Lunes, 27 de mayo de 2019
Alfoz al día

Una docena de pinturas murales convierten a Santa Marta en un gran escaparate de arte al aire libre

Se trata de una propuesta que está ejecutando el artista Daniel Martín, quien actualmente trabaja en una nueva obra en la Avenida de Madrid, que tiene un hilo conductor basado en el color

El artista Daniel Martín ultima la nueva pintura mural de la Avenida de Madrid. Foto: Alberto Martín

La localidad de Santa Marta de Tormes ha puesto en marcha un pionero proyecto de arte mural que ha llevado la pintura en grandes dimensiones por diversas ubicaciones convirtiendo el municipio en un gran escaparate de arte al aire libre. Se trata de una propuesta que está ejecutando el artista Daniel Martín que tiene un hilo conductor basado en el color, y que ha llegado con la intención, como indica el alcalde del municipio, David Mingo, de “convertir a la localidad en un referente artístico y cultural que atraiga el interés de los turistas que llegan a Salamanca, y darles a conocer otro tipo de arte que decora las calles santamartinas, ya que al ser una ciudad joven y con un crecimiento relativamente reciente no cuenta con patrimonio arquitectónico y monumental. El Ayuntamiento editará una guía y una app para que los vecinos puedan realizar un recorrido guiado con explicaciones para que la obra pueda ser entendida”.

Cabe destacar, asimismo, que este es el primer municipio de España en el que se realiza una pintura por escenas, ya que todas están interrelacionadas y constituyen una escena de la misma obra.

La idea surgió, como explica el propio concejal de Cultura, Francisco Miguel García, “ya que a raíz de comenzar a realizar otras pinturas entramos en contacto con profesionales de este arte con los que mantuvimos conversaciones para comenzar a pintar lugares destacados del municipio en gran formato, de tal manera que la pintura convirtiera ciertas fachadas es espacios mucho más vistosos y que atrajeran la atención de los turistas y visitantes”.

El primero de los murales se instaló en la calle Moreta, que bajo el título ‘Descubriendo el arte’ reflejó unos niños disfrutando de la naturaleza; a esta siguió la pintura de la antigua pista de pádel de La Fontana, donde se dibujó un llamativo pirata surcando la mar en su pequeño barco. Tras ello llegó ‘El árbol del color’, en un intento por representar en la misma la llegada del color a la localidad en la Avenida Salamanca; después se dibujaron las dos del túnel del Paseo Valdelagua y que bajo el nombre de ‘La Cueva’ representan a unos excavadores entrando en una cueva, que es el pasaje situado en este paseo. Poco después se inauguraba el mural de la calle Cañamares, ‘La llegada del color’, que trajo a una serie de personajes que en distintas situaciones en un encuentro con el arte como instinto representado por formas abstractas. Después llegó el mural de la Avenida Burgos bajo el nombre ‘En lo pequeño’ en el que se reflejó cómo la belleza se encuentra entre la hierba, en las formas de los insectos y en todo lo pequeño que normalmente pasa desapercibido y el último de ellos que, con el título ‘La llegada del color’ y ubicado en la Plaza de la Iglesia, aglutina a todas las obras restantes y sirve como hilo conductor.

A este proyecto se le suman los murales realizados en diversos parques. Como explicó la concejala del área, Marta Labrador, “la idea se planteó porque el Ayuntamiento buscaba que estos espacios albergaran elementos motivacionales para los niños y que a su vez mejoraran la imagen que luce el municipio. Por este motivo se pintaron en el parque de la Plaza del Ángel motivos relacionados con el río, debido su proximidad al mismo, mientras que en el del Paseo del Cementerio se eligieron figuras de niños, en homenaje a los pequeños. Los dibujos en ambos casos están pensados para los niños, tienen colores llamativos y que los estimulan, consiguiendo un efecto llamada. A ello se suma también la pintura de Conde de Barcelona, donde se han coloreado zonas anexas alrededor del parque, para evitar el aspecto que luciría si quedase el hormigón a la vista”.

El proyecto de arte mural no acaba aquí y el Ayuntamiento ya proyecta próximamente la pintura de los murales situados en la Carretera Naharros y otro más en la Avenida Madrid, distinto al de la Plaza de la Iglesia, y en la que actualmente está trabajando el artista Daniel Martín.

Los vecinos se han mostrado satisfechos por las pinturas murales, que en principio se realizaron como prueba, y que se ha convertido en una fuente más de atractivo para nuestra localidad.

Fotografías: Alberto Martín