Domingo, 26 de mayo de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Campanarios de Azaba acoge un encuentro del Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico

Durante el encuentro en el que ejerció como anfitrión la Fundación Naturaleza y Hombre se han soltado perdices rojas en la Reserva

La Reserva Biológica Campanarios de Azaba ha acogido en los últimos días el encuentro anual del Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico, que engloba 27 espacios naturales entre fincas privadas, reservas biológicas y enclaves protegidos  de las áreas de Campanarios de Azaba (Salamanca), Monfragüe, Sierra de Gata (Cáceres) y Faia Brava (Portugal) que totalizan más de 20.000 hectáreas.

Según expresan desde la organización, este Club de Fincas es “clave para la preservación de los hábitats del Oeste Ibérico”, ya que lleva a cabo actuaciones de fomento de la biodiversidad como la plantación de encinas, la creación de charcas, la instalación de nidos de rapaces, o la mejora de las poblaciones de conejo, paloma torcaz o perdiz roja.

Precisamente, durante el encuentro en Campanarios de Azaba, organizado por la Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) se han soltado perdices rojas, básicas en la cadena trófica de la dehesa. Esta suelta vino precedida de un taller sobre este tipo de iniciativas a cargo de Jesús Antonio Jiménez, entregando ejemplares a la Sociedad de Cazadores de La Alamedilla y al Acotado de Nave de Haver.

En el encuentro también hubo varias charlas: de José Sánchez, de la Universidad de Salamanca, sobre las técnicas de micorrización; del veterinario Carlos Aldea, sobre el lince ibérico; y de Miryam Palomo, técnico de la FNYH, sobre el papel de los insectos en los ecosistemas (destacando que Campanarios de Azaba es la primera Reserva Entomológica de España). Por último, Juan José Gómez Aguado, de la Finca La Parrilla, recibió un premio por su implicación en la conservación de la biodiversidad.