Domingo, 24 de marzo de 2019
Las Arribes al día

Escuelas Campesinas se ‘alía’ con el teatro para luchar contra la violencia de género

La compañía Unión Teatro representará en centros educativos de Secundaria de Vitigudino y Ledesma la obra de microteatro ‘El juicio de Caperucita’

De iz. a der., Eduardo Joaquín, Raquel García y Juan Jesús Delgado en la presentación del programa / CORRAL

Escuelas Campesinas, a través del programa estatal ‘También contamos’, de Colectivos de Acción Solidaria, promueve una campaña de sensibilización contra la violencia de género y que utiliza el teatro para llegar a jóvenes y adolescentes de las comarcas de Vitigudino y Ledesma, según señala su impulsor Juan Jesús Delgado. Para ello, el responsable de Escuelas Campesinas y concejal del Ayuntamiento de Monleras, cuenta con la compañía Unión Teatro, que repite en el campo educacional tras los talleres de teatro para adolescentes celebrados hace un año y con el bullying escolar como tema de fondo.

Después de esa experiencia positiva, el microteatro estará presente en los institutos de Ledesma y Vitigudino para abordar la violencia de género y la violencia sexual entre jóvenes y adolescentes, un programa en el que Unión Teatro representará un montaje de unos 20 minutos de duración y al que seguirá un debate en el que intervengan los alumnos.

Financiado a través del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, estas representaciones se llevarán a cabo en el instituto de Ledesma, el 15 de marzo, y en el instituto de Vitigudino en los días previos a la Semana Santa. Además, esta actividad estará abierta a ayuntamientos y colectivos sociales, si bien recuerdan que está dirigida a adolescentes.

En cada una de las citas se realizarán varios pases con distintos grupos de alumnos para que resulte “cercano y muy directo porque el teatro es una buena manera de llegar a las emociones”, recordaba Juan Jesús Delgado, al mismo tiempo que anunciaba la participación del Ayuntamiento de Monleras en esta iniciativa como integrante del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, una actividad que “realizaremos en el mes de agosto aprovechando la llegada de muchos jóvenes”, añadía.  

La obra lleva por título El juicio de Caperucita, montaje que extrapola el mítico cuento a la historia de una adolescente que ha sufrido una violación y que refleja cada uno de los “estereotipos de mujer que rechaza la sociedad”, hasta el punto de justificar que sea víctima de una agresión sexual.

Como señala Raquel García, de Unión Teatro, “con que lleguemos a una persona que ponga de manifiesto su problema, el trabajo está hecho”, palabras con las que recuerda la denuncia realizada el año anterior por una alumna del instituto de Ledesma, a la Dirección del centro, sobre acoso escolar. Además de una obra “muy visual, con mucha expresión corporal para llegar mejor a los jóvenes, donde aprendemos todos es en el debate posterior, tanto los chicos como nosotros”, añade su compañero Eduardo Joaquín.

El objetivo del debate posterior es, principalmente, abordar “cómo están las leyes en España en materia de violencia sexual, conocer la diferencia entre una violación y una agresión sexual, los casos registrados de agresión sexual en los últimos años y las denuncias que llegan a tener una sentencia condenatoria y, sobre todo –añadía Raquel García–, abordar cómo se nos juzga a las mujeres después de haber sufrido una violación o una agresión sexual”.