Sábado, 25 de mayo de 2019

El Ayuntamiento de Retortillo deniega a Berkeley la licencia urbanística y el uso excepcional de suelo rústico

Argumenta la falta de competencias por la ocupación de dominio público de la carretera y la ausencia de visado y redactor del proyecto, además de memoria descriptiva, y carecer de la autorización del Ministerio

Obras de la carretera llevadas a cabo por Berkeley sin licencia / FOTO: JAIME GRANDES

Amparado en parte por el informe desfavorable emitido por los servicios jurídicos de la Diputación Provincial, el Ayuntamiento de Retortillo ha denegado a la empresa minera Berkeley el uso excepcional en suelo rústico y el otorgamiento de licencia urbanística para el proyecto Minero Retortillo para la extracción de uranio en este término municipal.

De acuerdo con el informe emitido por Secretaría-Intervención, los planos y la memoria del proyecto registrado en octubre de 2016 fueron presentados sin visar y sin que estén suscritos por un redactor competente. Además, carece de proyecto técnico a pesar de ser obras mayores, “ni siquiera tiene memoria técnica descriptiva y valorada suscrita por un técnico competente y visada por el Colegio que corresponda”, señala el informe.

Por último, en los argumentos por los que se deniega la solicitud, Secretaría aclara que siendo este un proyecto con instalaciones radiactivas y que requiere de autorización del Ministerio, la licencia municipal en todo caso quedaría limitada a obras de edificios administrativos, en ningún caso al resto de instalaciones y construcciones.  Por ello, al tratarse la solicitud de un proyecto único y no de licencias parciales, “posibilidad hipotética que desconocemos si incluso puede darse legalmente en el caso de este Proyecto, debe denegarse la licencia indicada también debido a este segundo motivo que explicamos”.

Stop Uranio espera la sanción del Ayuntamiento

Por su parte, la plataforma antimina Stop Uranio, ha emitido un comunicado por el que entiende que el Ayuntamiento de Retortillo debe sancionar a Berkeley por las obras realizadas sin licencia urbanística hace dos años para un nuevo trayecto de la carretera que une Retortillo con Villavieja. El procedimiento sancionador iniciado en 2017 se caducó al no resolverlo en el plazo de seis meses que tenía para ello, “pero esa acción no ha prescrito –señalan desde Stop Uranio–, por lo que debe abrir un nuevo expediente sancionador que multe a Berkeley Minera por realizar unas obras para las que se requiere licencia urbanística, según dictaminó el SEPRONA y la Comisión Territorial Medio Ambiente y Urbanismo de Salamanca”.