Martes, 20 de noviembre de 2018

Crónica del II Festival Roll Out Garage

Si el año pasado, los que tuvimos la suerte de acudir al Roll Out Garage, sabíamos que si se repetía, sería para superarse, este año, lo ha hecho. El Roll Out es un festival que, en su segunda edición, se ha hecho más grande, así lo ha demostrado con un programa completísimo que tenía en los conciertos y la música su plato fuerte.

El viernes, con el beneplácito de Ana Soriano, la especial maestra de ceremonias, Gwen and The Shakers daban sus primeros acordes ante un público aún expectante, que iría ganando grados y temperatura a lo largo de la noche. Con facilidad y ritmo, desgranaron su set list, donde se descubrieron versiones de otros géneros llevadas magistralmente al rockabilly, como hicieron con “Creep” de Radiohead.

Tras ellos, un número de burlesque de las chicas de The Mon Cheries. A lo largo de la noche, las veríamos al menos otras dos veces. Sensuales, divertidas, atrevidas… Coco Demure, Roxi Devil y Rudy Ruby trajeron el sabor del cabaret a The Irish Theatre.

Con la sala expectante, los salmantinos Rockin’ Hellfire saltaron a escena. Estos Teddy Boys nos ofrecieron temas de su cosecha y diversas versiones que fueron coreadas por el público. Un show sin fisuras el de estos chicos, que dejó buen sabor de boca mientras consumía su tiempo, tras el cual dejaron paso a los sevillanos Hot Clover Club.

Elegantes, tanto en su estar como en su sonido, los de Híspalis calentaban la noche a base de buen gusto y saber estar en el escenario, su propuesta efectiva nos dejó pensando que podríamos haberles escuchado toda la noche. Tras ellos, un último número de Burlesque nos invitaba a pensar en el día siguiente, pero muchos eran los reacios a abandonar el local sin un poco de charla.

El segundo día de este festival llegó con muchos y muy variados platos fuertes. El sábado fue un festival de cultura 50’s que convirtió el local en algo distinto, digno de ver. Puestos de ropa, complementos, libros… solo incitaba a salir el rugir de los flamantes coches americanos que se dieron cita en la puerta del Irish Theatre, en el primer car show de coches americanos customizados, que hicieron las delicias de todo aquel que pasó por la Rúa Antigua.

Mientras todo esto pasaba, llegó el turno de los chicos de “La Vil Canalla” una banda con una trayectoria corta, pero con las cosas muy claras. Sencillos, macarras, rock and roll directo y sin ambages para una sesión vermut que despertó al respetable y nos dejó a todos con ganas de seguir la fiesta.

A las 17:00 Alex 45 llegó acompañado de Saúl y Kevin, con un repertorio repleto de rock and roll con muchas influencias y un aire blusero que manaba de la guitarra de un Kevin Cuñas acertado hasta el punto de hacernos olvidar el cansancio acumulado. Tras ellos, tiempo para reponer fuerzas antes del plato fuerte del día, y probablemente de todo este Roll Out Garage: The Boo Devils, que salían a escena a las 22:30 de la noche para poner toda la carne en el asador.

Fuego, eso es lo que desprenden estos chicos. Un sonido impresionante y en perfecta sincronía, desprendiendo magnetismo con cada acorde y cada melodía, entregándose al cien por cien para dejar un muy buen sabor de boca, algo a lo que ayudaron también las tres Mon Cheries, que fueron la guinda del pastel en la primera parte de la noche del sábado. Tras ellas, los asistentes se desplazaron hasta El Otro Lado Bar, donde Lulú Brown nos dio un cierre de fiesta inigualable, cargado de sonrisas y de buenas palabras, a las que nos unimos, porque el trabajo desarrollado tanto por Félix Rock and Rod, Raúl Kurto y el Club A-66 es para sentirse orgulloso.

Orgulloso de que en Salamanca, se produzcan estas cosas tan maravillosas, que nos permiten ver que si se quiere, se puede.

 

Imágenes cedidas por Photobitxo