Martes, 17 de septiembre de 2019

Enrique Tomás: “El mayor fraude del ibérico se produce en la hostelería”

El empresario barcelonés lamenta en Salamaq que el consumidor “no tiene idea de lo que compra, nunca ha estado tan perdido como ahora” 
El empresario Enrique Tomás participa en la jornada profesional de Salamaq. Fotos: Alberto Martín

De sus inicios con un pequeño negocio en la localidad barcelonesa de Badalona hace 40 años, a contar con más de un centenar de establecimientos , dentro y fuera de España, dedicados principalmente a la venta de jamones en todos los formatos y presentaciones. Es la historia resumida del empresario Enrique Tomás, fundador y presidente del grupo del mismo nombre que factura más de 50 millones de euros. Y este empresario ha sido hoy el gran protagonista de la jornada ‘Excelencia y calidad. Valores de los productos del cerdo ibérico para conquistar el mercado’ celebrada en Salamaq.

Enrique Tomás, emocionado y contento de volver a Salamanca, la que considera su “segunda casa”, se ha mostrado optimista con la situación actual del sector, afirmando que, en su caso, se encuentra “en un buen momento con un crecimiento sostenido” y abriendo nuevos puntos de venta, como el reciente de la T1 en Barajas.

Sin embargo, reconoce que “algo no se ha hecho bien” en el sector del ibérico por lo que rectificar “es de sabios”. Además de todas las consecuencias que para los profesionales -ganaderos, industriales y empresarios- supuso la burbuja del ibérico, Enrique Tomás se centra en la situación normativa, lamentando que, en no pocas ocasiones, “el exceso de información provoca desinformación y los consumidores están más perdidos que nunca”.

Como comercializador de productos ibéricos, considera que los consumidores “nunca han estado tan perdidos como ahora” asegurando tajante que “no tienen ni idea de lo que compran”, con una sensación total de desconocimiento del producto.  Y sigue existiendo fraude “desgraciadamente”, pagando por bellota 100% lo que no es. Para este destacado empresario del sector del ibérico, el fraude claro se da principalmente en la hostelería, “todavía no he visto en ninguna carta el porcentaje de ibérico”, algo que a los empresarios “exigen y cumplimos”.

¿Por dónde pasa la solución y la clarificación del sector? Para Enrique Tomás, por empezar a ser consecuentes y poner en marcha normas que se puedan cumplir. “Normas pocas, y todas cumplidas”.

Enrique Tomás ha participado en una jornada, moderada por la periodista Verónica G. Arroyo, que ha contado con la participación del empresario guijuelense Bernardo Hernández; Miguel Ángel Higuera, director de Anprogapor y Elena Diéguez, secretaria técnica de Aeceriber.

Fotos: Alberto Martín

 

 

  • El empresario Bernardo Hernández