Miércoles, 22 de mayo de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Las últimas miradas al Carnaval 2019: un repaso a 40 imágenes curiosas

Debuts, regresos, disfraces con explicación incorporada, sitios imposibles para ver los encierros...

Siguiendo el espíritu de los [Momentos FDS] que incluye cada semana la sección [El 3º Día] (donde hacemos un repaso complementario al fin de semana deportivo), vamos a realizar un repaso por un total de 40 imágenes ‘curiosas’ que nos ha dejado el Carnaval del Toro 2019.

De esas 40 imágenes (el número es casual), muchas de ellas no las habíamos publicado todavía, mientras que otras merecen una segunda publicación con una explicación adicional para entenderlas mejor. Arrancamos con imágenes de la tarde-noche del Jueves de Casetas:

-Se la perdió: Uno de los jóvenes finalistas del Bolsín, Álvaro Burdiel, llegó tarde al acto que celebró la institución en el Teatro Nuevo Fernando Arrabal en la tarde del Jueves de Casetas. Como él mismo explicó al llegar, pensaba que el acto empezaba a las 20.30 horas, por lo que se presentó en el Teatro con media hora de antelación, a las 20.00 horas, pero resulta que esa era la hora real de inicio. El problema principal fue que el chaval llegaba con ropa de calle y tuvo que cambiarse deprisa y corriendo, además de perderse la tradicional foto de familia en el hall con los miembros del Bolsín (al acabar el acto hubo otra sobre el escenario).

-Por anticipado: No sé si los chavales cayeron en la cuenta ni si fue intencionado, pero lo cierto es que el presentador de la gala del Bolsín, Alfredo Ramajo, les ‘destripó’ quién había ganado cuando les estaba explicando cómo debían colocarse en el escenario una vez los fuera llamando. En este sentido, dijo algo así como “cuando llame al Triunfador [y señaló a quién ganó], se tiene que poner ahí”.

-A ver qué nos han dado: Como es habitual, una vez proclamado el Triunfador y el resto de finalistas, los chavales se quedaron sobre el escenario, manteniendo en sus manos los regalos que les habían dado, a los que les fueron echando un vistazo, como al libro en torno a la figura de Conrado.

-Con la Reina: En ese acto del Bolsín fue homenajeada la Rondalla III Columnas, quién estuvo esperando durante un buen rato en el hall del Teatro, dándoles tiempo a sacarse fotos de todo tipo, incluso con la mismísima Reina Doña Sofía.

-Ayudantes improvisados: Para que pudiera salir la Rondalla al escenario, fue necesario retirar la mesa donde había estado la presidencia del acto. Para moverla, uno de los responsables del Teatro, Míchel, cogió de ayudantes a dos de los chavales bolsinistas.

-Los colores del ramo: Concluido su pregón para las casetas de la Plazuela del Buen Alcalde, a Charo Carpio le hicieron entrega de un ramo ‘casualmente’ de flores rojas y amarillas.

-El reloj: Muchas veces en Carnaval no se sabe ni en qué hora se vive, por lo que una buena solución puede ser incorporar un reloj en un bolso, como se pudo ver en la noche del Jueves de Casetas en una de las peñas de la Plazuela.

-Mucho Carnaval: En varios puntos de las calles mirobrigenses ha habido colgados en balcones una infinidad de pañuelos carnavaleros.

-Empezando el Carnaval con una multa: A una persona parece que le tocó empezar el Carnaval con una multa, tras llevarse su vehículo la grúa justo antes del Campanazo.

-Bien equipados: Los jóvenes suelen ir equipados para el Campanazo con un arsenal de botellas (muchas de las cuales quedan tiradas sobre la propia arena). Este grupo de jóvenes apostó por la comodidad y directamente se llevó como un carro montado sobre una carretilla con todo lo necesario.

-Debutante: El Campanazo está abierto a personas de todas las edades, incluso a un bebé de apenas 3 meses (creo recordar que fue la edad que me dijeron), a quién sus padres ya le pusieron en la tarde del Viernes de Carnaval el pañuelo farinato.

-El saludo previo: Antes de empezar el encierro de mansos de la tarde del Viernes, hubo saludos al público por parte de los corredores.

-Al rescate: Como saben todos los que fueron a las capeas nocturnas, uno de los entretenimientos de los minutos previos fueron los balones que fueron yendo de un lugar a otro, quedando alguno de ellos embocado en balcones. Los que estaban a una altura próxima a los tablaos fueron ‘rescatados’.

-Retorno: Una de las personas que aparece en esta imagen pidió una foto para dejar constancia de su regreso al Carnaval tras... ¡11 años! de ausencia.

-En busca de la Plaza: Mientras en la Plaza estaba la capea nocturna del Viernes, 7 personas salían corriendo, una detrás de otra, del Parque de La Glorieta. Los primeros me preguntaron justamente por dónde quedaba la Plaza. Parece que habían llegado tarde a Ciudad Rodrigo y tuvieron que correr para poder disfrutar algo de esa primera capea.

-Banderas: Durante el Carnaval ha habido al menos dos banderas que se han visto y movido mucho: la de Los del Casablanca y una pirata perteneciente a una peña del Paseo Fernando Arrabal. En la mañana del Sábado, uno de los miembros de Cruz Roja también andaba agitando la bandera de la entidad como si fuera ‘su peña’.

