Martes, 14 de agosto de 2018
Ciudad Rodrigo al día

El Bolsín felicita a su pregonera en 2011, Carmen Calvo, por su nombramiento como vicepresidenta

CIUDAD RODRIGO | Carmen Calvo, que ha respondido a la felicitación, manifestó que “ya hay que tener arte para tener una plaza taurina sin ser redonda”

El Bolsín Taurino Mirobrigense dio a conocer en la mañana del sábado la felicitación que ha enviado a la que fuera su Pregonera en el preCarnaval 2011, Carmen Calvo, por su nombramiento durante esta semana como vicepresidenta del Gobierno y Ministra de Igualdad del nuevo Ejecutivo conformado por Pedro Sánchez. Esa misiva, que ya ha tenido respuesta por parte de Carmen Calvo, está firmada por el patriarca bolsinista, Miguel Cid y reza así:

> Querida Carmen:

Por acuerdo unánime del Bolsín Taurino Mirobrigense del que fuiste brillante Pregonera el año 2011, quiero enviarte en nombre de dicha entidad de la que soy Patriarca nuestra más cordial y emotiva felicitación por tu nombramiento como vicepresidenta del Gobierno y Ministra de Igualdad, lo que además de satisfacción nos produce legítimo orgullo.

A pesar del tiempo transcurrido, aún resuenan en nuestros oídos tus palabras en pro de la Tauromaquia y sus valores que tú siempre has defendido y difundido.

Estamos seguros que desde tu nueva e importante responsabilidad lo vas a seguir haciendo de forma inequívoca para lo que siempre contarás con nuestro apoyo y el de todos los aficionados.

Recibe con nuestros mejores deseos así como agradecimiento y sincero reconocimiento un cordial y afectuoso saludo. Miguel Cid Cebrián. Patriarca del Bolsín Taurino Mirobrigense.

Según ha dado a conocer el propio Bolsín Taurino, la contestación recibida de Carmen Calvo ha sido la siguiente:

Gracias, Miguel, con mis buenos recuerdos de ese día 

Un gran abrazo.

Así fue su pregón en 2011

En aquella intervención en el año 2011 en el Teatro Nuevo Fernando Arrabal (que estuvo lleno a rebosar), la por aquel entonces exministra de Cultura tuvo palabras de elogio para Ciudad Rodrigo (“sé que este teatro y la ciudad es una plaza de primera”) y valoró la originalidad de la plaza: “ya hay que tener arte para tener una plaza taurina sin ser redonda”.

Carmen Calvo abrió su pregón recordando cómo se introdujo en el mundo de los toros, acompañando a su padre a la plaza de Córdoba, “el califato independiente de Manolete”, según su definición. La parte principal del pregón estuvo dedicada a lo que ocurre en la plaza, “cuando llega el momento de la creatividad del ser humano que está allí”, considerando al torero como “el astro de la circunstancia creativa de la tauromaquia”, un arte “que no acabará porque esa idea trascendente siempre va a estar presente en alguien”.

Para Calvo, el que una persona acepte el reto de poder morir delante de un toro es cultura, porque “la cultura es trágica”. Además valoró el papel del espectador: “se torea con el alma, por lo que no sólo torea el torero, sino todos los que están viendo”.