Viernes, 18 de enero de 2019

El Senado recibe quejas sobre los retrasos e incidencias de los trenes salmantinos

Se plantearon diversas cuestiones al Gobierno sobre las cuales tendrá que responder el ejecutivo de Pedro Sánchez

Las continuas incidencias y retrasos de servicios ferroviarios con origen o destino en la provincia de Salamanca han llegado al Senado, gracias a una iniciativa promovida por la Plataforma por el Ferrocarril del País Leonés, que ha planteado diversas cuestiones al respecto al Gobierno, a través del senador Carles Mulet, sobre las cuales tendrá que responder el ejecutivo de Pedro Sánchez.

En este sentido, la plataforma ferroviaria leonesa recuerda al Gobierno diversas incidencias acaecidas en los últimos meses, como la del pasado 25 de octubre, cuando más de 150 pasajeros procedentes de Salamanca estuvieron cerca de 3 horas retenidos en la estación de ferrocarril de Medina del Campo, debido a la avería que sufrió el tren Alvia que les transportaba. En este sentido, señalan que “en ningún momento se les dio detalles de la avería a los pasajeros, a quienes se les dijo simplemente que llegaría un tren procedente de Madrid a recogerlos que tardaría una hora en llegar, aunque fueron cerca de tres horas las transcurridas hasta ello”.

Con respecto a esto, la plataforma indica que el retardo “motivó que varios pasajeros salmantinos tuviesen que tomar un taxi para poder llegar a Madrid, dado que tenían previstos vuelos desde el aeropuerto que hubiesen perdido, con las molestias y gastos extra que les acarrea este hecho”.

En un sentido similar, la Plataforma por el Ferrocarril del País Leonés recuerda al Gobierno también otra incidencia del pasado 20 de julio, cuando a otro grupo de salmantinos les ocurrió un caso parecido, al averiarse en Collado-Villalba el tren que debía llevarles a Salamanca, “debiendo esperar cerca de media hora sin recibir explicación alguna por parte de Renfe, y haciéndoles subir posteriormente al tren Madrid-León y bajarse en Ávila para tomar allí un autobús a Salamanca”.

Otro caso de parecidas características que señala la plataforma ferroviaria se dio el 20 de junio, cuando el tren Valladolid-Salamanca “directamente se canceló por una avería, por lo que se obligó a los pasajeros a ir a Salamanca en autobús, aunque con un retraso considerable, dado que el tren debía salir a las 21:37, y el autobús salió a las 23:10, más de hora y media después”.

Así, la Plataforma por el Ferrocarril del País Leonés remarca que estos son “solo algunos ejemplos de incidencias acaecidas en ferrocarriles que dan servicio a Salamanca en el presente año”, indicando que “se ha podido atestiguar que entre el 1 enero y el 15 de mayo del presente año, el ferrocarril que une Salamanca y Madrid por Ávila ha sufrido 104 retrasos, sin haber estado en este periodo más de once días sin incidencias”.

Sobre este caso, señalan que “en el mes de abril, hubo retrasos en esta línea en 15 de los 30 días del mes”, lo que “traducido a porcentajes, se deduce que en dicha línea, que es empleada por 375.000 viajeros al año, el 6% de los viajes entre el 1 de enero y el 15 de mayo llegaron con retraso, una cifra muy superior a la media”.

Por otra parte, desde la plataforma indican que “son evidentes también los problemas existentes con los trenes TRD 594 que conectan Salamanca con Valladolid, que sufrieron a lo largo de 2017 más de una avería al mes, contabilizando un total de 17 averías el año pasado que hayan supuesto retrasos de más de quince minutos”, señalando que “en el conjunto de la Región Leonesa, este tipo de trenes son empleados en las conexiones Salamanca-Valladolid, León-Palencia-Valladolid o Puebla de Sanabria-Zamora-Valladolid”.

Por todo ello, desde la Plataforma por el Ferrocarril del País deducen que “tras estos retrasos, se encuentra la falta de interés por parte del Estado en la actualización y conservación de la flota de ferrocarriles que dan servicio a varias líneas de la Región Leonesa, así como de la propia línea Salamanca-Ávila-Madrid en su sector salmantino, y que se atestigua en el hecho de que sigue sin estar electrificada entre Salamanca y Ávila”.

Por todo ello, a instancias de la plataforma ferroviaria leonesa, el senador de Compromís, Carles Mulet, ha registrado las siguientes preguntas en el Senado:

1.- ¿Qué opinión le merecen al Gobierno los continuos retrasos y averías acaecidos en las líneas de ferrocarril que dan servicio a Salamanca?

2.- ¿Qué medidas tiene previstas el Gobierno para acabar con los continuos retrasos y averías acaecidos en las líneas de ferrocarril que dan servicio a Salamanca?

3.- ¿Por qué no se lleva a cabo la electrificación de la línea ferroviaria Salamanca-Ávila?

4.- ¿Qué solución va a adoptar el Gobierno para acabar con las numerosas incidencias de los trenes TRD 594?