Lunes, 27 de mayo de 2019

Una sentencia anula el catálogo de puestos de trabajo de los funcionarios de la Junta

Los servicios jurídicos del Gobierno regional estudian vías de recurso, ya que las consecuencias pueden ser graves e incluso afectar a los concursos abiertos

El vicepresidente y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago- Juárez López

El Tribunal de Justicia de Castilla y León ha anulado el Acuerdo 42/2017, de 31 de agosto, de la Junta de Castilla y León, por el que se aprobaba el catálogo de puestos tipo de personal funcionario al servicio de la Administración General de la Comunidad de Castilla y León y de sus organismos autónomos, publicado en el BOCyL de 4 de septiembre de 2017.

La sentencia dictada el pasado 20 de diciembre supone un varapalo para la gestión de los recursos humanos de Administración autonómica, a la que el tribunal además impone el pago de las costas del proceso .

El fallo destaca especialmente los defectos de forma del acuerdo de la Junta. Al parecer, los servicios jurídicos del Gobierno regional estudian la sentencia para ver posibles vías de recurso, ya que las consecuencias pueden ser graves, porque podrían verse afectadas todas las relaciones de puestos de trabajo aprobadas e, incluso los concursos abiertos para funcionarios en este momento en el seno de la Junta de Castilla y León.

Fuentes jurídicas aseguran que si se anula el catálogo de puestos de trabajo, que es la base que define los puestos de funcionarios que tiene que tener la Administración de Castilla y León, es lógico pensar que cualquier acuerdo que se tome en relación con dichos puestos de trabajo se verán afectados por esta sentencia.

Esta mañana, la portavoz del Ejecutivo, Milagros Marcos, trasladó «tranquilidad» ante el fallo judicial, afirmó que «no se ha paralizado nada», y recalcó que se trata de una cuestión de forma.