Martes, 20 de noviembre de 2018
Las Arribes al día

Venancio Pascua presenta en Mieza su nuevo libro ‘Espigando memorias’

La nueva obra del escritor miezuco surge a partir de las memorias del que fuera párroco de Mieza, Pablo Vazquez, entre 1928 y 1934 
Venancio Pascua en el acto de la presentación de su nuevo libro en el salón de actos del Ayuntamiento de Mieza

Ayer sábado, 18 de agosto, Venancio Pascua Vicente presentó en el salón del Ayuntamiento de Mieza su nuevo libro Espigando memorias, obra que surge a partir de la investigación sobre los orígenes del himno de su localidad natal.

De este modo, el autor descubre las memorias de la vida rica y sorprendente de un cura rural, Pablo Vázquez, natural de Cerralbo, doctor en Derecho Canónico y párroco de Mieza desde 1928 a 1934, testigo de los años difíciles de la República entre 1930 y 1936. Y siguiendo los pasos de don Pablo por el campo de Mieza, con un grupo de peripatéticos ‘uterumbas’, Venancio Pascua espiga recuerdos diseminados por los rastrojos de los años 1930 y 1940 que ofrece a su pueblo en esta nueva obra.

Espigando memorias es un libro que como dice en el prólogo monseñor Raúl Berzosa, obispo de ciudad Rodrigo, ‘Memoria y pasión contra el olvido’: “En pocas páginas se conjugan el verso y la prosa, los gráficos y la música, la biografía y los paisajes… Se interrelacionan el alfa y el omega: es decir, principio de una existencia, la de D. Pablo –y de su identidad más acrisolada- junto al, hasta el momento, final de otras sugerentes y atrevidas historias de Mieza tan amada por el autor”. Y sobre el autor dice: “Estas páginas no han nacido sólo de ti, ni concluirán en ti; forman parte de una persona, D. Pablo, y de todo un pueblo, Mieza”.

Mieza se enriquece con el libro que le da identidad personalizada desde aquella vida dura y correosa, baila la vibrante jota de Mieza con canciones que recuerdan el vivir de aquellos abuelos que se va difuminando en los recuerdos, hoy espigados en ese libro. Todo desde La Code, a orillas del Duero, que ya no canta amordazado por los embalses, en Espigando memorias.

Himno de Mieza

Todo es grandioso desde La Code
mirando a España y a Portugal.
Es la belleza que canta el Duero
desde el Valcoiso a La Ropinal