Jueves, 13 de diciembre de 2018
Ciudad Rodrigo al día

El Divierteatro continúa con su viaje por la historia de la mujer en el Teatro

CIUDAD RODRIGO | La Plazuela del Buen Alcalde acogió en el marco del Divierteatro un pase del espectáculo rOdandO de Espuma Bruma

El programa de animación infantil de la Feria, el Divierteatro, vivió en la jornada del viernes su tercera sesión, que de nuevo volvió a congregar a cientos de niños en las Plazuelas del Buen Alcalde y del Conde para disfrutar de una entretenidísima mañana.

Como novedad respecto a las dos primeras jornadas del programa, el Divierteatro acogió un pase de rOdandO, el espectáculo de la argentina Celeste Zalloechevarría a través de su compañía Espuma Bruma que también se podrá ver a última hora de la tarde del viernes en el Parque de La Florida. Como se puede ver en las imágenes, se trata de un espectáculo de carácter circense donde la protagonista estuvo caminando por la cuerda floja además de interactuar con los niños asistentes.

Ese montaje se representó a última hora de la mañana en una esquina de la Plazuela, en las inmediaciones tanto del taller de radio que está dirigiendo Rebeca Jerez -donde se siguen haciendo entrevistas a féminas protagonistas de la Feria-, como de la zona de paneles de la exposición La Mujer en el Teatro, creada por el Espacio i con motivo del pasado Día Internacional de la Mujer para visibilizar a las mujeres en la historia teatral, donde habitualmente han quedado relegadas a un 2º plano.

 

Los 13 paneles de los que se compone en total la exposición cuentan con textos de la filóloga Alba Montero y dibujos de la ilustradora Leticia Delgado. A partir de cada panel, se ha creado un pequeño juego/actividad que los niños van recorriendo en el Divierteatro de forma ordenada.

Dentro de esos juegos, los más demandados son el de maquillaje donde los niños tienen la oportunidad de pintarse unos a otros (en la zona de talleres de animación teatral está el habitual taller donde la labor de maquillaje corre a cargo de monitoras), y el de vestuario, donde pueden ponerse ropa que hay en un cajón (además el Divierteatro cuenta con otro taller colectivo de vestuario).

Entre los juegos creados a partir de los paneles hay un rompecabezas, un juego del ahorcado, una sopa de letras, una asociación de conceptos u otro para identificar objetos. Cada uno de esos puntos está atendido por uno de los jóvenes que integran el equipo de apoyo: jóvenes de 16 y 17 años que aspiran a ser monitores en el futuro.

Por su parte, varios monitores –que ya tienen 18 años- son los encargados de echar una mano a las cinco profesionales de las artes escénicas de Castilla y León que están ofreciendo varios talleres colectivos como ya hemos comentado en días anteriores.

Se trata de Estrella R., que dirige sendos talleres de Artes del movimiento y de manipulación de títeres; Adriana Herrador, al frente de un taller de canto; Esther Pérez Arribas (de la compañía Pie Izquierdo), que dirige un taller de teatro en verso; Marta Hingelmo, responsable del taller de lucha escénica; y Raquel Urquía, que está proponiendo un taller de Micropayasadas. También se ocupan monitores de los talleres de escenografías y vestuario que hay dentro de los talleres colectivos.

Mientras, en los talleres de animación teatral, se entremezclan en las distintas mesas los jóvenes que son monitores con aquellos que forman parte del equipo de apoyo. En la mañana del viernes, los niños continuaron aumentando su colección de objetos hechos en esos talleres, con nuevos títeres de calcetín, de pinza o de bailarina, cajas decoradas, colgantes o móviles.

Como el resto de días, el Divierteatro contó en su sesión del viernes con Los cuentos de Dionisio a cargo de Denis Rafter, y el Teatro sobre Ruedas de Microteatro. De igual modo, no faltó el juego de ¿Quién es quién? (en otro emplazamiento), y la oportunidad de tomar parte en la intervención que se está haciendo en las siluetas colocadas en el contorno del vaso de la fuente de la Plazuela para poner en valor a actuales profesionales de las Artes Escénicas en la región. Por su parte, la Plazuela del Conde acogió la tercera sesión del Palabreando (espacio para niños de 3 a 6 años), que de nuevo estuvo muy animado.