Martes, 14 de agosto de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Contenedores de ‘quita y pon’ sustituirán a la mayoría de semisoterrados del centro histórico

CIUDAD RODRIGO | En lugares de poco impacto visual, se colocarán contenedores fijos en lugar de los semisoterrados

La Mancomunidad Riberas del Águeda, Yeltes y Agadón celebró en la tarde del jueves en el salón de plenos del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo una Asamblea de Concejales cuyo orden del día se desarrolló a toda velocidad, ya que justo antes había habido una Comisión Informativa donde todo quedó hablado y acordado por unanimidad.

Dentro de esos puntos, lo más destacado fue que se aprobó de forma inicial una ampliación de los Estatutos de la Mancomunidad para que también esté entre sus objetivos la asistencia urbanística. El objetivo de esta medida es que la Mancomunidad pueda acogerse a las subvenciones de la Diputación para el pago de arquitectos. Aquellos gastos que no se lleguen a cubrir con la subvención de la Diputación serán pagados por los Ayuntamientos de la Mancomunidad de forma prorrateada en función de los informes que solicite cada municipio.

En la Asamblea también se aprobó que la Mancomunidad se sume a la Administración Electrónica y la cesión del Parque de Bomberos de la calle Voladero a la Diputación.

Mientras, en el capítulo de ruegos y preguntas, Manuel Choya preguntó al presidente de la Mancomunidad si ya se ha pensado en la introducción de un ‘5º contenedor’ para la separación en origen de residuos orgánicos, como parece que será obligatorio en el futuro. El presidente de la Mancomunidad, Bienvenido Garduño, indicó que todavía no se ha dado ningún paso en ese sentido, pero se mostró partidario de ello, sea o no obligatorio, para la mejora del reciclaje.

Como cierre de la Asamblea, se estuvo hablando de los contenedores semisoterrados del recinto amurallado de Ciudad Rodrigo, que deben eliminarse debido a los problemas que generan (de suciedad y de riesgos laborales), existiendo además un informe de Patrimonio que marca su retirada.

Según explicó Bienvenido Garduño, el pasado martes hubo una reunión a la que asistieron el alcalde de Ciudad Rodrigo, Juan Tomás Muñoz, el representante de Urbaser, Fermín Mangas, y él mismo, en la que se determinó que el recinto amurallado pasará a contar con contenedores de ‘quita y pon’, es decir, que se colocarán cuando empiece el horario de poder arrojar la basura y se retirarán a primera hora de la mañana.

Bienvenido Garduño indicó que la empresa Urbaser va a hacer un estudio económico sobre cuánto costaría definitivamente este modelo de ‘quita y pon’, que al parecer será más que la estimación inicialmente realizada de unos 11.000€ al año a mayores del contrato actual. Además, se hará otro estudio por otro lado, y “decidiremos”, en palabras de Bienvenido Garduño. Según señaló el secretario de la Mancomunidad, Carlos Hernández, habrá que mirar también como se ajusta este modelo de quita y pon -con el incremento económico correspondiente- al actual contrato de la Mancomunidad con Urbaser.

En todo caso, lo que se expuso en la Asamblea es que, aunque todos los contenedores semisoterrados serán suprimidos, no todos serán sustituidos por contenedores de ‘quita y pon’, sino que en algunos lugares de poco impacto visual del recinto amurallado habrá contenedores permanentes. En qué lugares habrá de un tipo y en cuáles de otro lo decidirá en su momento el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo.