Lunes, 20 de agosto de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Siete personas participan en un proyecto de agricultura ecológica de Cáritas en Torroba

CIUDAD RODRIGO | Hasta el patio de Torroba se ha trasladado el antiguo invernadero que estaba en el Centro de Extensión Agraria

Cáritas Diocesana de Ciudad Rodrigo presentó en la mañana del jueves de forma oficial un proyecto agrícola en el que viene trabajando desde el año pasado, y que ahora ya está a pleno rendimiento. Este proyecto se denomina Sembrando inclusión desde la educación ambiental, y como reza su nombre, busca la inclusión social de sus participantes mientras se apuesta por las buenas prácticas en materia de agricultura ecológica.

El proyecto de Cáritas tiene como escenario principal el recinto de Torroba perteneciente a las Hermanas Teresianas. En la parte trasera del mismo (que da a la calle Caridad), los participantes en el proyecto han creado un gran huerto, que empezaron a cultivar el año pasado, plantando tomates, judías, ajos, cebollas, coliflores, lombardas o pimientos. De momento, la estrella de este huerto son los tomates, con varias variedades.

Además, a este terreno de Torroba se ha trasladado el invernadero que estaba en el Centro de Extensión Agraria de la calle Clemente Velasco, cuyos responsables lo han cedido a Cáritas ya que ellos no le iban a dar ningún uso.

En principio, el proyecto lo iniciaron 5 personas desempleadas, de las cuales 3 de ellas se marcharon al encontrar un trabajo, entrando otras en su lugar. A ellas se unieron otras dos personas más en los meses de diciembre y marzo, de tal modo que ahora hay 7 alumnos participando trabajando en el huerto y en el invernadero, además de recibir formación teórica, todo ello con el objetivo de favorecer “el autoconsumo, la formación y la incorporación al mercado laboral”.

El proyecto está bajo la supervisión de Belén Martín, quién en el acto de la mañana del jueves fue la encargada de ir desgranando el desarrollo de los trabajos. El acto contó con la presencia, entre otros, de los responsables de Cáritas Diocesana, de representantes de las Hermanas Teresianas, el Obispo Raúl Berzosa y varios miembros de la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, que aporta 20.000€ al proyecto (también colaboran Cáritas Española y Reale).

Según indicó el concejal de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Domingo Benito, además de los trabajos en las dependencias de Torroba, el proyecto Sembrando inclusión desde la Educación Ambiental también incluye la recuperación de una serie de huertos municipales, y los dos huertos escolares de los colegios El Puente y Miróbriga, así como talleres de buenas prácticas en los huertos de Cáritas y el Ayuntamiento.

Asimismo, el proyecto tiene como apéndice la iniciativa Tejiendo redes, que pretende poner en contacto a gente mayor que tiene terrenos y no los cultiva (principalmente por ser mayores), con gente joven que quiere introducirse en el mundo de la agricultura. Como señaló Belén Martín, “hay gente que nos negamos a irnos de aquí y nos gusta la tierra y trabajarla”, considerando que “hay que favorecer a esa gente”.

En palabras de la directora de Cáritas, Maribel Yugueros, el campo “no ha sido muy valorado en los últimos tiempos”, apostándose por otras ocupaciones, y “dejándolo de lado”. Ahora, poco a poco están surgiendo movimientos “que se están empezando a preocupar por la tierra, volviendo a lo que antes era normal”.

Ver más imágenes: