Las infraestructuras fronterizas serán el principal tema de la próxima Cumbre Hispano-Lusa

António Costa afirmó que son fundamentales para reforzar las relaciones entre ambos países

El primer ministro portugués, António Costa, rodeado por el ministro de Agricultura y el presidente de Figueira de Castelo Rodrigo

En el día de ayer el primer ministro de Portugal, António Costa, realizó una visita a diversas regiones del interior del país. Estuvo en Mortágua, en el distrito de Coimbra, y después en los concejos de Vila Nova de Foz Côa, Mêda y Figueira de Castelo Rodrigo, en el norte del distrito de Guarda, territorios fronterizos con la provincia de Salamanca.

La visita acabó a última hora de la tarde en la Bodega Cooperativa de Figueira de Castelo Rodrigo, donde el gobierno portugués, que se encuentra inmerso en la fase previa a la campaña electoral, -en Portugal hay elecciones legislativas en octubre-, estuvo representado por el primer ministro y por el ministro de Agricultura, Bosques y Desarrollo Rural, Luís Capoulas Santos.

En Figueira, lindante con la provincia salmantina, António Costa hizo alusión a las relaciones hispano-lusas, afirmando que “es esencial dinamizar las relaciones transfronterizas” y que “espera que la frontera sea un punto de unión con España”, según informa la agencia de noticias Lusa.

Profundizó en el tema manifestando que en la próxima Cumbre Hispano-Lusa, prevista para el próximo mes de junio en la ciudad portuguesa de Guarda, el objetivo fundamental será tratar todo lo relacionado con los temas comunes de las regiones fronterizas. António Costa dijo que uno de los principales asuntos a debatir será cuáles son las intervenciones que se pueden realizar en infraestructuras para el tráfico rodado, fluvial y ferroviario que refuercen la relación transfronteriza, según informa la misma fuente.

Tanto el presidente del municipio de Figueira de Castelo Rodrigo, Paulo Langrouva, como el primer ministro Costa, hicieron alusión expresa a la reactivación del tramo ferroviario entre Pocinho (Vila Nova de Foz Côa) y Barca d´Alva (Figueira de Castelo Rodrigo) y su continuación en el lado español, reconociéndolo como un punto clave para el turismo y para la accesibilidad de esta región y del país, según informa la cámara municipal de Figueira. 


En este sentido, el primer ministro Costa manifestó que “en nuestro programa nacional de infraestructuras, están previstos 200 millones de euros para financiar lo que acordemos con España, como las intervenciones prioritarias para reforzar las relaciones transfronterizas”.

La visita tenía como principal objetivo conocer la actualidad del sector vitivinícola de la comarca, uno de los más dinámicos de la economía de Figueira de Castelo Rodrigo, perteneciente a la denominación de origen Beira Interior. Por eso, los empresarios vitivinícolas del concejo y otros productores estaban presentes durante la visita y tuvieron después oportunidad de compartir una cena con el ministro, el primer ministro y los representantes municipales.

El ministro de Agricultura anunció que el embalse de Santa María de Aguiar, situado en el territorio de Figueira, será candidato a entrar en el programa nacional de regadíos, lo que vendría a mejorar la productividad de los cultivos de la región.

La jornada había comenzado por la mañana en el distrito de Coimbra, donde se trataron asuntos de política forestal, sanitaria y de infraestructuras que preocupan a este territorio del centro del país. Por eso, António Costa estaba acompañado de los ministros de Infraestructuras, Sanidad y Agricultura.

La visita continuó por Vila Nova de Foz Côa y Mêda, ya en el distrito de Guarda. Ambos, al igual que Figueira de Castelo Rodrigo, tienen un fuerte sector vitivinícola, en este caso, dentro de la denominación de origen Douro.