-De carreras: En pleno encierro de carretones de la mañana del Sábado, ante la casi ‘cogida’ de un chavalín por parte de un carretón, uno de sus progenitores le dijo: “tienes que mirar para atrás, que esto no es una carrera de atletismo”.

-Riego agradecido: La jornada del Sábado fue tan calurosa que incluso algunos espectadores que estaban en la Plaza a la hora de comer pidieron al empleado municipal que estaba regando la arena del coso que les mojase también a ellos. De paso acabaron mojadas unas chicas que estaban debajo comiendo unas pizzas.

-Puntería: Durante la prueba del caballo de la tarde del Jueves de Casetas, el nuevo caballo de la alguacililla, Colirio, se asustaba bastante cuando le lanzaban la llave a la alguacililla desde la Presidencia. Curiosamente, en su primera actuación real en la Plaza, el caballo no se asustó y la alguacililla cogió la llave. Por el contrario, el caballo sí que se asustó durante los paseíllos producto de la música de la Banda.

-Disfraz con aclaración: La práctica totalidad de los miles de jóvenes que se desplazaron el Sábado a disfrutar del Carnaval acudieron disfrazados, como estas dos chicas que iban ataviadas al estilo de las protestas de los ‘chalecos amarillos’ que ha habido en Francia recientemente. Lo llamativo del caso es que, en la parte inferior de los chalecos, las jóvenes aclaraban que eso era un disfraz.

-Lugares para ver los toros: Durante el desencierro de la tarde del Sábado, un joven escapó de uno de los toros colgándose boca abajo de una aguja. Lo curioso es que este joven se tiró en esa posición unos cuantos minutos. Parece que le gustó...

-Verdad verdadera: Un grupo de mirobrigenses que volvían a casa a la hora de comer del Domingo se encontraron con dos de los participantes en la novillada del Bolsín, que iban vestidos de luces, gran novedad de esta cita. Estos mirobrigenses no sabían muy bien si aquello era un disfraz o no, y les soltaron: “¿Pero sois de verdad?”.

-Más lugares: Durante el fin de semana hubo tanta gente que hubo que ‘inventar’ sitios para ver los encierros, aunque requiriera de un importante esfuerzo físico. El joven de la imagen necesitó ayuda para poder trepar a donde quería.

-Un traje de lo más mirobrigense: No sé si tendrían la oportunidad de ver de cerca la indumentaria que llevaba el señor que aparece en la imagen, repleta de espíritu mirobrigense. Hecho de forma totalmente artesanal, lucía las III Columnas, botones charros, o menciones a Julián Sánchez El Charro. Espectacular.

-Recuerdos futboleros: Durante la capea de la mañana del Lunes, ‘Sergio Ramos’ estuvo siguiendo los toros ‘desde la barrera’, al igual que hizo luego en el Santiago Bernabéu en la noche del Martes. Justo delante suyo sí había alguien del Atleti, equipo al que precisamente le trae infaustos recuerdos Sergio Ramos.

-Currando en Carnaval: Como la parte principal de la reforma del Parque de La Florida la está ejecutando (a un ritmo que deja mucho que desear) una empresa de fuera, ellos no tuvieron fiesta el Lunes y el Martes de Carnaval, currando con normalidad.

-Otro debutante: El señor de la derecha procedía de Valencia, y estaba haciendo su debut en los Carnavales, gustándole bastante, según comentaba.

-Momento concierto: Justo antes de empezar la capea nocturna del Lunes, hubo un ‘momento concierto’ en la Plaza Mayor al encender unos cuantos de los presentes las linternas de sus móviles.

-Capea improvisada: Con la Plaza Mayor prácticamente llena para la capea de la mañana del Martes, en la calle Julián Sánchez también se desarrolló una ‘minicapea’ improvisada.

-No fue tan valiente: En medio de la tensa capea de la mañana del Martes, Juan Antonio Pérez Pinto, que estaba como pastor, le cedió el capote a uno de los recortadores para que se pusiera delante del toro a darle unos pases. No se atrevió a llegar a él.

-Dinero al suelo: Una de las grandes tradiciones de los maletillas es que, una vez acaba su actuación, pasen el capote para recibir alguna propina del público. En la capea de la mañana del Martes, ese dinero se les cayó al suelo. Y claro, entre la arena no es fácil de buscar.

-Control de cámaras: En el salón de plenos del Ayuntamiento ha estado este control de cámaras instaladas en las calles mirobrigenses.

-Escapando de la lluvia: El campanero, así como la persona que le acompaña en lo alto de la Casa Consistorial con el walkie-talkie, también se refugiaron de la lluvia en la tarde del Martes de Carnaval.

-En busca de una oportunidad: Justo en el último toro de la última capea del Carnaval, subió por el tablao del Ayuntamiento en dirección a la balconada de la Casa Consistorial el maletilla más veterano (tiene ya 70 años), Félix Gordillo, quién quería pedir una oportunidad para su hijo, que subió justo después (el que aparece a la izquierda). Concretamente, Félix Gordillo le pidió al alcalde Juan Tomás Muñoz que tengan en cuenta a su hijo para los carteles del Carnaval del año que viene. Juan Tomás Muñoz le dijo que eso era cosa de la Comisión Taurina y que en todo caso... en mayo hay Elecciones.