Jueves, 18 de octubre de 2018
Ciudad Rodrigo al día

En marcha las obras de la Rúa del Sol y sus correspondientes cortes de tráfico

CIUDAD RODRIGO | Por la bóveda del Registro sólo podrán pasar vehículos de residentes en las calles Campofrío y Muralla

A primera hora de la mañana del miércoles dieron arranque las obras de sustitución de los colectores de agua potable y de saneamiento de la Rúa del Sol de Ciudad Rodrigo en el tramo comprendido entre la confluencia de la Rúa con las calles Muralla y Enrique Zarandieta y el Revellín de San Andrés.

Tal y como estaba previsto, las obras han comenzado en la citada confluencia de la Rúa con las calles Muralla y Enrique Zarandieta, dentro de una primera fase que abarca también la bóveda de la Puerta del Sol, que de este modo queda inutilizada para el tránsito tanto de conductores como de peatones (al menos durante las próximas tres semanas).

En lo que se refiere a los conductores, hay que explicar que pueden llegar a entrar en la Rúa del Sol desde la Plaza Mayor, pero deben abandonarla obligatoriamente por la calle Arco. Eso sí, debido a las estrecheces que se encontrarían posteriormente, tienen prohibido entrar en la Rúa del Sol los vehículos cuya masa máxima autorizada sea superior a 3,4 toneladas.

Por otro lado, los residentes tanto en Enrique Zarandieta como Campo del Pozo pueden llegar con sus vehículos hasta sus viviendas, aunque sea en dirección contraria al sentido habitual del tráfico (por ejemplo, los de Enrique Zarandieta pueden entrar en su calle desde el Campo del Pozo).

Mientras, la bóveda del Registro queda ‘reservada’, en lo que a conductores se refiere, a los residentes en las calles Campofrío y Muralla. Es decir, cualquier conductor puede llegar al Registro y aparcar en el mismo, pero solo los residentes en esas calles pueden cruzar la bóveda para así llegar a sus viviendas. De igual modo, para poder salir de murallas, estos residentes tienen derecho a recorrer la bóveda del Registro en dirección contraria, algo que está prohibido habitualmente.

Estas variaciones están señalizadas en varios carteles y vallas colocados en el entorno de la obra. Asimismo, también se han instalado señalizaciones dirigidas a peatones, como por ejemplo en la confluencia de la Rúa del Sol con la Avenida Conde de Foxá para advertir a los peatones que la bóveda de la Puerta del Sol está cortada (los peatones pueden llegar por ese lado hasta un par de metros de la misma y tomar el Paseo Fernando Arrabal hacia el Registro o hacia el Cuerpo de Guardia de San Pelayo).

Como primer paso de las obras, en la mañana del miércoles se estuvo retirando, de la mano de una excavadora y un camión, todo el pavimento del subtramo que llega hasta la entrada a la bóveda. Hay que recordar que, además de esa sustitución de los colectores, se va a proceder a renovar el pavimento de todo el tramo objeto de la intervención.