Domingo, 20 de enero de 2019
Ciudad Rodrigo al día

A vueltas con el mercadillo

Nosotros cambiamos el día de celebración de martes a sábado en el año 1986 respetando la ubicación tradicional, y después de duras negociaciones

Leo en la prensa local que en la Comisión municipal correspondiente continúa la polémica de la nueva ubicación del Mercadillo que por el grupo Ciudadanos pretende instalarse en las pistas de atletismo. El que esto escribe y en su condición de mirobrigense y de ex alcalde reitera, una vez más, su modesta opinión totalmente contraria a esta, para mí, disparatada idea.

Para no ser redundante me remito a lo que ya expuse en el sentido de que no se puede desvestir a un santo para vestir a otro. Ya que, además, nuestras pistas conseguidas con no poco esfuerzo y mayor ilusión quedarían definitivamente inutilizadas. No sé qué opinarán los servicios jurídicos de la Corporación pero tengo serias dudas que pueda dañarse y prácticamente destruirse un bien de propios, como son las pistas, incluidas como tales en el inventario municipal. ¿Tan sobrados estamos de bienes patrimoniales para tirar por la borda uno tan significativo?

No entro en cuestiones políticas ni de oportunidad pero imponer una decisión de este tipo sin informes técnicos y jurídicos es el colmo del dislate.

Nosotros cambiamos el día de celebración de martes a sábado en el año 1986 como se ve en el anuncio que adjunto, respetando la ubicación tradicional, y después de duras negociaciones con los vendedores a los que hubo que convencer y persuadir, también, para que cumplieran la Ordenanza que aprobamos, pagaran el canon correspondiente y demás requisitos de limpieza, orden de ubicación, autorización y licencia, lo que exigía no pocos esfuerzos de los servicios de intervención y policía municipal. 

Creo, humilde y modestamente como hijo de la ciudad que en ello deberían esforzarse los responsables municipales y no en lanzar ocurrencias e ideas peregrinas como las que se están proponiendo. Y claro, cuidar y revitalizar las pistas de atletismo como parte del patrimonio municipal, esto es del pueblo cuyos derechos e intereses deben prevalecer siempre.

Miguel Cid Cebrián

Alcalde 1983-1991