Lunes, 16 de diciembre de 2019

El PSD portugués apoya la vía férrea del Duero para unir Oporto con Salamanca

PORTUGAL| Diputados del Partido Social Demócrata presentarán ante la Asamblea de la República un proyecto que incluye a La Fregeneda y Salamanca

Puente Ferroviario Internacional sobre el río Águeda, Barca d´Alva/Foto: Raquel Martín-Garay

Un día después de que el diputado del Partido Popular José Antonio Bermúdez en su visita a Béjar realizase unas declaraciones apoyando la alta velocidad, que según Bermúdez llegaría a Salamanca a través del Corredor Atlántico, uniendo la capital charra con el puerto de Leixões, se ha sabido que el PSD portugués, -homólogo al PP español-, está luchando en Portugal por la reactivación de la Línea del Duero como enlace más eficiente entre ambos y que no contempla la alta velocidad.

Diputados del Partido Social Demócrata portugués (PSD) anunciaban el martes en Lisboa una serie de acciones tendentes a que el Gobierno luso encare definitivamente el conflicto de intereses entre las dos principales opciones ferroviarias para llegar al interior peninsular: la Línea de la Beira Alta o la Línea del Duero.

En este sentido, parlamentarios del PSD por los distritos de Guarda, Bragança, Viseu, Vila Real y Porto han manifestado su apoyo a las teorías que promueven unir el puerto de Leixões (Oporto) y Salamanca a través de la actual Línea del Duero, reabriendo el tramo Pocinho-Barca d´Alva-La Fregeneda. Para corroborarlo, van a registrar en los próximos días un proyecto de resolución sobre la vía férrea del Duero en la Asamblea de la República.

El Partido Social Demócrata de Portugal (PSD), afín ideológicamente al Partido Popular español, pretende que el gobierno portugués analice y valore los estudios realizados sobre viabilidad y modernización de la Línea del Duero. Considera que estos estudios no han sido suficientemente considerados por parte del gobierno central.

“Esta recomendación pretende, esencialmente, garantizar que el Gobierno no continúe ignorando todos los estudios realizados y acepte analizar con franqueza esta opción”, afirmó el martes a la agencia de noticias ‘Lusa’, el diputado del PSD Luís Leite Ramos, elegido por el distrito de Vila Real.

El parlamentario considera que la modernización de esta vía y su unión con España “han sido minusvaloradas por el Gobierno“.

El PSD quiere que el Gobierno portugués promueva “con rigor e independencia” la “profundización en los estudios ya realizados sobre la viabilidad de la rehabilitación y reactivación de la Línea del Duero”, defendiendo, además, la inscripción del proyecto de recuperación y reactivación de esta línea “en la lista de prioridades” de la Estrategia Portugal 2030.

Infraestructuras de Portugal (IP) realizó en 2016 un estudio sobre la viabilidad de la recuperación de la Línea del Duero y su potencial como motor de desarrollo, del cual, la sección de Portugal de Salamanca al Día se hizo eco a finales de 2017. Dicho estudio, para Leite Ramos demuestra que “esta vía es el itinerario ferroviario lógico de integración funcional del área metropolitana de Oporto y de toda la región norte, con la Península Ibérica y con Europa”.

El diputado Luís Leite Ramos considera, además, que este documento “desmitifica la tesis absurda de una supuesta inadecuación técnica de la Línea del Duero en lo relativo a la circulación de pesadas composiciones de mercancías”. Por el contrario, Leite Ramos concede a esta vía un “papel catalizador del desarrollo regional y, en particular, del turismo, dado que une varios lugares clasificados como Patrimonio Mundial”.

El Partido Social Demócrata portugués destaca que, según el estudio de IP, en el más costoso de los escenarios posibles, el presupuesto para la adecuación de la Línea del Duero sería de 473 millones de euros, inferior a las otras alternativas que presenta el informe (frente a la línea de la Beira Alta, principalmente).

Según el PSD, el potencial de desarrollo de la vía del Duero ha sido, además, reconocido en un informe de la Comisión Europea, recientemente publicado.

Este estudio de la Comisión Europea identifica 365 enlaces ferroviarios transfronterizos de la Unión Europea, seleccionando los 48 proyectos más prometedores por su potencial de reactivación, ente los que se encuentra la Línea del Duero entre Pocinho-Barca d´Alva-La Fregeneda-Salamanca, estimándose por parte de la Comisión el coste de su reactivación en 578 millones de euros.

“Lo que pretendemos es que, de una vez por todas, se puedan aclarar las dudas sobre el potencial, la oportunidad, el valor económico, el interés regional y nacional de la Línea del Duero”, subrayó Luís Leite Ramos.

Para que se tenga en cuenta su postura, basada en estos informes de Infraestructuras de Portugal y de la Comisión Europea, los diputados del PSD están llevando a cabo varias reuniones con organismos y entidades vinculadas a la región del Duero, como la Comisión de Coordinación y Desarrollo Regional del Norte (CCDR-N), las comunidades intermunicipales del Duero, Tras-os-Montes, Tâmega y Sousa, así como  entidades del Área Metropolitana de Oporto o la Asociación Empresarial de Portugal.

La discusión sobre si la unión con España sería mejor a través de la Línea de la Beira Alta (Oporto-Vilar Formoso-Salamanca) o de la Línea del Duero (Oporto-Pocinho-Barca d´Alva-La Fregeneda- Salamanca) viene manteniéndose en Portugal desde que se concretaran los puntos fronterizos que ha de unir el Corredor Atlántico, siendo objeto de múltiples luchas de poder, sobre todo de las principales organizaciones empresariales, pero también de las corporaciones municipales e intermunicipales de los territorios afectados.

En lo relativo a Salamanca, el estudio de IP mantiene que la opción que más le favorecería, tanto desde el punto de vista turístico como logístico, sería la Línea del Duero.

Infraestructuras de Portugal (IP) no contempla, por el momento, la alta velocidad en ninguna de las hipótesis para el enlace con España, sino que apuesta por trenes de velocidades medias.

Continúa, pues, el ‘culebrón ferroviario’ alrededor del Corredor Atlántico del sur de Europa, en el que Castilla y León y Salamanca, en particular, de momento no se han posicionado.

Las elecciones que se hagan en Portugal en esta materia, no son, en absoluto, indiferentes para el futuro de la provincia salmantina.