa de Duero, José Francisco Bautista, el alcalde de Doñinos de Salamanca y portavoz del Grupo Provincial de Ciudadanos en la Diputación de Salamanca, Manuel Hernández, además de otros miembros de corporaciones locales de la provincia salmantina.

Después del momento de bienvenida en el salón noble de los Pazos del Concejo, la comitiva hispano-portuguesa se dirigió a la contigua Praça Serpa Pinto, el corazón social de la villa, donde estos días está instalada una carpa para acoger diversos eventos musicales, gastronómicos y culturales, rodeada por una veintena de casetas donde se venden productos locales y otras que son bares al aire libre.

El acto inaugural comenzó con una serie de discursos mientras un artista local, Luís Canário, miembro de la Cooperativa Artística da Raia Ibérica (CARB) realizaba una pintura alusiva a los tópicos portugueses y españoles. Abrió la ronda de discursos el vicepresidente de la cámara municipal de Figueira, Nelson Bolota, afirmando que estas fiestas comenzaron a celebrarse en el concejo hace más de 70 años. Quiso recordar ese cuento tradicional portugués que habla de los orígenes del cultivo de almendros en Portugal, motivado por la tristeza de una reina nórdica, nostálgica de los paisajes nevados del norte de Europa y concluyó que esta tierra se caracteriza porque aquí la primavera llega más pronto.

Chabela de la Torre recordó que desde hace más de doce años existen programas de colaboración entre estas comarcas pertenecientes a la Beira Interior Norte portuguesa y la Diputación de Salamanca, a través del programa BIN-SAL, que nació por la necesidad de compartir recursos para dar solución a los mismos o parecidos problemas. “En Salamanca estamos alertando sobre los riesgos de la despoblación desde hace más de 50 años”, manifestó la vicepresidenta de la Diputación, para continuar “no se trata solo de compartir fondos europeos, queremos compartir otras cosas”. Aludió a la ayuda que se precisa en esta frontera por parte de los respectivos gobiernos regionales y nacionales.

Encarnación Pérez Álvarez quiso iniciar su discurso con un detalle personal y contó cómo en el pasado, algunos miembros de su familia emigraron a Figueira da Foz y se instalaron en Bussaco. Aludiendo al pasado histórico imperialista de España y Portugal dijo que “ahora es otro momento, el de unirnos para sumar, siempre desde el respeto a cada uno de los dos pueblos”. Al igual que el vicepresidente Bolota, también mencionó a la reina Gilda del célebre cuento tradicional de los almendros en flor, y a la relación existente entre Unamuno, -rector de la universidad con la que tanto se identifica-, con esta comarca portuguesa fronteriza, que el escritor tanto apreciaba y donde venía muchas veces a la finca de su amigo Guerra Junqueiro.

Paulo Langrouva, presidente de la Cámara Municipal de Figueira de Castelo Rodrigo, anfitrión del acto, comenzó su intervención apuntando con claridad uno de los temas fronterizos prioritarios actualmente, según su punto de vista, donde el acuerdo con la Diputación de Salamanca ha de ponerse de manifiesto: la reapertura de la vía férrea del Duero como línea de pasajeros y mercancías. “La unión de Oporto con Madrid a través de Salamanca tendría una importancia transversal para todos los sectores económicos de estas comarcas portuguesas y salmantinas”, afirmó Langrouva, “tenemos que unir el turismo del Duero portugués al turismo de Salamanca como ciudad Patrimonio de la Humanidad mediante un tren”, declaró contundente.

Continuó el edil haciendo un repaso de la trascendencia que el paisaje tiene para este concejo, donde hay, según afirmó, 8.000 hectáreas de cultivos agrícolas (de los que la mitad son viñedos), 25.000 cabezas de ganado (la mayoría, ovinos), 9.000 árboles que hacen que el 19% del concejo sea área forestal (la mayor parte entre la sierra de la Marofa y el soto de robles y castaños de Mata de Lobos). Un patrimonio vegetal que ayuda a prevenir los incendios.

Aprovechó Paulo Langrouva para comunicar dos buenas noticias que afectan a este territorio: la concesión de 1,5 millones de euros para la Plataforma de Ciencia Abierta de Barca d´Alva, a repartir junto con los otros ocho socios europeos participantes en un proyecto de puesta en funcionamiento de este tipo de iniciativas de ciencia abierta a la comunidad; otra primicia fue el anuncio de que la Cooperativa vitivinícola de Castelo Rodrigo será la bodega portuguesa elegida para producir la primera botella de vino portugués que irá al espacio, se hará formando parte de las conmemoraciones del quinto centenario de la circunnavegación de Magalhães y Elcano en 2020.

Miguel Freitas, secretario de estado de Agricultura, Bosques y Desarrollo Rural, dijo que la riqueza de esta tierra situada entre la sierra de la Estrella, el valle del Côa y el Douro vinatero es la resiliencia que ha desarrollado a lo largo de los siglos, simbolizada también en los almendros, que dan más flores allí donde el terreno es más agreste. Ensalzó Castelo Rodrigo como lugar de encuentro de civilizaciones y religiones y la Plataforma de Ciencia Abierta como ejemplo de futuro integrador de la tecnología en el medio rural. “El interior es ahora la prioridad del país”, concluyó, aludiendo al simbólico consejo de ministros portugués celebrado en Pampilhosa da Serra, núcleo de los incendios de junio de 2017; hizo hincapié en que ha sido una ciudad interior y de frontera (Guarda)  la elegida para acoger la próxima Cumbre Hispano-Lusa y al establecimiento de la secretaría de estado para la Valoración del Interior en Castelo Branco.

Posteriormente, la comitiva hispano-portuguesa visitó todas las casetas instaladas en la carpa, teniendo un momento de protagonismo especial el Jamón de Guijuelo. Ya en el exterior, se continúó por las casetas de la Praça Serpa Pinto, dando paso a una visita a la Aldea Histórica de Castelo Rodrigo, la ‘joya’ del concejo, ya que forma parte de las ‘12 Aldeas Históricas de Portugal’, además de ser  considerada una de las ‘7 Maravillas de Portugal’ en la categoría de pueblos auténticos.

La jornada concluyó con la visita a la Plataforma de Ciencia Abierta de Barca d´Alva de la subdelegada del gobierno, Encarnación Pérez Álvarez, acompañada por el presidente de Figueira. Allí, fueron recibidos por Ana Faustino y Filipe Pinto, dos de los trabajadores del centro, donde desarrollan su actividad cinco investigadores en diversas áreas, como la de las neurociencias, a las que se dedican Maria Vicente y Ana Faustino, actualmente orientadas hacia tareas de divulgación y pedagogía científica en la comunidad, en particular con las comunidades escolares, tanto portuguesas como internacionales. Otros científicos del centro son especialistas en biología o astrofísica. Aquí se realizan, por ejemplo, sesiones de observación astronómica abiertas al público.

Encarnación Pérez Álvarez alabó la iniciativa de hacer ciencia en el medio rural, el hecho de que la plataforma esté abierta a toda la comunidad, poniéndolo como ejemplo de “democracia efectiva”, y que se interactúe con el medio natural y agrícola existente. La subdelegada del gobierno en Salamanca dijo que ésta era la primera vez que visitaba el concejo de Figueira de Castelo Rodrigo, pero que no sería la última.

Las fiestas del Almendro en Flor continúan hoy y el próximo fin de semana. El domingo 17 se celebrará uno de los clásicos del evento, el hermanamiento simbólico entre La Fregeneda y Figueira, primero en el muelle de Vega de Terrón y, después, en el de Barca d´Alva. 
Ver más imágenes: