Jueves, 22 de agosto de 2019

El Cuarteto Granados y la soprano Alicia Amo clausuran el ciclo  ‘La voz de los afectos’

Este espléndido programa regresó por última vez al Aula Salinas para acompañar al oyente en un paseo entre la música tonal y la atonalidad sonora

El Cuarteto Granados y la soprano Alicia Amo / Foto: Alberto Martín.

Cruzando fronteras’ es la propuesta musical que cierra con broche de oro el ciclo ‘La voz de los afectos’, organizado por el Servicio de Actividades Culturales de la Universidad de Salamanca y el Centro Nacional de Difusión Musical. Este espléndido programa regresa al Aula Salinas de las Escuelas Mayores para acompañar al oyente en un paseo entre la música tonal y la atonalidad sonora.

En esta propuesta, la soprano burgalesa Alicia Amo estuvo acompañada por el Cuarteto Granados, formado por David Mata y Marc Oliu al violín, Andoni Mercero a la viola y Aldo Mata al chelo.

La agrupación comenzó con la interpretación del Rondó para cuarteto de cuerda (1906) del compositor austriaco Anton Webern, obra en la que se puede apreciar la transición estilística desde la tonalidad extendida para dirigirse a un nuevo mundo sonoro atonal. A continuación, Amo y el conjunto de cuerdas interpretaron los ocho lieder y un fragmento de Felix Mendelssohn sobre textos de Heinrich Heine, arreglados para soprano y cuarteto de cuerda y unidos con seis intermezzi por el compositor alemán Aribert Reimmann (1996).

Finalmente, los intérpretes cerraron con el Cuarteto de cuerdas Nº2, una de las piezas más emblemáticas del catálogo del vienés Arnold Schoenberg y un auténtico punto de inflexión en su actividad compositiva. En esta obra, además de la exploración y cruces de frontera en muchos de los elementos primarios del discurso musical, llegando a ser “una elevación hasta la erupción” en la opinión de Theodor W. Adorno, también es una perfecta amalgama de música abstracta y lied en una identidad tan marcada como la del cuarteto de cuerda.