Miércoles, 15 de agosto de 2018
Las Arribes al día

Cofradía Sacramental, eslabón que une la historia del Corpus

Eslabón que une la historia del Corpus, desde su fundación, en 1854, ha marcado unas celebraciones que han ido adaptándose a los tiempos. Presidida por Fernando Nieto, cuenta en la actualidad con 50 cofrades

Presidida por Fernando Nieto, uno de sus 50 miembros, la Cofradía Sacramental Villa de Vitigudino fue fundada en el año 1854. Desde su constitución los cambios más perceptibles en su funcionamiento han consistido en la introducción de la mujer como cofrade de plenos derechos y obligaciones, cuestión la primera que nunca se dio hasta 1991.

En esta celebración 2018 del Corpus, la falta de nuevos ingresos en la Hermandad ha motivado  que su presidente sea por tercera vez mayordomo, designación que comparte por segunda ocasión con su hermano Manuel. Fernando y Manuel Nieto González, nos desgranan qué es el Corpus para los integrantes de la Cofradía Sacramental Villa de Vitigudino. 

¿Se siente lo mismo la primera vez que el resto?

F.: Si, y todos los días. Seguimos con el tema de las minervas y yo procuro no fallar a ninguna. Esté donde esté siempre me traslado a Vitigudino para celebrar la minerva.

¿Por qué no se renueva?

F.: Yo creo que es tema de implicación, pues incluso cuando acudes a las celebraciones eucarísticas los domingos, ves la iglesias muy tristes, muy poca gente, se ve muy poca juventud, eso hace que sea un poco más complicado. Nosotros estamos luchando porque eso cambie. Por primera vez en muchos años, tenemos mayordomos nuevos, para el año que viene y para el siguiente.

¿Es complicado ser mayordomo? ¿Tiene obligaciones excesivas o no es tanto como algunos suponen?

M.: No tiene nada que ver con lo de antes. Entre unos cofrades y otros se ayuda. El trabajo es mínimo, hay una pequeña responsabilidad, pero el resto lo hacen todos los compañeros de la cofradía.

¿Qué obligaciones tiene un mayordomo?

M.: Son mínimas, responsabilidades alguna, pero son mínimas. Cuenta mucho la parte de la mujer porque ayuda en la organización, por mi trabajo (panadero), es la que se encarga de hacer mi papel. Me lo hace muchas veces y  a mí me soluciona el problema.

¿De aquí al día del Santísimo, que tienen que hacer?

M.: Como primer papel, estamos preparando para ir a buscar el tomillo el domingo, víspera de semana de Corpus.  Yo soy el encargado de hacer los bizcochos del convite.

¿Y la decoración de la iglesia?

F.: Si. Todos los terceros domingos de mes, para la minerva, los mayordomos somos los encargados de adecentar el altar, poner las flores...

M.: Mayordomos y diputados.

¿Quiénes son diputados?

F.: Los diputados los nombran los mayordomos, dos por mayordomo, no es obligatorio que sean cofrades, puede ser gente de fuera que no esté en la Cofradía. Ellos son ayudantes, incluso en las minervas cuando se va a hacer la procesión del palio.

M.: Son los que trasladan el palio al centro, hacia el altar para que los cofrades lo cojan.

F.: Los que portan el palio si los nombran los mayordomos, siempre son obligatorios los dos mayordomos salientes, y los seis cofrades eligen tres cada mayordomo.

¿En el gran día, que tienen que hacer?

F.: Empezamos el miércoles con las Vísperas donde acudimos a la iglesia a rezar las Vísperas y después tenemos un pequeño convite…, lo que es tradicional, la limonada, las dos obleas, los dos bizcochos y unos chochos. Los mayordomos invitan a quien quieren salvo en estas veces que son obligados por repetición, entonces como los gastos los paga la cofradía, se invita solamente a mayordomos y familiares más cercanos y gente más cercana.

Al día siguiente, igual, se va a recoger  los mayordomos y venimos a la iglesia, se celebra la eucaristía y acto seguido tendremos la procesión por las calles y altares. Después de la procesión, comida de hermandad con la cofradía y ahí damos por terminado lo que es el Jueves de Corpus. El viernes por la mañana tenemos la misa por los cofrades difuntos. Y el domingo volvemos a celebrar el Corpus en comunión con la Iglesia, lo que pasa es que la procesión solamente es interna, dentro de la iglesia, como si fuera una minerva dominical.

La entrega de varas, será el domingo anterior al día de Santiago y habrá mayordomos nuevos.

¿Qué le dirían para animar a los que dudan para entrar en la Cofradía?

F.: La gente tiene el concepto como que es una cosa muy esclava, con mucho trabajo, no es trabajo ni es costoso ninguno, incluso la cofradía si tiene que ayudar en gastos, ayuda en gastos en partes proporcionales. El importe mensual el año pasado eran 20 euros por persona, eso lo destinamos al arreglo de los altares, flores... Ahora bien, si uno es voluntario y por su parte quiere hacer más costes, eso ya cada uno es muy independiente y libre de tomar esa decisión.

Queremos dar las gracias en particular, Manolo y yo, a nuestras mujeres a María Socorro y a Rosario, y a los diputados que constantemente han estado con nosotros durante todo el año y no nos han faltado ni un día, y dos diputadas. También hemos pretendido el año pasado cuando nombramos a gente al palio, fue que hubiera paridad entre mujeres y hombres para llevar el palio.

Animar a la gente, que es bonito y que merece la pena. Nosotros, como mayordomos, estamos implicados durante todo el año con el tema de las minervas, al menos un domingo al mes, pero esto no es excusa, es una hora al mes.

Las puertas de la cofradía están abiertas para todo el mundo y que todo el mundo sería bienvenido y que contaría con la ayuda de todos los integrantes. Y que la gente celebre con nosotros ‘el Corpus’, que no ‘los Corpus’.

Buena matización.