Martes, 16 de julio de 2019

Un premio poético singular en España, Portugal y América Latina, desde Castelo Branco

Algunos miembros del jurado, con los responsables del Premio y el poeta António Salvado (foto de J. Alencar)

A petición de Leopoldo Rodrigues, presidente de la Junta de Freguesía de Castelo Branco, una de las dos instituciones (junto con la Cámara Munipal) que promueven el Premio Internacional de Poesía António Salvado-Ciudad de Castelo Branco, escribí esta nota para todos los poetas participantes al citado galardón, la misma que se difundirá en la página web de dicho premio. Aquí la reproduzco.

 

No es usual que para la primera edición de un Premio de Poesía concurran tantos y tan buenos libros de poesía. Que más de quinientos trabajos de autores de aquende y allende el Atlántico hayan confiado en la credibilidad del jurado que me ha tocado el privilegio de presidir, exige que les exprese mi gratitud en nombre del propio jurado y de todas las personas e instituciones que han hecho posible que salga adelante este galardón llamado a convertirse en referencia ineludible en el ámbito poético iberoamericano. También les trasmito las gratitudes de António Salvado, notable poeta portugués a quien su ciudad natal honra con este premio.

 

Entiendo que este Premio es único en España, Portugal e Iberoamérica, al reconocer -a la vez- a poetas en lengua portuguesa y castellana. Y esta impronta lo hará inconfundible.

 

Junto con mis gratitudes para todos, también debo manifestar la enhorabuena a dos de vosotros, los ganadores de esta primera edición. Se trata de la portuguesa Maria João Pessoa, por “Emoções Fora da Lei” (“Emociones fuera de la ley”), y del mexicano Gerardo Rodríguez, por “Poemas de almanaque para entretener marionetas”. Para la edición de las obras ganadoras en los dos idiomas ofrecidos, el maestro António Salvado traducirá y prologará la obra de Rodríguez, mientras que yo y Jacqueline Alencar traduciremos al castellano el libro de Maria João Pessoa El prólogo se encargará al poeta, traductor y editor Victor Oliveira Mateus

 

Sepan que no fue fácil hacer esta elección, pues los 25 libros finalistas tenían las mismas posibilidades. Hubo muchas intervenciones de los jurados, decantándose por uno u otro candidato. Al final de las deliberaciones y votaciones sí se logró una unanimidad, también digna de mención.

 

Una acogedora ciudad como Castelo Branco, y un poeta notable como António Salvado, bien se merecían un galardón de referencia internacional promovido por la Cámara Municipal de Castelo Branco y la Junta de Freguesía de dicha ciudad.

 

Al ser bianual, esperamos vuestras nuevas obras para la segunda edición, ya en 2020.

 

Gracias, Gracias, Gracias…

 

Los presidentes de la Cámara y de la Junta de Freguesía, el poeta António Salvado, algunos miembros del jurado y prelectores  (foto de Jacqueline Alencar)