Jueves, 23 de mayo de 2019

‘La magia de Nereo’, el legado del fotógrafo que inmortalizó a Gabriel García Márquez

El Patio de la Salina acoge una selección fotográfica de Nereo López, contador de historias, viajero, cronista y retratista de la vida de Colombia
De izq. a dcha., Mercedes García, Victoria Pauwels, Javier Iglesias y Julián Barrera, en la presentación de "La magia de Nereo"

‘La magia de Nereo’ es el título de la exposición que, desde este lunes y hasta el 9 de diciembre en el Patio de la Salina, reúne una selección de imágenes de la colección de fotos del Fondo Nereo López de la Biblioteca Nacional de Colombia, fotógrafo que “documentó la Colombia de los años 50-60“, tal y como señaló el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, en la inauguración, acompañado de Victoria Pauwels, Embajadora Encargada y Ministra Plenipotenciaria; Julián Barrera, diputado de Cultura; y Mercedes García, directora del Instituto de Iberoamérica. Una interesante muestra del “valioso legado” del fotógrafo colombiano Nereo López, “de espíritu viajero” y un “extraordinario retratista de su tiempo” que con su cámara capturó momentos “cotidianos y extraordinarios”. Sin mayores pretensiones, logró inmortalizar la vida de un país en crecimiento.

Nereo López nació en Cartagena de Indias en 1920. Más que retratista, fue un contador de historias, un viajero, un explorador, un cronista que logró contar a las grandes ciudades la existencia de una Colombia de provincia.

La primera parte de la exposición está dedicada a las noches que pasó en Cueva, un bar de Barranquilla, al norte de Colombia. En este lugar habría de germianr el Grupo de Barranquilla, conformado por artistas, poetas y escritores, entre ellos el Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, el catalán Ramón Vinyer y el pintor Alejandro Obregón. Nereo López no sólo captó con su cámara el encanto de ese lugar, sino que consolidó su amistad García Márquez, a quien acompañó a recibir este galardón décadas más tarde.

La segunda parte de la exposición refleja su trabajo como reportero gráfico, un audaz viajero que pasó de las tierras cálidas del Caribe al frío de la sabana de Bogotá para conectar a través de las imágenes las regiones más apartadas de Colombia. Y, por último, la muestra se complementa con las imágenes que captó de la entrega del Premio Nobel de Literatura a García Márquez. ‘Gabo’ llevó en la comitiva a cantantes, bailarines, artistas y escritores. Nereo, más allá de registrar los actos oficiales, dejó para la historia las imágenes del Nobel bailando cumbia, de las comparsas del carnaval de Barranquilla y del conjunto vallenato que con sus notas llenó a Estocolmo de un ritmo que no conocía.

Nereo López ha sido uno de los grandes fotógrafos de Colombia del siglo XX. En 2015, a la edad de 95 años, falleció en Nueva York.

La exposición ‘La magia de Nereo’ forma parte de las actividaders culturales desarrolladas dentro de la tercera edición de la Cátedra Colombia en la Universidad de Salamanca.