Miércoles, 19 de diciembre de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Uno de los agentes recién incorporados a la Policía Local de Ciudad Rodrigo deja el Cuerpo

El PP cree que el Equipo de Gobierno tiene “falta de interés” en solucionar la situación de la Policía Local

Imagen de la toma de posesión de los nuevos agentes que tuvo lugar a principios de octubre

El Partido Popular emitió en la mañana del viernes una nota de prensa en torno a la situación de la Policía Local de Ciudad Rodrigo tras las últimas novedades producidas en el Cuerpo mirobrigense. Esas novedades pasan por la marcha de uno de los tres agentes recién incorporados a la institución, tras hacerse con una plaza en la Policía Local de una localidad leonesa.

Por otro lado, es probable que otro agente de la Policía Local –que lleva varios años en Ciudad Rodrigo- también se marche, al ganar otro proceso de selección en otra ciudad. Según señala el Partido Popular en su nota, estas bajas “dejan de nuevo con un tremendo déficit de efectivos a la Policía Local”. Concretamente, el Cuerpo quedaría con 13 agentes de 1ª actividad (y varios en 2ª), uno más que los que hubo en los últimos tiempos hasta que los tres nuevos agentes se incorporaron en los últimos meses.

Desde el punto de vista del PP, “todo esto nace en parte” de la decisión del Equipo de Gobierno de no convocar directamente las plazas vacantes en 2016, y esperar a que la Junta realizase el proceso. Para los populares, si lo hubiera hecho el Ayuntamiento, “se hubiera ganado en tiempo”.

Por otro lado, también consideran que en este 2018 “se ha cometido un gravísimo error” al no haber aprobado la Oferta Pública de Empleo (que incluye la convocatoria de dos plazas de Policía) hasta el 31 de octubre, pese a que la necesaria aprobación de los Presupuestos Generales del Estado tuvo lugar el 3 de julio. Los populares creen que esto es “un ejercicio de desidia y falta de interés político sobre el tema” por parte del jefe de personal, el alcalde Juan Tomás Muñoz y la delegada de la Policía Begoña Moro.

En su nota, el PP plantea que, si no se convoca de forma inmediata el proceso de oposición, no estaría concluido a finales de enero, cuando los ganadores tendrían que entrar en la Academia. Si no se llega en ese plazo, y los ganadores no pueden entrar en la misma más tarde, “no tomarían posesión de sus cargos hasta julio de 2020, dejando el servicio de la Policía Local en una situación altamente deficitaria, más de lo que lleva durante esta legislatura”, en la que ha habido “una falta de compromiso real por el alcalde y la delegada de Policía Local”.

Las bases del nuevo proceso

En torno a las bases que regirán el nuevo proceso de selección de agentes, fueron aprobadas en la jornada del jueves por unanimidad, aunque al PP le parece “inadmisible” que se mantenga como causa de exclusión médica el tener diabetes, psoriasis o asma.

Las bases están destinadas a la convocatoria en principio de dos plazas, pero dejan la puerta abierta a que se puedan incorporar todas aquellas que se produzcan mientras dure el proceso de oposición, incluida la ya confirmada y la otra que se puede producir, como señaló en la mañana del viernes el alcalde Juan Tomás Muñoz a Ciudad Rodrigo Al Día.

Asimismo, se espera poder añadir –de hecho el retraso en la publicación de la Oferta Pública de Empleo viene motivado por ello- 4-5 plazas más si se acaba aprobando el decreto a nivel nacional que permitiría a los agentes que ya han cumplido 60 años jubilarse anticipadamente (al parecer la mayoría de los agentes de la Policía Local mirobrigense en esa situación están interesados en acogerse a esta opción).

Por cierto, que el alcalde Juan Tomás Muñoz manifestó a Ciudad Rodrigo Al Día su malestar por el hecho de que exista la posibilidad de que agentes recién incorporados puedan marcharse a otro lugar “cuando nosotros les hemos pagado la formación”. Según indica, se pondrá en contacto con los procuradores en Cortes para que se estudie alguna fórmula legal que pueda evitar esto, como que por ejemplo los agentes deban estar un período de tiempo mínimo en el destino hasta poder cambiar a otro (hasta que se ‘amortice’ lo gastado por el Consistorio).