Domingo, 26 de mayo de 2019
Ciudad Rodrigo al día

El Miróbriga Futsal pierde la final de la Copa Futormes tras remontarle el Maux en los últimos 82 segundos

A 1’22” para el final los mirobrigenses iban ganando 2-1... pero acabaron perdiendo en el tiempo reglamentario

El Miróbriga Futsal se quedó en la tarde del domingo a las puertas de lograr la Copa Futormes en la gran final de la competición disputada en el Pabellón de Aldeatejada. Concretamente, a los mirobrigenses les sobraron los 82 segundos finales, en los cuales su rival remontó la desventaja que arrastraban, empatando primero el duelo y anotando a continuación el gol de la victoria.

Ese rival por el título fue el Maux, el único de los otros 3 equipos coperos al que el Miróbriga Futsal había derrotado en la primera vuelta, que en la tarde sabatina se deshizo en la segunda semifinal del Fitness 19, cumpliéndose en este caso el papel de ‘favoritos’ que tenían por su posición liguera (segundos frente a terceros).

La gran final comenzó muy bien para el Miróbriga Futsal, ya que se adelantó en el 2’, de la mano de Ratero, quién mandó al fondo de la red un pase de Tote. La siguiente variación del marcador fue la primera igualada conseguida por el Maux, al que dio respuesta el Miróbriga Futsal antes del descanso con un gol de Adolfo en un lanzamiento ensayado de falta.

El final del partido ‘comenzó’ cuando quedaban cinco minutos, momento en el cual al Miróbriga Futsal le pitaron la 5ª falta por un forcejeo que ellos consideran que no daba para falta. Como el tiempo se agotaba, el Maux sacó portero-jugador, que le dio frutos a 1’22” para el final, con algo de suerte: un mal tiro le llegó a un jugador en el área a placer para empujar (2-2).

A 22 segundos para el final, cayó la 6ª falta del Miróbriga Futsal, que desde el punto de vista de los mirobrigenses fue muy justita (por un choque en una jugada en la cual el atacante ya no tenía opción de llegar el balón). El Maux anotó el doble penalty, poniéndose de este modo por delante en el marcador por primera vez. El Miróbriga Futsal sacó portero-jugador para esos 22 segundos, pero apenas pudieron generar un disparo lejano que detuvo el portero rival, quedándose con un palmo de narices por la derrota ‘exprés’ que habían sufrido.